Colegios de Cali, 'colgados' en revisión de manuales de convivencia

Agosto 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Colegios de Cali, 'colgados' en revisión de manuales de convivencia

Los manuales de convivencia de los colegios e instituciones educativas deben buscar proteger los derechos de los menores ante casos de matoneo y discriminación, entre otros.

La Secretaría de Educación de Cali aseguró que espera que antes de finalizar el año electivo estén los primeros planes de mejoramiento de estos documentos. Conozca los temas que más preocupan a padres y colegios.

¿En qué va la actualización de los manuales de convivencia escolar en Cali? A estas alturas, según la Corte Constitucional (que ordenó dicha tarea con su conocido fallo en el caso de acoso a Sergio Urrego), tal labor ya debía estar hecha. Pero en realidad en la ciudad solo se han presentado ante la Secretaría de Educación 126 manuales de colegios privados (hay 1100) y 67 de las instituciones educativas oficiales (de  91 existentes). 

Según la Corte, los manuales deben ser actualizados para garantizar el libre desarrollo de la orientación sexual de los estudiantes. Las reuniones para esta revisión en algunas ciudades han generado polémica por el supuesto uso de una cartilla compartida por la ONU en la que se dan ciertas pautas, como que no se nace hombre o mujer, sino que se trata de una construcción que se da. El Ministerio ha aclarado que no ha entregado ningún material y que otras cartillas que circulan (con gráficas explicitas sobre sexualidad) son una manipulación con información de internet. 

Lo que dice la Corte  

En su sentencia la Corte ordena que en un plazo máximo de un año (a partir de agosto del 2015), se adopte  una revisión  integral de todos los Manuales de Convivencia en el país para determinar que los mismos sean respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género de los estudiantes.

Lea también: “Colegios son autónomos en elegir su manual de convivencia”: Viceministro de Educación

El proceso

La Secretaría de Educación de Cali espera que antes de finalizar el año electivo estén los  primeros planes de mejoramiento de estos documentos.

“El proceso es el siguiente: los colegios deben presentar la actualización de los manuales, posteriormente pasan a revisión de la Secretaría de Educación que presenta   los planes de mejora, para que por último la  comunidad académica de cada institución haga los ajustes”, explicó Luz Elena López, coordinadora del Comité Municipal de Convivencia Escolar, Comce.

La funcionaria agregó que la idea es que el manual de convivencia sea una construcción participativa de toda la comunidad académica.

Temas como la posibilidad de baños mixtos y el uso del uniforme son de autonomía de cada institución.  

“No hay una directriz por parte del Ministerio en estos temas.  Hay un fallo de una  sentencia que presentó una chica transexual en Manizales, a partir de ello a todas las personas con esta condición  que quieran vestir tal como su identidad de genero lo indica debe permitírseles llevar el uniforme apropiado. No es que el Ministerio esté imponiendo eso, sino que es una sentencia de la Corte”, aclaró.

Edward Hernández, delegado de la Oficina del Menor y Familia de la Personería de Cali, manifestó  que este proceso lo que busca es que los manuales de convivencia sean construidos en el marco de la Constitución, los Derechos de los Niños y la Ley de Infancia y Adolescencia. 

“Los manuales de convivencia deben  proteger  los derechos de los niños.  Desafortunadamente solo se esta hablando de la diferencia sexual, pero también se debe apuntar a evitar la  discriminación por su condición económica, física o color de piel”, agregó.

Dijo que en lo que va corrido del año se han presentado ante la Personería tres casos de discriminación sexual en Cali  y 14 por acoso en instituciones académicas.

“Los  tres casos de discriminación sexual no se registraron por parte de los estudiantes sino por profesores y directivos de las instituciones que tomaban posiciones inadecuadas, inclusive,  no les permitían compartir con otros niños por su condición”, dijo. 

Esperanza Rivas, rectora del colegio Diana Oese, señaló que hay mucha preocupación de los padres con relación a los manuales de convivencia. 

“El Consejo de Padres del colegio está muy preocupado con ese tema y no quiere sentirlo como una imposición. La Secretaría de Educación Municipal nos citó a un a reunión ayer (lunes) y nos informaron  que teníamos que acogernos al fallo de  la Corte, pero solo se están enfocando  en el  tema de la diversidad sexual, que respetamos, pero  nos preocupan otras poblaciones de nuestra comunidad”, concluyó.

Sigue tensión con el Ministerio 

Un nuevo pulso libraron este martes la ministra de Educación, Gina Parody, y la Procuraduría General de la Nación por cuenta de las cartillas de convivencia escolar.

La Ministra y el procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado, habían tenido un primer rifirrafe por lo que ambos llamaron ‘ideología política’, que se pretende endilgar a la orden de la Corte Constitucional de la revisión de los manuales de convivencia en todos los establecimientos educativos del país.

“Se está instrumentalizando el cumplimiento de unos deberes para disolver la familia y corromper a la niñez”, afirmó  el procurador Ordóñez, mientras que Parody insistió  que: “no vamos a permitir que sigan utilizando una máquina de manipulación masiva para promover su ideología política diciendo mentiras”.

A su turno, el delegado del Ministerio Público anunció que estudia la posibilidad de interponer acciones penales en contra de la ministra Parody.

Por su parte  Jesús Darío Monsalve, arzobispo de Cali, señaló que los colombianos  y con mayor razón las instituciones educativas, tienen la tarea de revisar la  convivencia y rehacer los  pactos de respeto a la diferencia, “pero es  necesario advertir que esta convivencia no da derecho a nadie, mucho menos al Ministerio de Educación, a imponer una determinada visión de la identidad sexual humana, absolutamente conflictiva e inoportuna. Llamamos a la Presidencia de la República a replantear los criterios y las políticas participativas que permitan   tener confianza,  y respeto por nuestro sistema educativo”, dijo.

Se ve ‘copy paste’ en los  manuales: Secretaria de Educación

La secretaria de Educación de Cali, Luz Elena Azcárate habló del estado de los manuales de convivencia de la ciudad y del trabajo que desde su dependencia se viene realizando en torno a este tema. 

¿Por qué es tan urgente la actualización de los manuales de convivencia de los  colegios? 

La actualización no solo es una necesidad sino que tras un pronunciamiento de la Corte Constitucional tienen que ajustarse  para garantizar que los niños dentro de las instituciones educativas no sean por ningún motivo discriminados, ya sea por su raza, cultura, creencia religiosa, estrato social, género o condición sexual.

¿Hay plazos para acatar ese pronunciamiento de la corte?

La Corte dio plazo hasta este mes. De la revisión  con la Personería y el Mineducación  ya empezamos a construir los lineamientos hace dos meses y arrancamos el proceso del acatamiento de la sentencia.

¿Cuáles son los parámetros que tienen que tener en cuenta estos manuales de convivencia para acatar el fallo?

Primero que sea una construcción participativa, que primen los derechos humanos y  que aparezca un literal en los manuales donde se diga que se respeta la diversidad sexual y la equidad de géneros. No vamos a poner se promueve. Igualmente, donde se diga que se respete la igualdad de culto, estrato, pero por caso de esa sentencia quieren hacer visible ese respeto a la diversidad sexual. 

¿Qué pasa si los colegios  no reportan en manual?

El tema es que estamos incumpliendo un mandato de la Corte Constitucional y puede haber una queja y tendría que responder la institución educativa y quien la vigila, que es el departamento de inspección y vigilancia de la Secretaría de Educación.

¿Se están actualizando  los manuales de convivencia como debe ser?

Esto históricamente no ha pasado, la tradición es que venga una abogado, asesore, construya el manual  y deja los lineamientos. Se ve mucho ‘copy – paste (copia y pegar)’. 

En muchas ocasiones no se hace partiendo del principio de la democracia y la participación. Esto no es solo responsabilidad de las instituciones educativas, sino también de los alumnos  y de los padres de familia   que tendrán que  opinar y buscar que los principios que tienen su  núcleo familiar se vean reflejados  en el manual de convivencia.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad