Cataratas y pterigio, enfermedades para tener en la mira

Noviembre 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:

Aprenda a detectar las señales típicas de las cataratas y el pterigio. Cirugías que salvan la visión.

Figuran entre los motivos más frecuentes de consulta en los consultorios oftalmológicos. Uno de ellos porque es un mal del que difícilmente se puede escapar dado que llega con la edad. Y el otro, aunque es más común entre los 16 y los 27 años es propio de los climas tropicales como el de Cali, en los que las personas están expuestas en forma continua a los rayos solares. Por eso, las cataratas y el pterigio, si bien no se pueden prevenir, son enfermedades que ameritan atención, puesto que ambas afectan partes tan vitales de los ojos como el cristalino y la córnea, lo que afecta la visión y por ende la calidad de vida del paciente.Además, son de carácter progresivo y si no se detectan a tiempo pueden conducir a otros problemas como astigmatismo y ceguera.Esté atento a las señales típicas de estas patologías y conozca las alternativas para tratarlas.CataratasSe define como la opacidad o pérdida de transparencia del lente intraocular del ojo conocido como cristalino, que afecta la visión. El cristalino es un lente ubicado detrás de la pupila, que concentra los rayos de luz que vienen del exterior y los lleva hasta la mácula (parte de la retina), permitiendo que se enfoquen las imágenes.SíntomasHay pérdida de nitidez y de calidad general de la visión. Primero se pierde la visión lejana y la cercana tiende a mejorar temporalmente como consecuencia del endurecimiento del cristalino. Y en estados avanzados se afectan las dos, caso en el que las cataratas se tornan de un color café o grisáceo.La persona ve todo borroso o nublado. Se afecta la percepción de los colores, pues parecen perder su brillo natural.Suele haber deslumbramiento o molestia a la luz de los carros en las noches, que puede presentarse con una especie de halos que se ven alrededor de los vehículos. Igualmente, causa mucha molestia la luz del sol.Tipos y causasCongénitas. Lo que quiere decir que algunas personas pueden nacer con la alteración debido a que durante la gestación la madre sufrió enfermedades virales como la rubeola durante los primeros tres meses de embarazo, lo que afecta el desarrollo del cristalino del feto.Por la edad.La posibilidad de sufrirlas aumenta entre los 55 y los 60 años. Metabólicas. Cataratas generadas por enfermedades del colágeno como el lupus, sistémicas como artritis reumatoidea, crónicas como la diabetes y la hipertensión y otras como el glaucoma o aumento de presión en los ojos. Esto debido a que los medicamentos que consumen estos pacientes producen cambios en el metabolismo que aceleran los procesos inflamatorios, llevando a que se opaque el critalino.Traumáticas. Pueden aparecer en forma inmediata al accidente o muchos años después.Así se trataMediante una cirugía que se conoce como facoemulsificación, en la que se realiza una incisión interna por detrás de la córnea de 1,6 a 2,5 milímetros de extensión, a nivel del limbo del ojo (espacio entre la córnea y la conjuntiva). A través de ella se utiliza un equipo de ultrasonido que consta de un sistema de irrigación y otro de aspiración, de tal forma que la onda sonora licúa y absorbe las cataratas. En el espacio o bolsa que queda se implanta un lente plegable elaborado en silicona o metacrilato que tiene las mismas características del cristalino natural, lo que permite restaurar la visión. En los casos más severos esta cirugía se suele realizar con anestesia perivulvar, o sea alrededor del ojo, ya que ésta dura más tiempo. Y en los más leves, con intracamerular, en la cámara anterior del ojo. Durante el procedimiento, que dura unos 20 minutos, pueden ocurrir eventos adversos como una hemorragia, aunque no es común. El procedimiento es ambulatorio, lo que quiere decir que no requiere hospitalización. El paciente queda con un parche en el ojo hasta el día siguiente.PterigioEs un crecimiento anormal (hiperplasia) de la conjuntiva o membrana transparente que recubre el globo ocular. En estos casos se forma un tejido vascularizado a manera de carnosidad a un lado de la córnea.Dependiendo de qué tanto cubra la córnea este tejido, así mismo se afecta la calidad de la visión.SíntomasEnrojecimiento.Resequedad y ardor.Sensación de cuerpo extraño. Lagrimeo.Tipos y causasEl pterigio es una enfermedad producida por el estímulo gradual durante largo tiempo de los rayos ultravioleta sobre el globo ocular.Este efecto va usualmente combinado con un componente familiar, es decir, que los hijos de quienes han sufrido esta anomalía seguramente también tendrán pterigio en la edad adulta. Pero además tiene qué ver con una predisposición de ciertas personas al efecto nocivo de los rayos del sol.La enfermedad puede ser de varios tipos:Grado I: cuando es muy incipiente y sólo compromete el borde de la córnea.Grado II: cuando llega hasta el limbo del ojo, es decir, el espacio que hay entre la córnea y la conjuntiva.Grado III:cuando compromete la córnea hasta el borde de la pupila.Así se trataEn los casos más leves, en los que se visualiza una mancha amarilla de tejido precursor de pterigio, se usan gotas antiinflamatorias.Pero en la mayoría de casos, que suelen estar avanzados, se corrige mediante un procedimiento quirúrgico conocido como recesión de pterigio más plastia, en el que se retira el tejido patológico y se toma un segmento de conjuntiva de la parte superior del ojo para implantarlo en el sitio donde se extirpó el pterigio. Finalmente, el injerto se fija con unas suturas muy finas.Unos cinco o hasta diez días después del procedimiento quirúrgico se retiran los puntos de sutura. Para ello se recurre a un equipo láser que implica aplicar gotas anestésicas. El paciente queda con el ojo cubierto con un parche durante las siguientes 48 horas, para evitar que se lastime la córnea, ya que ésta tiene terminaciones nerviosas libres, lo que puede generar molestias en el paciente.Cuidados postquirúrgicosEn las cataratasNo olvide aplicarse las gotas antiinflamatorias y tomar los antibióticos formulados por el médico. No se toque ni urgue los ojos.En lo posible guarde reposo por tres días.Tenga en cuenta que en los primeros días después de la cirugía es normal que haya visión borrosa debido al trauma sobre la córnea. En caso de dolor, enrojecimiento o pérdida de visión acuda de inmediato a un centro asistencial, a riesgo de sufrir ceguera.En el pterigioNo se alarme si en los cuatro días posteriores a la cirugía el ojo se torna pequeño y enrojecido, y tiene lagrimeo y molestia a la luz.Consuma con disciplina los analgésicos y use las gotas antiinflamatorias.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad