Cirugías del HUV están frenadas por falta de sangre

Junio 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cirugías del HUV están frenadas por falta de sangre

Las existencias de sangre en el HUV están al límite. Hasta el viernes había solo cuarenta unidades en la despensa del Hemocentro.

Por falta de pago renunciaron quince trabajadores de esta área y no hay cómo atender a los donantes. Situación crítica.

Ni una gota de sangre O+ hay en el Hemocentro del Hospital Universitario del Valle. De hecho, en las despensas de ese lugar, donde hay espacio para más de mil unidades de sangre, hasta ayer solo había veinte bolsas del tipo A+ e igual número de AB+.

En plata blanca, el director del Banco de Sangre del HUV, Armando Cortés, explica que la carencia del líquido vital en las reservas de la institución “impide la atención de pacientes de urgencias por trauma, porque son personas que requieren compensar la pérdida de sangre y a quienes se les puede aplicar O+ (que es el tipo de sangre más común) mientras se estabilizan, pero ahora no es posible recibirlos. También se impactan las cirugías programadas, la atención de maternas por parto complejo y los pacientes de cuidados intensivos”.

Esta semana se agotaron las 180 bolsas de sangre que estaban en la reserva del Hemocentro, pero la falta del líquido vital  obedece, según Cortés, a la renuncia de quince bacteriólogos y auxiliares pertenecientes a agremiaciones sindicales que hasta esta semana trabajaron en esta área y a quienes se les adeudan cuatro meses de salario.

Aunque hace unos meses el Banco de Sangre carecía de insumos, hoy los tiene pero le falta el personal profesional que se encarga de tratar y analizar la sangre.

“Este es el personal que se encarga de tomar las muestras, de la socialización, de hacer las pruebas de laboratorio para analizar la sangre. No es personal fácil de reemplazar, porque es especializado y no se puede improvisar”, dijo Cortés, quien aseguró que cuenta con insumos y recursos para dos meses más de operación. 

Las pocas reservas del líquido han hecho mella en la ejecución de procedimientos quirúrgicos, explicó Adolfo Villota, quien trabaja en la programación de cirugías del HUV.

“El 30 % de los procedimientos están parados porque no tenemos sangre para estabilizar los pacientes si llegara a pasar algo. Están suspendidas las cirugías de ginecología, tumores, de ortopedia; porque además de bacteriólogos, los encargados de rayos x también están en cese de actividades”, advirtió Villota.

Ante la emergencia, el subgerente de atención quirúrgica, hospitalización y urgencias del HUV, Dimas Martínez, indicó que se adelantan negociaciones con las agremiaciones sindicales para lograr el reintegro de los quince bacteriólogos y auxiliares del Hemocentro.

“Estamos ofreciendo la cancelación de un mes de salario adeudado y esperamos una pronta respuesta para aliviar el impacto de esa renuncia masiva. Como plan B contemplamos la compra de al menos 100 unidades de sangre para garantizar el funcionamiento del Banco”, dijo Martínez.

De acuerdo con el director del Hemocentro, allí se necesitan 60 bolsas de sangre diarias, que son soportadas con un promedio de 1500 donantes mensuales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad