Cobro para circular en Pico y Placa ha tenido poca acogida entre los caleños

Cobro para circular en pico y placa ha tenido poca acogida entre los caleños

Enero 12, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País 
Cobro por congestión

En la sede de la Secretaría de Movilidad, en Salomia, se hacen las liquidaciones a los conductores que quieren aplicar al cobro por congestión.

Archivo de El País

Luego que se cumpliera el primer año de la entrada en vigencia del cobro por congestión, medio que habilitó el pago de una cuota para los conductores que quieren manejar sus vehículos mientras les rige el pico y placa, este mecanismo no parece tener mucha acogida entre los caleños.

Según el reporte de la Secretaría de Movilidad de Cali, durante el 2017 se registraron 1632 vehículos que pagaron la exención del pico y placa. Esto reportó un recaudo de $3027 millones.

Estas cifras distan mucho del panorama que se pintó en el 2016, cuando se presentó el proyecto al Concejo para buscar su aprobación y lograr captar recursos que ayudaran a financiar la operación del MÍO, hacer mantenimiento a las vías y mejorar la señalización en los corredores.

Lea también: Así quedó el pico y placa para vehículos particulares, taxis y buses en Cali

Entonces la Alcaldía soportó la iniciativa en cálculos que indicaban que 14.800 propietarios de carros particulares pagarían la tasa para estar exentos de la restricción y que, en total, se lograrían recaudar $38.164 millones anualmente.

No obstante este panorama, el secretario encargado de Movilidad, Ricardo Herrera, califica como “positivo” el comportamiento de esta medida y asegura que los resultados se verán a largo plazo.

“Las medidas para impactar la movilidad no se logran de la noche a la mañana, este es un tema cultural que tomará tiempo. Ya hicimos una socialización para que la gente conozca la exención y lo más positivo es que esto nos va a permitir que la comunidad caleña se acerque cada vez más con el paso del tiempo y obtenga el beneficio, que le sirve al ciudadano y genera un recaudo interesante para el Municipio”, afirmó Herrera.

El Secretario (e) de Movilidad reconoció que las facilidades que hay en el mercado para adquirir automóviles y motocicletas a bajo costo y con poco papeleo estaría incidiendo en la demanda del cobro por congestión por parte de los conductores caleños.

En lo que va de este año ya se han reportado 532 liquidaciones de esta exención, de las cuales el 35 % se suscribieron para obviar el pico y placa durante un mes y 39 % de los conductores solicitaron la exención anual.

“El comportamiento ha sido bueno hasta el momento, esperamos que en marzo se pueda tener un estimado del recaudo que se pueda dar durante el 2018 y esperamos que supere el del año pasado”, dijo Herrera, quien recordó que la exención se puede cancelar durante todo el año.

Actualmente la tasa por congestión tiene un costo mensual de $214.890. Sin embargo, el funcionario remarcó que una vez se defina el nuevo valor del pasaje del MÍO (estimado para febrero de este año), dicho costo podría incrementarse a, máximo, $235.000.

¿Hacer funcionar o eliminar el cobro?

Pese a los argumentos expresados por el Secretario (e) de Movilidad, expertos en el tema advierten que los resultados arrojados hasta el momento por esta medida han evidenciado su falta de operación en las vías y la carencia de interés de los conductores en ella. Para Janeth Mosquera, epidemióloga de la Escuela de Salud Pública de Univalle, esta es una medida “regresiva y va en contravía de la naturaleza del pico y placa, porque lo que hace es contaminar el aire y generar congestión. El no haber alcanzado la meta que la Administración se propuso en un inicio, da cuenta de la falta de recuperación de plata y esto es porque la gente ‘se pasa la norma por la galleta’ o porque la gente no está interesada en pagar y sí le apuesta a otras formas de movilización”.

Mosquera añadió que “si la Administración hace una buena evaluación, el cobro por congestión debería eliminarse y, simplemente, mantener un pico y placa más restrictivo o de todo el día si se quiere proteger a la población y aliviar la congestión”.

Por su parte, Luis Fernando Macea, docente de Vías y Transporte de la Universidad Javeriana, señaló que la baja demanda de la tasa por congestión podría estar relacionada con el costo que tiene la exención.

“El valor debe ser más asequible para los usuarios, porque habrá gente que considerará que el costo es alto y, teniendo en cuenta esto, preferirá comprar una motocicleta, que tiene una cuota mensual similar a la determinada por la Administración. Si se hace un estudio socioeconómico y se reforma la tarifa, se puede maximizar el ingreso por este beneficio”, expresó Macea, quien señaló que dicha reforma debe acompañarse de una socialización de las bondades de pagar por la exención.

La liquidación del cobro por congestión se puede hacer por mes, trimestre o año, dependiendo de la necesidad del conductor.

Regresa el pico y placa

Desde el próximo lunes, 15 de enero, volverá a regir la restricción del pico y placa para los vehículos particulares en Cali.

La medida vuelve para aquellos automotores de servicio particular, servicio oficial y los que circulan como vehículos especiales que sean máximo de cinco puestos, que tendrán que restringir su circulación de acuerdo al último dígito de su matrícula, dependiendo del día que le sea asignado, entre las 6:00 de a.m. y las 10:00 a.m. y de 4:00 p.m. a 8:00 p.m.

Los lunes, por ejemplo, la restricción será para los vehículos con placas finalizadas en 3 y 4; mientras que los martes el turno será para los automotores con matrículas que terminen en 5 y 6; los miércoles la restricción será para los carros con placas finalizadas 7 y 8; mientras que los jueves se aplicará para los carros con matrículas terminadas en 9 y 0; y los viernes regirá la medida para los autos con placas que culminen en 1 y 2.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad