Cerca de 27 mil usuarios caleños afectados por doble facturación de empresas de aseo

Mayo 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | Reportero de El País
Cerca de 27 mil usuarios caleños afectados por doble facturación de empresas de aseo

La labor de limpieza que hacen las empresas de aseo ha mejorado la cara de la ciudad. Sin embargo, el cobro del servicio ha generado perjuicios a algunos usuarios que lo están pagando doble.

Los usuarios afectados habrían pagado unos $11.000 millones de más. Empresas deberán reembolsar el dinero.

Las empresas de aseo de Cali deberán reembolsar alrededor de $11.000 millones a unos 27.000 usuarios afectados por dobles cobros en el componente de barrido y limpieza desde febrero de 2009.La decisión conocida por este diario, fue tomada por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, que sancionó a la empresa Promoambiental del Valle S.A. con multa de $50 millones por incurrir en un cobro no autorizado.Según la Superservicios, la empresa “debe proceder a devolver dichos cobros como lo ordena la Resolución CRA 294 de 2004, norma que tiene como finalidad impedir que un prestador, como en el presente caso, se enriquezca indebidamente a costa del usuario”.La resolución sancionatoria es firmada por Jaime Sánchez de Guzmán, superintendente Delegado para Acueducto y Alcantarillado, está fechada el 12 de agosto de 2013 y sólo trascendió esta semana. En ella la Superitendencia les dio tres meses de plazo a las empresas de aseo de Cali para suscribir acuerdos que corrijan el conflicto sobre quién barre y quién cobra el servicio en aquellas zonas en donde coincidan dos o más prestadores del servicio.Sin embargo, ocho meses después, solo Emas, una de las cuatro grandes empresas de aseo, suscribió en marzo pasado un acuerdo con LYS (un pequeño prestador), para hacer el barrido y desmontar el doble cobro de las facturas de Emcali a sus usuarios en el oriente de la ciudad. Los demás prestadores del servicio no han hecho pacto alguno.La decisión de la Superintendencia zanja una controversia que tenían desde hace cinco años los grandes y pequeños prestadores de aseo en Cali, por el cobro del servicio de barrio. Todos se sentían con derecho a cobrarlo y en medio de la disputa quienes terminaron pagando de más fueron los usuarios del servicio.La controversiaEn Cali hay nueve empresas autorizadas para prestan el servicio de aseo, de las cuales, cuatro son grandes prestadores que obtuvieron una concesión de Emsirva en 2008. Ellas son: Emas, Ciudad Limpia, Promoambiental de Cali y Promoambiental del Valle, que tienen más del 90 % del mercado. Y existen cinco pequeños prestadores del servicio: LYS, Aseo Ambiental, Misión Ambiental, Pro Ambientales y Proasa, que tienen menos del 10 % del mercado.El conflicto se generó porque los grandes concesionarios entraron a facturar el servicio de barrido y limpieza a los clientes de los pequeños prestadores de aseo, algo que la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Ambiental (CRA) tiene prohibido.En efecto, este organismo dispuso en su resolución 351 de 2005 que el componente de barrido y limpieza solo se podrá facturar una vez al usuario y el cobro estará a cargo de la empresa que tenga el contrato de condiciones uniformes para la prestación del servicio.Sin embargo, a los clientes de empresas diferentes a los concesionarios de Emsirva -como Humberto Guerrero, que vive en una unidad residencial del Valle del Lili, y Sonia Fernández, residente en Ciudad Jardín-, les empezaron a cobrar dos veces por el mismo servicio: Un cobro lo hacía LYS con quien tenían el contrato de aseo, y otro Promoambiental que trabaja en esa parte del sur de Cali.Fernández interpuso en mayo de 2012 un derecho de petición ante la Superservicios pidiendo el desmonte de la doble facturación y exigiendo la devolución de los dineros cobrados de más, lo cual le fue aceptado en agosto de 2013.Con la disputa entre las empresas de aseo, a unos 27.000 usuarios les empezó a llegar desde 2009 un doble cobro en su factura de servicios por los conceptos de barrido y limpieza (ver facsímil), y por comercialización. El cobro adicional es de unos $7000 mensuales por usuario.Eso significa que las empresas se estaban quedando con $189 millones al mes ó $2268 millones en un año. Lo que quiere decir que en cinco años estos suscriptores habrían pagado alrededor de $11.340 millones de más. Según los cálculos, el dinero a devolver a cada usuario sería del orden de $420.000.Los cobros fueron hechos no sólo por Proambiental del Valle, sino también por las demás empresas de aseo, en cuyas zonas de servicio -que no son de su exclusividad porque existe la libre competencia en Cali-, hay clientes de prestadores diferentes a los concesionarios.De manera extraña, advierte Manuel Cadavid, directivo de LYS (una de las afectadas) Emcali permitió que los grandes prestadores se metieran en la factura de los pequeños prestadores e hicieran el doble cobro a los usuarios.Fuentes de la Superservicios explicaron que aunque el directo afectado con su decisión es Promoambiental del Valle, las demás empresas también tienen que tomar los correctivos porque se trata del mismo caso, so pena de incurrir en sanciones. Agregaron que, según la Ley 142 de 1994 (de Servicios Públicos), todas las empresas tendrán que devolver los dineros cobrados de más en un plazo no superior a la mitad del tiempo en el que se hicieron los descuentos. Es decir, esto podría tomar dos o más años.Cobramos porque barremosFrente a todo lo anterior, Promoambiental Valle no negó el doble cobro de barrido, sino que, según lo advierte la misma Superservicios, más bien lo justificó al decir que cobran porque prestan en forma óptima el servicio de barrido y limpieza en la ciudad.Promoambiental dijo que “actualmente no se ha suscrito ningún tipo de acuerdo o convenio frente al barrido de la ciudad y, por consiguiente, los operadores contratados por Emsirva venimos prestando el servicio garantizando la limpieza de toda la ciudad”.Agregó que en el caso de los clientes en conflicto con LYS solicitó la activación del cobro desde enero de 2011 porque les presta el servicio de barrido.Ciudad Limpia, por su parte, se limitó a responder que la empresa “hace el cobro sobre el servicio de barrido y limpieza de áreas públicas que realiza en el centro y oeste de la ciudad”, pero no se refirió a la devolución de dineros.Con respecto al acuerdo exigido por la Superservicios entre los operadores, señaló que “no fue posible llegar a un arreglo entre las partes y así como lo permite la ley, se convocó la intervención de la Comisión de Regulación del Agua Potable y Saneamiento Básico y estamos atentos a su respuesta”.Contraloría investiga Frente al doble cobro el contralor Municipal, Gilberto Hernán Zapata le dijo a este diario que ordenará una auditoría especial a Emcali a fin de determinar si hay detrimento al patrimonio público y si la empresa tiene algo qué ver con los dobles cobros hechos de manera indebida a los usuarios.Más aún, dijo, cuando detrás de esta responsabilidad está Emsirva, hoy en liquidación, que entregó la concesión de un servicio público a cuatro empresas privadas. Y el Municipio, como ‘papᒠde Emsirva y de Emcali, que es finalmente el responsable del servicio de aseo en la ciudad.En ese sentido, estimó el Contralor, existe el riesgo de que si los privados -que están a 18 meses de finalizar el actual contrato de concesión de aseo-, no devuelven el dinero que cobraron demás, sea el Municipio de Cali el que deba entrar a responder por el detrimento patrimonial a los usuarios.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad