Claves para prevenir intoxicaciones por alimentos en Semana Santa

default: Claves para prevenir intoxicaciones por alimentos en Semana Santa

Se acerca Semana Santa y con ella aumenta el riesgo de intoxicarse al ingerir alimentos contaminados. La UES aconseja seguir estas breves recomendaciones al mometo de hacer sus comprar durante esta Semana Mayor.

Claves para prevenir intoxicaciones por alimentos en Semana Santa

Marzo 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Se acerca Semana Santa y con ella aumenta el riesgo de intoxicarse al ingerir alimentos contaminados. La UES aconseja seguir estas breves recomendaciones al mometo de hacer sus comprar durante esta Semana Mayor.

Se acerca Semana Santa y con ella aumenta el riesgo de intoxicarse al ingerir alimentos contaminados.

La Unidad Ejecutora de Saneamiento del Valle aconseja seguir estas breves recomendaciones al momento de comprar alimentos, para que pueda disfrutar sin contratiempos de esta Semana Mayor.

Si va a comprar pescado fresco, recuerde que este no debe tener olores desagradables; los ojos deben ocupar toda la cavidad orbitaria; el iris no debe estar manchado de rojo; las branquias o agallas deben ser brillantes y rojas; la carne debe ser firme y de color homogéneo, blanca o ligeramente rosada; las escamas deben ser brillantes, bien unidas entre si; no debe haber viscosidad.

Al momento de adquirir pescado seco,  recuerde que el producto no debe tener ningún tipo de humedad; su color debe ser amarillo uniforme, no lo aquiera si tiene manchas rojizas; al tacto, el pescado debe tener una consistencia dura; su sabor debe ser salado.

Sí piensa comprarlo congelado, tenga en cuenta que el pescado debe estar duro, no lo acepte blando o semicongelado; el color de la carne debe ser rosada, a diferencia de la piel que puede ser oscura; si el pescado presenta algún olor extraño o similar al amoniaco o al óxido, no lo compre.

Cuando vaya a comprar productos enlatados, recuerde que las latas de atún, sardinas y otros productos de la pesca deben tener la fecha de vencimiento vigente, visible y sin tachaduras, al igual que el número de registro sanitario; la lata no debe estar sumida, golpeada, soplada, arrugada u oxidada; al destapar la lata no debe salir ningún tipo de gas, percibirse ningún olor extraño que provenga del interior.

Cuando destape un enlatado, saque inmediatamente el contenido del envase. Si no lo consume en su totalidad, colóquelo en un recipiente de vidrio o plástico tapado y llévelo al refrigerador.

Si después de consumir algún alimento, usted presenta un cuadro de diarrea abundante, vómito, dolor abdominal, calambres o malestar general, debe consumir bastante agua y acudir inmediatamente al centro de salud más cercano.

Recuerde que es importante informar el sitio donde se compró o se consumió el producto, indicando el número de personas que lo consumieron y enfermaron.

Es muy importante conservar parte del alimento contaminado para, en el caso de ser necesario, remitir una muestra al Laboratorio de Salud Pública y hacer los análisis que permitan identificar la causa de la intoxicación. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad