¿Colegios privados recibirán a niños que dejarían de ser atendidos por ampliación de cobertura?

Noviembre 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Colegios privados recibirán a niños que dejarían de ser atendidos por ampliación de cobertura?

A colegios de alta calidad podrían llegar 22.000 alumnos del sector oficial. Se abre el debate.

Que los colegios privados de alta calidad de la ciudad reciban a buena parte de los 30.000 estudiantes que en el 2016 ya noserán atendidos por instituciones de ampliación de cobertura, será un tema que habrá que analizar de fondo.

Así lo aseguró Elsy Jordán de Córdoba, presidenta de la Asociación de Colegios Privados, Asocopri, frente a la posibilidad que abrió el Ministerio de Educación de que sean las instituciones educativas con mejores puntajes de Pruebas Saber las que le den la mano al sector oficial en el problema  que se le avecina al Municipio.

Como se recordará, el secretario de Educación de Cali, Edgar Polanco, advirtió que por lo menos 73 colegios que hasta hoy estaban contratados por ampliación de cobertura no seguirán el próximo año, por tener baja calificación en las Pruebas Saber.

De los 30.000 estudiantes que están en dichos colegios,  22.000 podrían llegar a los colegios privados de alta calidad que presenten puntajes en Pruebas Saber mayores al percentil 40 (en una escala de 0 a 100), según lo estableció el MEN. Esta parece ser la única solución visible, pues el Municipio asegura que  solo tiene capacidad para reubicar a 8000 de los 30.000 estudiantes en centros educativos oficiales. 

“Cada colegio será libre de determinar si recibe  esos estudiantes, teniendo en cuenta su proceso de admisión, sus programas académicos y sus posibilidades de atenderlos. Lo que pasa es que la reubicación no puede darse así no más”, indicó la vocera de Asocopri.

Uno de los temas álgidos de la discusión será el económico. En  el decreto del MEN se creó una figura denominada subsidio a la demanda. Lo que esto define es que se aplique una tarifa especial para la atención de estos estudiantes en dichos colegios privados.

“Hoy, la Secretaría de Educación paga por cada niño durante un año lectivo (10 meses) $1.250.000. Según los cálculos que nos ha comunicado el Ministerio, bajo esa modalidad de subsidio se pagaría a esos colegios $3.000.000 anuales, es decir $300.000 al mes. La pregunta es qué colegio recibirá a un estudiante por ese precio”, explicó el secretario de Educación de Cali, Edgar Polanco.

La señora Jordán manifestó que “el tema financiero es importante, pues la calidad no es indiferente al precio. Conseguir maestros buenos tiene su costo y mantener los programas educativos también,  los colegios tenemos que velar porque eso se dé”.

Luz Marina Londoño, directora de la Comisión Vallecaucana por la Educación, opinó que “más allá de lo económico, los colegios deben mirar otros aspectos del estudiante, como el entorno familiar y el contexto en el que vive. Aquí lo importante es que tanto el Ministerio, como la Secretaría, y todos los colegios, con alta o baja calificación deben sentarse a concertar. Esta decisión de reubicar estudiantes es muy ligera y se da en un momento coyuntural.  Lo importante es que no queden por fuera del sistema escolar”.

“En los colegios de estrato de 5 y 6 pasa que cuando llegan estudiantes de otros estratos muchos se retiran, porque quieren convivir con los de su misma clase social, eso ya deja un sabor muy amargo en este proceso. A los estudiantes no se les puede manejar como un objeto, sin tener en cuenta su proceso académico y el contexto en el que viven”, dice Agustín Valencia, de la Confederación Nacional de Asociaciones de Rectores y Colegios Privados de Colombia, Andercop. 

Polanco indicó que los privados mejor calificados no están obligados a recibir a los estudiantes. “Ellos deben manifestar voluntad para ello. De todas formas, estamos a la espera del listado de los colegios con percentil superior a 40 para saber en cuáles  podría darse ese traslado”, agregó el Secretario de Educación.

Con tutelas y derechos de petición, gran parte de los 73 colegios incluidos en la lista de no contratables por ampliación de cobertura (por tener puntaje menor al percentil 20 de Pruebas Saber) para el 2016, buscan que se reevalue su calificación.

“El Icfes y el Ministerio se están tirando la pelota sobre esos errores en la calificación. Hoy ni siquiera sabemos cómo se maneja el puntaje y a muchos colegios no los calificaron. Algunos ya recibieron respuesta diciéndoles que sí hubo errores, esto no tiene porque ser así”, dijo  Aydee Romero,  presidenta de la Asociación  de Instituciones de Cobertura Educativa, Asoincoe.

Uno de esos casos es el del Instituto Técnico Industrial y Comercial Siglo XXI, incluido en la lista. “En el 2014, todas las pruebas nos las calificaron en cero,  porque, según el Icfes, el número de cartillas que mandamos no corresponde al número de alumnos matriculados. Nosotros pasamos las cartillas a los niños que están ese día, a nadie más. Mandamos una reclamación por eso”, dijeron voceros del colegio.

Ferney Palta, representante legal de Fe y Alegría, cuyo Centro de Desarrollo también está incluido en la lista, dijo que “entendemos que el Ministerio quiera reducir la ampliación de cobertura, pero no es claro cómo se miden esos percentiles.

Lo que se siente es que se desconocen otras variables institucionales que van direccionadas a la calidad. Nuestro campo de acción  son comunidades vulnerables,  no rinde igual un niño que no come, que sufre adversidades, a uno que tiene todo”. 

Jaison Aristizabal, de Asodisvalle, y cuyo colegio tampoco sería contratado, explica que “los niños, por sus condiciones de discapacidad, no son capaces de responder la totalidad de las pruebas. Lo que preocupa es que para reubicarlos se requieren condiciones de infraestructura y atención especial que ningún colegio oficial de Cali tiene”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad