Cierre de minas en Cali está en manos de la Fiscalía

Mayo 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cierre de minas en Cali está en manos de la Fiscalía

Cierre. Una estructura bien montada tenían los explotadores ilegales de minas arriba de los Farallones. Durante dos días una comisión de la Alcaldía subió a cerrarlas porque contaminan las aguas con mercurio y cianuro.

Cuatro minas ilegales han sido cerradas hasta el momento en las cuencas de los ríos Pichindé y Felidia, en los Farallones de Cali, tras el operativo que emprendió la Administración Municipal desde el pasado miércoles. Sin embargo, una planta de tratamiento todavía opera.

A pesar de que Alcalde de Cali subió a 3.600 metros de altura de los Farallones para cerrar las minas que están siendo explotadas ilegalmente, y que contaminan con mercurio y cianuro las aguas del río Cali, aún una planta donde se procesa el material precioso sigue operando. Jorge Iván Ospina, mandatario de los caleños, explicó que cumplió con lo que le determina la ley. Sin embargo, enfatizó que es necesario que la Fiscalía haga presencia en el sector para que judicialice a las personas que están llevando a cabo la extracción ilegal de oro en el sector.“Cada ocho días va a estar un contingente del Ejército Nacional y la Policía para hacer valer la ley” , dijo. Jorge Rodríguez, corregidor de Pichindé y quién hizo la notificación oficial a los mineros, agregó que es necesaria la presencia casi permanente de la Policía en la zona ya que “este es un problema que las autoridades olvidan con el tiempo, pero que vuelve a crecer”.“La consigna es clara: cerrar las minas y judicializar a todo aquel que quiera seguir adelantando los procesos de explotación minera en el área”, precisó Ospina Gómez.Por su parte, funcionarios de Parques Naturales que también llegaron al lugar, ratificaron la presencia de mercurio y plomo en arroyos a los cuales caen los residuos de las plantas que procesan el material rocoso del que se extrae el oro. Explicaron que al hacer el inventario lograron censar 140 mineros y registraron al menos 70 instrumentos mecánicos con los que se procesaba el material para extraer el mineral.En esa altura de los Farallones, Ospina recordó que muchas de estas minas datan del siglo XIX y volvieron a ser explotadas nuevamente hace dos años. “Las actividades de unos pocos no pueden dar al traste con la vida de todos los caleños. Porque la explotación irresponsable de oro en los Farallones de Cali compromete el agua, el medio ambiente, la salud y la vida, por eso estamos cerrando estas minas”, expresó el Mandatario local.En esa loma de Cali, bien arriba de Peñas Blancas, la devastación es evidente y se pueden observar zonas de al menos 80 metros cuadrados de páramos talados para dar paso a socavones y minas.A lo largo de los Farallones también, desde el corregimiento de Peñas Blancas hasta el Alto del Buey, zona montañosa del corregimiento de Pichindé, es común hallar socavones que fueron abiertos para explotar oro o simplemente para ver si existían vetas del material precioso.En su entorno se pudo constatar la presencia de campamentos organizados donde pernoctan los mineros, los cuales proceden de los departamentos del Cauca y Nariño y de la ciudad de Cali. Lo lamentable es que para su construcción se talaron amplias zonas del parque natural, algunas con extensiones que superan los 30 metros cuadrados.La negociaciónEn una reunión que la Alcaldía de Cali sostuvo con los mineros se expresó la posibilidad de crear grupos de familias guardabosques para recuperar las zonas afectadas por la minería ilegal.“Esta es una posibilidad sólo para las familias que habitan en la zona y de esta manera generar empleo”, dijo Jorge Iván Ospina. No obstante, esta iniciativa no tuvo eco entre los mineros, ya que, ellos proceden de otras zonas del país distintas a Pichindé.Por su parte, lo mineros sugirieron, que se les autorizara procesar la roca que fue extraída de las minas para sacar el oro. Sin embargo, Ospina dijo que está situación tendría que ser autorizada por Parques Naturales y el Ministerio del Medio Ambiente.“Lo que les sugiero es que retiren sus maquinaria de la zona porque La Fiscalía va a incautarla toda ya que ustedes están cometiendo un delito y en ese sentido tienen que ser responsables por sus hechos”, advirtió.Ante este pronunciamiento los mineros se tornaron molestos y algunos dijeron que seguirían con la explotación en la zona.Dos días de intenso operativo Este miércoles, en la zona de Peñas Blancas, primera estación del operativo, se encontraron cerca de 5.000 metros cuadrados de vegetación afectada, árboles talados y tierra roja con unos plásticos negros gruesos, también una fuente de agua y maquinaria pesada. Las personas encontradas en flagrancia serán judicializadas.Este recorrido se realizó después que El País reveló un informe de la CVC sobre el estado de contaminación de las aguas de los ríos Felidia, Pichindé y otros afluentes del río Cali por la explotación ilegal de oro en esa zona montañosa de Cali. AntecedentesEl alcalde, Jorge Iván Ospina, subió a los farallones de Cali, luego que la Procuraduría Ambiental interpuso una tutela en su contra, la cual le exigía preservar la vida de los caleños que consuman agua del río Cali. Las Empresas Municipales de Cali, Emcali informaron, a su vez, que estas sustancias se presentaban en la zona de los nacimientos, pero aclaró, que en la bocatoma de la planta de tratamiento Río Cali los niveles son casi nulos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad