Cobros ilegales a matrículas, el escollo de la ley de educación gratuita en Cali

Cobros ilegales a matrículas, el escollo de la ley de educación gratuita en Cali

Febrero 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cobros ilegales a matrículas,  el escollo de la ley de educación gratuita en Cali

Esta es una de las instituciones que, según las denuncias del Sutev, habría realizado recaudos irregulares. Directivas del colegio aseguraron que los aportes son acordados con los padres de familia.

Denuncian recaudos de matrícula y aportes en colegios del centro y oriente. Comunas 7, 10 y 16 son los principales sectores donde se están presentando dichas acciones que son ilegales.

Aunque desde este año comenzó a aplicarse la gratuidad escolar en las instituciones públicas de Colombia, en Cali algunos colegios oficiales incurren en irregularidades en su implementación.Cobros de matrículas y solicitud de aportes o bonos voluntarios a los padres de familias se están presentando en centros educativos de las zonas del oriente y el centro de la ciudad, específicamente en comunas como la 7, 10 y 16.La denuncia fue revelada por el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Valle, Sutev, al indicar que los recaudos que se están realizando van desde $60.000 hasta $120.000 para comprar papelería, hacer trámites internos, pintar las sedes educativas, e incluso el mantenimiento de equipos.Una madre de familia, que prefirió omitir su nombre, denunció a El País que en el colegio Santiago de Cali, ubicado en la comuna 3, en el centro de la ciudad, le cobraron $30.000 de aporte para pago de fotocopias y resmas de papel. La Secretaría de Educación de Cali reveló que hasta el momento se han detectado dos casos de irregularidades en las instituciones educativas Santa Isabel de Hungría y Normal Superior Farallones de Cali donde se cobraron costos de matrícula.“Estos colegios ya han llegado a acuerdos para concertar con los padres de familia la devolución de dineros que fueron cobrados”, explicó Raúl Salazar, secretario de Educación de Cali, al indicar que no existe ninguna otra prueba documental que involucre a otras instituciones.Sin embargo, de acuerdo con Janeth Valencia, directiva del Sutev, dentro de su lista de denuncias hay cinco casos más, entre ellas, el cobro de aportes voluntarios en el Instituto Técnico Industrial Pedro Antonio Molina.“Existen más irregularidades en otras comunas, pero los maestros se resisten a dar nombres porque les da temor que comience algún tipo de persecución por parte de los directivos. Incluso quienes nos han traído denuncias pidieron reservar su identidad por miedo. Lo mismo pasa con los padres de familia”. dijo Janeth Valencia.¿Cómo y por qué?De acuerdo con voceros del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Valle, Sutev, algunos de los colegios reciben directamente los aportes a través de su parte administrativa. Otros han buscado las figuras de las asociaciones de padres de familia para recolectar dinero, argumentando que los recursos de la gratuidad que entregará el Estado no alcanzarán o que se demorarán un trimestre para que sean girados.En ese sentido, Guillermo Moreno, rector del Instituto Técnico Industrial Pedro Antonio Molina, uno de los colegios denunciados por presuntas irregularidades, aseguró que el cobro de dichos aportes no es coactivo y que es de mutuo acuerdo con los padres de los alumnos.Según Moreno, la recolección de dinero responde a la necesidad de contratar personal de aseo en cinco de las ocho sedes educativas que tiene la institución. “Los padres acuerdan con el coordinador un pago de $8.000 ó $10.000 al año para que se puedan limpiar las sedes. Si los padres pueden pagar se les recibe y si no quieren o no pueden aportar, no pasa nada”, manifestó el rector del colegio, al indicar que esta responsabilidad debió asumirla la institución porque la Secretaría de Educación no ha contratado a la gente para realizar las labores de aseo.Otro de los colegios en el que se está aplicando cobros de aportes voluntarios a través de las asociaciones de padres de familia es la Institución Educativa Liceo Departamental. Sus directivas argumentan que la situación financiera es complicada y que, incluso, está en riesgo la prestación del servicio.De acuerdo con Luz Adriana Giraldo, rectora de la institución educativa, ese dinero se destina para adquirir implementos de aseo, oficinas, ayudas para docentes, bolígrafos y todo lo básico para iniciar las actividades escolares este año.“Infortunadamente los dineros de la gratuidad escolar no nos han llegado. Los mismos padres nos pidieron dejarlos recoger ese dinero porque no quieren que el colegio se les caiga. A nadie se le negó una matrícula porque no era una condición pagar dichos aportes”, explicó la Rectora de la institución.No obstante, el secretario de Educación, Raúl Salazar, advirtió que los cobros no pueden hacerse ni de manera directa ni a través de figuras como las de las asociaciones de familia. “ La gratuidad educativa es total”, explicó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad