Cien mil vehículos ruedan en Cali sin la revisión técnico-mecánica

default: Cien mil vehículos ruedan en Cali sin la revisión técnico-mecánica

La tercera parte del total del parque automotor caleño no ha hecho el proceso para obtener el certificado técnico-mecánico, según las autoridades.

Cien mil vehículos ruedan en Cali sin la revisión técnico-mecánica

Diciembre 17, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cien mil vehículos ruedan en Cali sin la revisión técnico-mecánica

La información mecánica llega a un software, que hace la evaluación. Si el vehículo pasa el examen, se entrega el certificado.

La tercera parte del total del parque automotor caleño no ha hecho el proceso para obtener el certificado técnico-mecánico, según las autoridades.

Parece increíble, pero sucede a pocos metros de la sede del Tránsito en Cali. Por $190.000 se puede obtener el certificado de la revisión técnico-mecánica sin haber llevado su carro a un Centro de Diagnóstico Automotor, CDA.“Necesito que me traiga la fotocopia de la tarjeta de propiedad, el Soat vigente y dos fotos del vehículo, de la parte delantera y trasera donde se vean las placas. Me paga y a los cuatro días viene por el papel”, dice una de las tramitadoras que se ubican alrededor de la sede de la Secretaría de Tránsito local, en Salomia, quien dice que lleva diez años haciendo esta clase de trámites.“¿Pero cómo sé que está bueno el papel?, pregunta la persona que necesita el servicio. “Fácil —responde la tramitadora— usted lo verifica en el Runt. Si no aparece allí, yo le devuelvo la plata”.Otros piden llevar el carro al centro de diagnóstico, garantizando así a quien necesita hacer el trámite que no se van a ‘volar’ con el dinero. “Nos vemos en Sameco a la hora que convengamos, llevamos el carro al centro de diagnóstico y en un rato tiene su certificado”, dice un tramitador. En este caso, el ‘servicio’ cuesta $180.000. La revisión, haciéndola sin intermediario y como manda la norma, vale entre $110.000 y $125.000 si es un automóvil. Para las motos está entre $58.000 y $65.000.En Cali, según la Superintendencia de Puertos y Transporte, hay catorce CDA activos ante el Registro Único Nacional de Transporte, Runt, y vigentes ante la Onac, Organismo Nacional de Acreditación de Colombia. En el Valle del Cauca son 39 centros.Pero no siempre se necesita el tramitador. En un recorrido que hizo un periodista de este diario por cuatro centros de diagnóstico automotor, se encontró que es posible hablar con “el ingeniero” para que le “ayude a pasar el examen”.Incluso, algunos operarios recomiendan fórmulas para engañar a las máquinas que hacen la evaluación, especialmente para la emisión de gases.“Usted puede aplicarle a la gasolina aditivo libre de humo y andar el carro unos 30 kilómetros antes de traerlo aquí”, explica uno de los empleados de un CDA ubicado en el norte de la ciudad.En otro sitio del norte, muy cerca de un centro de diagnóstico, hay un taller que promociona: “le cuadramos el gas”. Lo que hacen en esos talleres es cerrar un poco el paso de gasolina o aceite al motor, de tal forma que el vehículo queda listo para burlar el examen. Por ello cobran entre $20.000 y $30.000.Peligro en las víasEn el país, según el Ministerio de Transporte, tres millones de vehículos —de 9.094.591 que están registrados ante el Runt (Registro Único Nacional de Transporte)— andan por las calles sin tener la revisión técnico-mecánica. El Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, Cdav, estima que en Cali, cien mil están sin la revisión, de 350.000 que están registrados ante el Runt.La directora de Transporte y Tránsito del Ministerio de Transporte, Ayda Lucy Ospina, agrega que de esos tres millones que no tienen el certificado, el 60% tampoco tienen Soat. “Estos carros y motos nos generan los mayores problemas de seguridad vial, por la inconsciencia de sus propietarios”, recalca.El gerente del Cdav, José Nicolás Urdinola, dice que aunque no son todos los dueños de los vehículos, todavía hay muchos que asumen la revisión como un trámite para cumplirle al Estado. “Según las encuestas que hacemos a los clientes, solo un 20 % responde que lo hacen por su seguridad”.Según la Secretaría de Tránsito de Cali, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de este año, 5.280 personas han sido sancionadas por no tener el certificado técnico-mecánico y de gases contaminantes. De ese total, diez carros oficiales, 4.577 vehículos particulares, 1634 motos y 697 de servicio público no tenían el documento.El Dagma inspeccionó 5.411 vehículos entre el 1 de marzo y el 13 de diciembre del 2012 por emisión de gases en 67 operativos. De estos, 197 no tenían el certificado y 228 lo tenían vencido. La Policía de Carreteras del Valle también sancionó por esta causa a 3969 conductores. Pero lo que preocupa a las autoridades es la accidentalidad por no mantener el vehículo en buen estado. El coronel Otaín Rodríguez, comandante de la Policía de Carreteras en el Valle, resume la situación. “Si la gente es descuidada con su salud, se aguanta hasta que el dolor es insoportable, qué se puede esperar del trato de su carro”, dice.Por fallas mecánicas, se registraron 74 accidentes en las carreteras de la región, que dejaron un saldo de nueve muertos y 116 heridos, según el reporte de la Policía de Carreteras, regional Valle, en lo corrido del 2012. En Cali, de acuerdo con la Secretaría de Tránsito, entre el 1 de enero y el 24 de septiembre ocurrieron 54 accidentes por causas mecánicas: 24 colisiones fueron por fallas en los frenos, 15 por problemas en las llantas, 8 por fallas en la dirección, 5 por falta de mantenimiento mecánico general, 5 por problemas en las luces y uno causado por las puertas. El presidente de la Asociación de Centros de Diagnóstico Automotor, AsoCDA, Gonzalo Corredor, explica que del total de los accidentes registrados en el país, un 14 % son por causas mecánicas.Más controlesEl Presidente de AsoCDA explica que las autoridades tienen 53 procesos penales abiertos por portar el certificado técnico-mecánico falso en todo el país. “Hay 5 detenidos por esta razón”, asegura el líder gremial, mientras recomienda a los dueños de vehículos a abstenerse de usar el servicio de los tramitadores. La Superintendencia abrió siete investigaciones contra estos centros en todo el país y once más fallaron en contra de los CDA.El superintendente de Puertos y Transporte, Juan Miguel Durán, explica que se endurecerán los controles a estos establecimientos. “Dentro de los requisitos que se avecinan están los sistemas de video que verificarán que el automotor sí fue al CDA. Y se conectará el software de los centros con el Runt, de tal forma que en tiempo real se pueda inspeccionar que no se está alterando los resultados”, dice el funcionario.Pero más allá de los controles y de las sanciones, las autoridades dicen que la norma debe cumplirse no por temor a las multas sino por seguridad. “Nadie quiere perder la vida o la de un ser querido por no mantener en buen estado un vehículo. Es cuestión de quererse uno mismo”, reflexiona Myriam Rodríguez, una usuaria del Cdav, que está en la sala esperando la revisión de su carro.Así se hace una revisión técnico-mecánica1. El centro de diagnóstico verifica que los documentos del vehículo (tarjeta de propiedad y Soat) estén registrados en el Runt (Registro Único Nacional de Transporte). Si el automotor no aparece en el Registro, no se puede hacer la revisión. En ese caso, el propietario deberá acercarse a la Oficina de Tránsito donde tiene matriculado el bien para adelantar ese proceso.2. El automotor es llevado a la pista de revisión por los operarios del CDA. El propietario espera en una sala, donde puede mirar el proceso de la revisión.3. La primera prueba técnica se hace en la placa de desviación, que hace un diagnóstico rápido del sistema de dirección.4. Posteriormente se revisan los sistemas de suspensión y dirección, si tiene fugas de aceite, gasolina o refrigerante. Se examinan las articulaciones del automotor (bujes, rótulas, tijeras, terminales), los frenos y la caja.5. Sigue la inspección visual, como el estado de la carrocería y el encendido de las direccionales, luces de parada, de reversa, farolas (luz media y plena), de parqueo y el estado de las llantas.6. Se revisan las revoluciones del motor y su temperatura.7. Se hace la prueba de emisión de gases contaminantes.8. El vehículo es trasladado a la placa de suspensión, que a través de un mecanismo mueve los amortiguadores del automotor y luego lo suelta. Con ello, se verifica que la fuerza del golpe sea absorbida por los amortiguadores.9. La información mecánica llega a un software, que hace la evaluación. Si el vehículo pasa el examen, se entrega el certificado. Si reprueba, el propietario tiene 15 días para hacer los ajustes y llevarlo a la nueva revisión.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad