Comienzan a cambiar el 'look' de fachadas del centro de Cali

Abril 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Comienzan a cambiar el 'look' de  fachadas del centro de Cali

En el Edificio Zaccour, construido hace 60 años, se realizaron los trabajos para enlucir su fachada desde mediados del año pasado. Tiene 420 oficinas. Todos aportaron dinero.

Intervenciones se hicieron en 23 predios. Hay 1359 procesos abiertos por no hacerles mantenimiento.

Fueron 30 años los que tuvo que esperar el Edificio Zaccour, que se erige en la Carrera 3 con Calle 11,  para que su fachada fuera renovada. 

El inmueble, que ocupa 23.000 metros cuadrados en el corazón del centro de Cali,  hoy parece renovado gracias a la mano de pintura que recibió por un  esfuerzo económico de los más de 600 propietarios y arrendatarios de las oficinas que lo componen.

Se unieron no solo para cambiarle el ‘look’ a la edificación, que fue declarada de interés público, también porque la Subdirección de Ordenamiento requirió arreglar la fachada para evitarse una millonaria multa por no cumplir con las normas urbanísticas.

“Se recogieron dos cuotas extraordinarias para los trabajos que, además, de pintura, incluyó pulir la piedra rosa y el mármol, materiales que  conforman la fachada. Seis meses tardó la intervención”, explicó Alberto Narváez, administrador del edificio.

Según Ordenamiento Urbanístico, como el Zaccour, ya son por lo menos 23 edificaciones, viviendas y locales comerciales los que se acogieron al llamado de atención del Municipio para que adecuaran sus fachadas ruinosas.  Sin embargo, todavía hay abiertos 1359 procesos administrativos contra igual número de predios que aún  no se acogen a la norma.

Explica María Virginia Borrero, subdirectora de Ordenamiento Urbanístico, que son los propietarios los responsables de el buen estado de las fachadas de sus propiedades. También el enlucimiento de las culatas (parte trasera de los edificios).

De acuerdo con la norma, no cumplir con esta obligación puede acarrear multas entre los 5 y 25 salarios mínimos mensuales legales vigentes (desde $3.221.750 hasta $16.108.750).

“Pero antes de entrar a sancionar, lo que queremos es que la gente haga la adecuación. Para evitarse las sanciones, la mejor salida es que, en el caso de edificios y unidades residenciales, se tengan previstas cuotas extraordinarias de administración para que se garantice su arreglo”, dijo la funcionaria.

 Luz Dary Tovar, administradora de uno de los locales que ya enlucieron su fachada sobre la Carrera 8 con Calle 11, asegura que “aunque nos llamaron la atención, sí procuramos cada dos años hacerle mantenimiento a la fachada. Hacerlo contribuye a cambiarle la cara al sector, la gente ve un aspecto más agradable y, de alguna manera, despierta confianza”.

Y aunque cumplieron con la tarea, El País pudo constatar que de los 23 predios que refiere Ordenamiento Urbanístico como enlucidos en el centro de la ciudad por lo menos 7 ya presentan algún tipo de deterioro. 

Algunos de los propietarios y administradores  de predios enlucidos en el Centro aseguran que el reto es mantenerlos limpios, pues el paso del tiempo, el clima y el vandalismo son los principales factores.

“Pintamos la fachada y, además, pusimos un letrero en el que se advierte que no se puede pintar. Muchos vienen y piden permiso y no se les da. El problema es que por las noches, cuando no hay quien vigile, pintan cosas. Cuidar las paredes todo el tiempo es complicado”, dice Hernando Urbano, quien trabaja en un parqueadero de la Carrera 5 con Calle 9, cerca a la Gobernación del Valle.

Otro de los grandes problemas para la adecuación es que los propietarios  no tienen recursos para los arreglos. Este es el caso del Edificio Viejo Alférez, ubicado en la  Carrera 3 con Calle 12, cuya fachada se encuentra en un alto estado de abandono y no ha sido intervenida porque sus dueños notificaron no tener dinero para ello. Ese inmueble está en proceso de venta. 

María Virginia Borrero dice que “generalmente, los propietarios nos piden más tiempo para la intervención, porque no tienen recursos para hacerlo. Y nosotros se los damos, porque sabemos que este tipo de arreglos es costoso, la idea es que se pueda conciliar. Algunos de ellos ya hicieron adecuaciones parciales”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad