Celulitis Infecciosa: ¿Por qué se da y cómo se puede tratar?

Celulitis Infecciosa: ¿Por qué se da y cómo se puede tratar?

Marzo 30, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Melissa López Díaz | Especial para El País.
Celulitis Infecciosa: ¿Por qué se da y cómo se puede tratar?

Los pies son algunas de las partes del cuerpo donde comúnmente suele desarrollarse este tipo de patología. Hay que prevenir el contacto con personas que tengan heridas.

La enfermedad es producida principalmente por bacterias. Si no se actúa a tiempo puede comprometer la vida.

Al sentir escalofríos, dolor de cabeza y desaliento, Yolanda Díaz, ama de casa caleña, de 56 años, sin temor alguno, tomó unas pastas para la gripa, no dudó en que fueran los síntomas de un resfriado común . Al día siguiente, leves picaduras aparecieron en sus piernas y con el pasar de los días, poco a poco fueron aumentando su color rojizo e hinchazón. Fue así como esta madre de tres hijos se convirtió en una víctima más de la celulitis. La celulitis que le fue detectada a Yolanda después de exámenes de sangre y varias consultas al médico, es muy diferente a la celulitis de la que se escucha hablar con más frecuencia. Esta vez no se está hablando de la acumulación de grasas, toxinas o líquidos en el cuerpo, que hace ver la ‘piel de naranja’. La celulitis infecciosa es una enfermedad de cáracter agudo que ataca varias capas de la piel, muy parecida a la foliculitis (los comúnmente llamados nacidos) lo que provoca fiebre, inflamación, enrojecimiento, dolor y calor en la zona afectada. Esta patología es causada por bacterias patógenas como los estreptococos y estafilococos. ¿Cómo inicia? El proceso inicia por el estado de portador, es decir, que previamente hay un contacto con la bacteria desde otra persona con la enfermedad o con elementos que el enfermo haya manipulado.“Traumas, picaduras, cortadas o heridas pueden ser áreas por donde la enfermedad comienza a expandirse, a través de ellas pueden entrar bacterias que están en la misma piel, en la ropa o en el agua que normalmente usamos”, explica el doctor Pedro Doncel, médico de urgencias del Centro Médico Imbanaco. La celulitis es una infección muy común que en cuestión de horas ataca las células que se encuentran bajo la piel, provocando inflamación, acumulación de líquidos y enrojecimiento que poco a poco se va expandiendo en la zona afectada. Asimismo, el doctor Edwin Pardo, pediatra del Hospital Universitario del Valle, comenta: “la bacteria aprovecha cualquier debilidad de la piel para invadir la capa superficial de la piel y desde allí continuar la diseminación hacia adentro y a los lados. Las células de la piel y las defensas reaccionan produciendo sustancias inflamatorias que llevan a los cambios en la piel como enrojecimiento, dolor, calor y endurecimiento”. Causa El doctor Juan Diego Vélez, infectólogo de la Clínica Valle del Lili manifiesta que “en su mayoría, los casos que se presentan de celulitis infecciosa se deben a gérmenes como el estafilococo áureo”. Esta es una bacteria que puede estar en el cuerpo sin hacer daño alguno, pero provoca infección en el momento que se presenta una afección en la piel.Agrega el doctor Juan Diego Vélez que la infección es provocada principalmente por bacterias y en menor grado por hongos que penetran en la piel por traumatismos y parásitos, teniendo una evolución más crónica.Tipos Esta inflamación del tejido se puede manifestar en cualquier parte del cuerpo, igualmente, cualquier persona está expuesta a contraerla, siendo más propensa en quienes tienen desórdenes diabéticos o se inyectan esteroides.Los tipos de celulitis se pueden clasificar según su severidad y el lugar donde afecte, pero en la cara, alrededor de los ojos (periorbitaria), sobre o contiguo a las articulaciones tienen riesgo de convertirse en una enfermedad muy seria que puede comprometer la vida. Prevenir riesgosLos especialistas advierten que para prevenir una infección de este tipo es importante curar las heridas de forma inmediata y así evitar que bacterias entren en la piel. Si por el contrario, presenta los síntomas o ya se ha contraído la enfermedad, debe acudir a ser valorado por un médico, no automedicarse y acudir a su servicio de consulta prioritaria. En el caso de Yolanda, el tratamiento duró cerca de mes y medio para eliminar la infección que tuvo desde sus rodillas hasta los pies. Con medicamentos para el dolor y antibióticos que ayudan a combatir la infección logró erradicar la afección de su cuerpo.“El riesgo que puede provocar el avance de la enfermedad depende de dónde esté localizada la infección, si es en una extremidad puede causar trombosis, si es en la cara podría llegar a provocar una meningitis, hasta puede afectar las venas”, comenta Doncel.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad