Cerca de 100 estudiantes sordos se quedaron sin intérpretes para sus clases

Cerca de 100 estudiantes sordos se quedaron sin intérpretes para sus clases

Junio 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cerca de 100 estudiantes sordos se quedaron sin intérpretes para sus clases

Cerca de 40 estudiantes sordos protestaron en el CAM debido a la ausencia de intérpretes que pongan el lenguaje de señas los contenidos que se dan al resto de los alumnos.

La Asociación de Sordos del Valle, Asorval, es la única organización en Cali con un proyecto de inclusión en el sistema educativo de estudiantes en situación de discapacidad auditiva.

Cerca de cien estudiantes sordos de las instituciones educativas José María Carbonell y Santa Libraba se quedaron sin intérpretes para sus clases, razón por la que en la mañana de este martes realizaron una protesta al frente del edificio del Centro Administrativo Municipal, CAM.De acuerdo con Diego Gómez, coordinador del programa de inclusión educativa para estudiantes sordos, de la Asociación de Sordos del Valle, Asorval, la Secretaría de Educación Municipal no ha renovado el contrato que garantiza el pago de los traductores de señas.“Ellos son quienes dan a entender los contenidos de la clase a los alumnos que son sordos, pues la clase es dirigida a estudiantes sin dificultades de escucha”, anotó Gómez.Agregó que las clases comenzaron el pasado 16 de enero, pero que hasta la fecha no ha sido aprobado el contrato para el pago de los intérpretes. “En las muchas veces que nos hemos acercado a la Secretaría de Educación nos dijeron que el proyecto fue aprobado y que estaba en Planeación. Se comprometieron a darnos respuesta en una semana, pero así nos tienen desde el mes de abril”, señaló Gómez.Nancy Díaz, directora de Asorval, informó que desde hace una semana los estudiantes sordos están sin clase debido a que esta entidad ya no puede hacerse cargo del costo de los intérpretes.“Lo que noto es que los recursos para este proyecto, como ha sido todos los años, están ahí, sólo que en esta ocasión pareciera que no hay algún funcionario que quisiera gestionarlos. Venimos rogando a que lo hagan”, anotó.Por su parte, Mónica Pérez, madre de un estudiante sordo de grado décimo del colegio José María Carbonell, manifestó preocupación por la falta de traductores para menores en esta condición. “Los muchachos van a clase, pero no entienden nada. Y así tienen que afrontar los exámenes finales de cada materia y los estudiantes de grado once las Pruebas Saber Pro”, anotó Pérez.Entre tanto, Raúl Salazar, secretario de Educación de Cali, respondió que la no renovación del contrato a Asorval se debe a que “este año la Administración inició con una inversión muy pequeña”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad