Colombianos aprueban desacatar fallo de La Haya y caleños respaldan a su alcalde

Diciembre 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Colombianos aprueban desacatar fallo de La Haya y caleños respaldan a su alcalde

El más reciente informe 'Cali cómo vamos' revela que los caleños en 2012 se sintieron más felices y orgullosos de su ciudad.

Según la encuesta bimestral de Gallup, son más los caleños que aprueban la gestión de Rodrigo Guerrero. La desaprobación también se redujo.

Un mes después de que se conociera el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de La Haya, que le quitó una importante porción de mar a Colombia en la zona del Archipiélago de San Andrés y se lo dio a Nicaragua, un gran sector de los colombianos es partidario de que no se acepte esa decisión. Ese sentimiento de inconformidad frente a la sentencia quedó reflejado en la encuesta bimestral de Gallup, donde la mayoría de los consultados se mostró de acuerdo con que se rechace y se asuman las consecuencias diplomáticas que pueda acarrear este desacato.Esa posición, según analistas, parece evidenciar un respaldo al Gobierno que aún no acata el fallo y que públicamente rechazó algunos aspectos del mismo por considerarlos lesivos. Pero pese a ese apoyo, un alto porcentaje (67 %) de los que respondieron el estudio de opinión desaprobó la forma como el presidente Juan Manuel Santos ha venido manejando la situación generada por el litigio con Nicaragua. El politólogo Fernando Giraldo cree que ese hecho se debe a que los colombianos pueden tener la percepción de que el Presidente no ha sido contundente frente a Nicaragua al verlo tan amigable con su homólogo Daniel Ortega y sienten que debió mostrar más carácter y no ser tan diplomático. A eso se suma, explica Giraldo, que los colombianos no han tenido claro la posición a adoptar, pues por un lado no se quiere perder mar, pero tampoco generar un problema internacional. “Es incoherente que no respalden la gestión de Santos en este tema cuando él ha tratado de pasar por el medio no acatando aún el fallo, pero denuncia el Pacto de Bogotá y acude a instancias internacionales como la ONU buscando una salida internacional. Lo cierto es que la encuesta muestra el costo político que tiene para el Presidente esto”.El analista agregó que si Santos aspira a terminar con un buen gobierno o la reelección debe conducir este proceso sin acatar el fallo.Descenso y otros El problema originado por la Corte de La Haya también hizo mella en la imagen del Mandatario, cuya favorabilidad descendió cinco puntos al pasar del 58 % al 53 %. La desfavorabilidad aumentó del 37 % al 40 %. Una situación similar se registró con su desempeño como Presidente que también bajó dos puntos.De otra parte, al medir la sensación de optimismo en el país, un 46% de los encuestados siente que las cosas empeoran, mientras un 32% cree que mejoran, al tiempo que creen que el mayor problema del país es la inseguridad (36 %). Sube el Alcalde y el optimismo en Cali A pocos días de cumplir su primer año de mandato, la imagen del alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, ha mejorado entre sus gobernados. Hoy, según la encuesta de Gallup, son más los caleños que aprueban su gestión. La desaprobación también se redujo. Al decir de algunos expertos, en eso puede haber incidido el empeño en ponerle orden a la ciudad y el mejoramiento físico de las calles, lo que da la sensación de que las cosas en la capital del Valle del Cauca, poco a poco, están mejorando. Por los lados del Departamento, tras cinco meses al frente del cargo, el gobernador del Valle, Ubeimar Delgado, refleja los mismos niveles de aprobación y desaprobación. Incredulidad sobre los diálogos de paz El estudio de Gallup también palpó el sentir de los colombianos alrededor de los diálogos de paz que adelantan el Gobierno Nacional y las Farc, en La Habana, Cuba.Aunque los colombianos que respondieron la encuesta siguen respaldando que se hayan iniciado las conversaciones con la guerrilla, no están convencidos de que esas conversaciones conduzcan a que se llegue a un acuerdo para poner fin al conflicto. Esas personas también se mostraron en desacuerdo con que a miembros de las Farc se les abra un espacio político sin siquiera purgar un día de cárcel. Para el politólogo Fernando Giraldo ese resultado se debe, sobre todo, a que los colombianos son escépticos frente al proceso, dado que el conflicto colombiano lleva más de 50 años, ha tenido un alto costo y los otros diálogos que se han intentado con la guerrilla no han dejando nada positivo. “La gente tiene muchas dudas frente a la guerrilla, que le genera desconfianza. Los colombianos, de por sí, son incrédulos y tal vez sienten que no está pasando nada ni se avanza, debido a lo secreto de las conversaciones”, explicó. El analista también consideró que el esfuerzo que ha hecho el expresidente Álvaro Uribe para desprestigiar este proceso parece reflejarse en ese porcentaje que lo rechaza. “Ese es un sector, diría, netamente uribista y radical”. Sobre el tema de la tierra, que es uno de los puntos en discusión en la agenda de los diálogos de paz, un 51 % de los encuestados piensa que de lograrse un acuerdo con las Farc en el país habrá una mejor distribución de la riqueza en el campo; un 48 % opina lo contrario. En lo que tiene que ver con el narcotráfico, el 82 % de los preguntados no cree que las Farc lo ayuden a combatir, en caso de lograrse la paz.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad