Cementerio Central de Tuluá estaría contaminando aguas subterráneas

Agosto 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Cementerio Central de Tuluá estaría contaminando aguas subterráneas

Cementerio Central de Tuluá.

El Tribunal Contencioso Administrativo del Valle ordenó realizar un estudio sobre las posibles afectaciones que estaría causando dicho camposanto a las fuentes de agua aledañas.

Un estudio para establecer las posibles afectaciones que estaría causando el cementerio Central de Tuluá a las aguas subterránas aledañas al camposanto fue ordenado por el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle en sentencia de segunda instancia. 

Dicho procedimiento deberá ser adelantado por la Administración Municipal y la administración del cementerio. 

Para el personero de Tuluá, Rubén Darío Benítez Sierra, esta sentencia es el comienzo de un proceso que debe llevar al cierre definitivo de ese cementerio, pues de acuerdo con el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, esos camposantos deben estar lejos de los centros urbanos.

Sin embargo, el sacerdote, Luis Mario Larenas Cruz, párroco de la iglesia San Bartolomé, que es la que administra el cementerio Santa Luciana o cementerio Central -como lo conocen los tulueños- no es ningún problema que ese camposanto esté ubicado en medio de las casas.

Según el sacerdote, los problemas de contaminación que existían, que eran por malos olores y afectaban a los habitantes de los barrios La Quinta y Rojas, fueron superados desde que se trasladó la morgue que funcionaba en ese camposanto.

Asimismo, el religioso recordó que el cementerio Santa Luciana, con 200 años de historia, hace parte del patrimonio de la ciudad, especialmente de las clases más necesitadas, “que seguirán enterrando ahí a sus seres queridos, por el valor sentimental que tiene este cementerio para los tulueños”.

De igual forma el padre Larenas, reconoció que de existir problemas de salubridad en ese camposanto, él está de acuerdo que se deben tomar los correctivos y cambiarle la cara al cementerio para hacerlo un sitio más atractivo para la comunidad.

Sin embargo, el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle, les dio un plazo de tres meses para que se realicen los estudios recomendados por la CVC con el fin de conocer el impacto negativo que se estaría causando a las fuentes de agua subterránea por la descomposición de los cadáveres que son sepultados en tierra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad