Cobro por parquear en vía pública, otra opción de la Alcaldía para financiar el MÍO

Cobro por parquear en vía pública, otra opción de la Alcaldía para financiar el MÍO

Noviembre 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

El recaudo del cobro por congestión, aprobado esta semana, no será suficiente para obtener los recursos para apoyar al MÍo, razón por la cual se estudia este nuevo cobro.

[[nid:526970;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/buses-mio.jpg;full;{Los recursos que la Alcaldía busca con nuevas fuentes de financiación serán invertidos en el MÍO. En el sistema se hicieron 147 millones de viajes en 2015. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

Esta semana se aprobó una nueva fuente de ingresos locales: el cobro por congestión por pico y placa, que les permitirá a los propietarios de carros particulares  pagar para circular durante las seis horas en la que tienen  la restricción.   Lea también: Los desafíos del cobro por circular en pico y placa en Cali

El pago anual es de $2.578.680. El recaudo estimado por este concepto es de $38.164 millones en 2017, teniendo en cuenta que el Municipio calculó que un 4 % de los vehículos matriculados en Cali podrían acogerse al cobro. Es decir, que de 370.016 carros particulares registrados en la ciudad el año pasado, 14.800 pagarían por circular en pico y placa. 

 “Según lo aprobado en el acuerdo municipal, los recursos pueden financiar cuatro aspectos, en su orden: el sistema de transporte público de la ciudad, infraestructura para el transporte no motorizado (que beneficia a peatones y ciclistas), la infraestructura para el transporte motorizado (carros y motos) y la mitigación de la contaminación ambiental vehicular”, explica el concejal ponente Diego Sardi de Lima.

El presidente de Metrocali, Armando Garrido y el secretario de Tránsito local, Juan Carlos Orobio, aseguran que la totalidad del dinero que  ingrese por el pago del cobro por congestión en 2017 irá a financiar la sostenibilidad del MÍO. 

“El próximo 16 de diciembre vamos a tener listo el programa de sostenibilidad financiera que será presentado a las partes interesadas, pero la discusión se iniciará el 16 de enero con todos los actores: los gobiernos local y nacional, los cinco concesionarios del MÍO (operadores y la firma de recaudo UTR&T)”, indica Garrido.

 Esos recursos de orden local procedentes del cobro por congestión se dedicarán exclusivamente (se tiene estimado que por lo menos durante los próximos tres años) al  transporte masivo. 

Aunque el Presidente de Metrocali no indicó cuánto es el dinero que se necesita para hacer sostenible al sistema masivo, las estimaciones del alcalde Maurice Armitage para mejorar la movilidad en general de la ciudad son de  $100.000 millones anuales. “Sobre ese cifra es con lo que Metrocali está trabajando”, dice Garrido, quien asegura que hoy la prioridad de inversión en la movilidad sostenible es el MÍO.

  El recaudo del cobro por congestión no será suficiente para obtener los recursos para apoyar al masivo. El siguiente paso, en el que el Municipio avanza en la realización de estudios, es en establecer un cobro por el estacionamiento en vía pública (con zonas demarcadas) y una contribución por utilizar los parqueaderos públicos (como los de los centros comerciales o las torres de parqueaderos y lotes que existen en el centro o Tequendama).

El concejal Fernando Tamayo dice que “actualmente se hace usufructo del estacionamiento en vía y el Municipio no recibe nada por ello. Esto claramente dará un orden al tema”, agrega.

 Según la normatividad nacional, la tarifa se establecerá teniendo en cuenta el valor de dos pasajes del MÍO multiplicado por un factor diferencial. Si se aplicara el factor diferencial del cobro por congestión (0,85), esa contribución sería de $3230 por hora de parqueo. Pero la Alcaldía estudia otras variables como la ubicación de los estacionamientos, es decir, se incorporará un tema catastral para determinar   dicho factor.

 “Los nuevos ingresos, aún inciertos en su monto, serán un modelo a seguir para otras ciudades del país. Necesitamos tener transporte público eficiente en Colombia”, comenta Sardi de Lima.  

Según explicó Garrido, los recursos procedentes de la tasa por congestión, por ser públicos, los administrará Metrocali  en un fondo diferente al que existe en la bolsa de pagos contractual del sistema masivo, es decir, la que se fondea con el dinero de los pasajes que pagan los usuarios del MÍO.  

Su funcionamiento será equivalente al del Fondo de Estabilización y Subsidio a la Demanda, Fesde, que fue creado recientemente por el gobierno local para administrar los recursos públicos municipales provenientes del subsidio de $340 por cada pasaje en el masivo. Como se recordará, este fondo es temporal, porque la entrega de los recursos está autorizada solo por seis meses.

Dicho fondo está en proceso de legalización. De hecho, mañana se firmará con la Secretaría de Tránsito el convenio entre este despacho y Metrocali, necesario para hacer los traslados de recursos al MÍO. 

El nuevo fondo al que ingresarán los dineros del cobro por congestión o los del parqueo, no será temporal. Será permanente porque los estudios financieros que adelanta Metrocali indican que se necesita una contribución anual de recursos públicos locales para garantizar que el MÍO preste un servicio de calidad.

Además, dentro del programa de sostenibilidad financiera del MÍO se contempla aumentar el porcentaje de ingresos que tienen los operadores, que hoy corresponde al 70 % del pasaje. De los $1800 que se paga por cada viaje, $1260 son entregados a los operadores. El Presidente de Metrocali no indicó de cuánto será ese reajuste, aunque en estudios como el de Planeación Nacional se indicó que debía pasar al 80 %.

Si las cuentas hechas  por la Alcaldía se cumplen, a partir del 1 de febrero del año que viene empezaría a aplicar la circulación de los vehículos de propietarios que se acojan al cobro por congestión  durante el pico y placa.

Por ahora, la Secretaría de Tránsito de Cali estudia entre cinco opciones el tipo de tecnología que se aplicará para distinguir a los que pagarán por usar las vías durante los días de restricción, de los evasores de la medida (los que salen durante el pico y placa sin previamente haber pagado para congestionar).

De acuerdo con  estimativos iniciales, la reglamentación del cobro  estaría lista en diciembre con el decreto que hace la rotación del pico y placa para 2017. En enero se haría la primera etapa de recaudo y  la exención de quienes paguen empezaría a aplicarse en febrero.

 El Secretario de Tránsito dice que se le dará la opción al usuario de pagar mensual, trimestral, semestral o anual. “La tecnología que hoy se usa para estos temas permite la flexibilidad en el pago y  el control a la evasión”.

Sin embargo, el concejal Jacobo Nader dice que el pago debería hacerse anual, tal como se hace con  obligaciones que genera el tener un carro, como el Soat. “Eso le permitirá al Municipio proyectar sus ingresos y saber el impacto que tendrá el tráfico vial”.

Con la restricción actual, salen 74.000 vehículos a diario de las vías (de lunes a viernes) si se mira solo los automotores matriculados en Cali. Si se cumplieran las expectativas de la Alcaldía, esa cifra se reduciría a cerca de 71.000 al día,  3000 menos a los actuales, que serían los que paguen el cobro por congestión. “No estamos creando un caos vial con este cobro”, dice Orobio.

Cifras del MÍO En 2015, el funcionamiento del MÍO se financió así: A los operadores  (GIT, Blanco y Negro, ETM y Unimetro) les pagaron $181.815 millones.A la UTR&T  (concesión de recaudo), $34.0843 millones.A la concesión de patios y talleres,  $7532 millones.El fondo de contingencias  obtuvo  $3493 millones.Metrocali  operó con $18.181 millones.El Fondo Fresa  (para compensaciones de la chatarrización) $7792 millones. 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad