Casos de intoxicación por mezclas de drogas y alcohol están disparados en Cali

Casos de intoxicación por mezclas de drogas y alcohol están disparados en Cali

Febrero 20, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Mezclas de drogas y alcohol

El tratamiento de una intoxicación por drogas depende de la sustancias consumida. Si es un caso sin complicaciones se recurre a hidratación y dejar que el cuerpo elimine la sustancia tóxica.

El País

Mientras que en el 2017 se reportaron 132 intoxicaciones por consumo de sustancias psicoactivas, un promedio de 11 por mes, en lo que va de este año la Línea de toxicología de la Secretaría de Salud de Cali, que atiende llamadas de todo el Suroccidente, ya registra 28 casos.

Jorge Quiñones, responsable de toxicología de la dependencia, aseguró que “son demasiados casos en un periodo tan corto (un mes y 20 días)”, y advirtió que cada vez es más frecuente, en la población joven, la mezcla de licor con otro tipo de drogas, lo que aumenta el riesgo en las intoxicaciones.

“Las mezclas son con unos fines específicos, por ejemplo una persona puede mezclar un depresor con licor por un intento de suicidio, porque cree que eso lo va a matar, o mezclar un estimulante o activador con licor, porque cree que eso le va a prolongar su lucidez y su actividad hasta la madrugada, lo más frecuente es este último y lo hacen con fines recreativos”, explicó Quiñones.

Lea también: Video: mitos y verdades sobre la escopolamina, un experto resuelve las dudas

De los casos reportados en la línea, 24 corresponden a Cali y el resto a municipios como Buga, Tuluá y Palmira; seis están relacionados con mezcla de sustancias.

“La mezcla más común es la cocaína con licor, porque se busca contrarrestar el efecto depresor del licor para mantenerlos despiertos toda la noche. Las otras mezclas que pueden ocurrir son accidentales, no son de costumbre, alguien puede por algún motivo estar consumiendo licor y tomarse un depresor, la más común aquí es benzodiazepina”, añadió Quiñones.

Entre tanto, el experto señaló que no es muy común el consumo de licor con anfetaminas (pepas, éxtasis, etc), mezcla que habría generado la reciente muerte de la joven María Andrea Cabrera, en Bogotá. Según el toxicólogo, “la anfetamina produce tales efectos que no se requiere ningún otro tipo de sustancia y en general los sitios donde hay rumba con anfetaminas no se vende licor, solo agua”.

El experto también advirtió que desde el año pasado se han presentado intoxicaciones por marihuana medicinal, por consumo accidental. “Eso lo venden libremente como un medicamento para aplicarse, entonces lo clásico es que la persona pone el frasco de la sustancia con los otros medicamentos y cuando van a tomar la cucharada del jarabe para la tos se toman la cucharada de esta sustancia, que es extremadamente concentrada, y termina en un hospital”, agregó Quiñones.

Riesgos en la salud

“La gente sabe que al consumir cocaína está poniendo en peligro su salud y si lo mezcla con licor surge una molécula llamada cocaetilino, que es más tóxica para el corazón que las dos sustancias separadas, eso produce un dolor toráxico y directamente es un veneno para el corazón”, explicó Quiñones, sobre las implicaciones que puede tener en la salud este tipo de intoxicaciones.

El hospital San Juan de Dios es uno de los centros médicos que a diario registra eventos de intoxicación por drogadicción, pues gran parte de la población que atiende son habitantes de calle y a su vez asiduos consumidores de sustancias alucinógenas.

“El tratamiento depende del caso, cuando son muy extremos se llama a la línea toxicológica para saber cómo proceder, y si es un caso muy grave, un paciente en coma por ejemplo, hay que remitirlo a una unidad de cuidados intensivos”, dijo Freddie Alcalá, subdirector médico del San Juan de Dios.

Control y prevención

Delia Hernández, psiquiatra con maestría en adicciones y directora de Fundar Colombia, dice que la mezcla de alcohol y otras sustancias no es nuevo, pero se debe tener cuidado con la aparición de nuevas sustancias, que tienen una estructura química similar a las convencio- nales, y son más tóxicas.

”Hay que trabajar con los papás, porque por desconoci- miento siguen siendo muy permisivos, sienten que es complicado prohibirle a un hijo que consuma alcohol bajo el argumento que todo mundo lo hace, sin identificar que un cerebro adolescente está mucho más expuesto a los efectos tóxicos del alcohol y de otras sustancias”, dijo Hernández.

El dolor toráxico es uno de los signos de alarma de intoxicados por mezclar alcohol con cocaína.

310 4097152
es el número de la línea de atención de toxicología de la Secretaría de Salud de Cali, que opera 24 horas.
​6 casos corresponden a mezcla de sustancias, de estos cinco por alcohol y cocaína, y el otro por mezclar alcohol y marihuana.
28 casos de intoxicación por consumo de sustancias psicoactivas ha registrado este año la línea de toxicología de Cali. En el 2017 fueron 132, todo el año

En jóvenes entre 17 y 25 años se han presentado los casos de intoxicación por mezclar sustancias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad