Cali carece de fuentes de agua para el futuro

Agosto 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Cali carece de fuentes de agua para el futuro

Analizan proyectos para abastecer del vital líquido a la capital del Valle del Cauca a mediano plazo. No se hará embalse de Pichindé.

Para el año 2025, los altos niveles de contaminación del río Cauca y la disminución de su caudal ocasionarán que Cali enfrente el peor racionamiento de agua de su historia. Las proyecciones de expertos y del mismo Emcali vaticinan que el río Cauca, que surte de agua al 75% de la ciudad, no podrá brindar los volúmenes y calidad que se requieren para abastecer de manera adecuada a la Sucursal del Cielo. Este panorama motivó a que administraciones pasadas de Emcali emprendieran, con un costo de $3.000 millones, los estudios para edificar el embalse de Pichindé, en la parte alta del río Cali. Hasta hace pocos meses este embalse era la principal alternativa de las Empresas Municipales de Cali para afrontar este problema. No obstante, con la llegada del nuevo agente interventor las prioridades cambiaron."Lo de Pichindé suena muy bien, pero este embalse permitiría almacenar muy poca agua para seguir entregando poca agua (2 mil litros por segundo), lo cual no tiene razón de ser”, aseveró Ramiro Tafur, nuevo gerente de la compañía. Ante tal posición, la nueva administración de Emcali manifestó que entre sus alternativas se encuentra tomar el líquido de varios afluentes del sur del Valle o el Pacífico colombiano para orientarlo hacia una planta de tratamiento en Pance y bombearla por gravedad hasta el resto de la ciudad. “Esta sería agua con altos indicadores de pureza y bajo costo ya que no se necesitaría energía eléctrica para irrigarla”, explicó Tafur. Según Emcali, el proceso de definición de las nuevas alternativas duraría al menos dos años. Los estudios pueden costar entre $5.000 y $8.000 millones y su construcción podría tardar 10 años, lo que dejaría a ras (2 años) la entrega de la obra con la proyección del punto límite de abastecimiento de agua para Cali, es decir, el año 2025.“Se han perdido 10 años en la ejecución de este plan y el problema del abastecimiento del agua para Cali no puede soportarse en cositas pequeñas como el reservorio, que es una medida temporal. Hay que buscar soluciones a largo plazo”, dijo Tafur.Las nuevas alternativas de abastecimiento permitirían garantizar, por lo menos hasta el año 2080, el agua para los caleños, si se toman desde ahora las medidas. El costo promedio de los proyectos contemplados hasta el momento podría ascender hasta los US$200 millones.Para Juan Camilo Henao, ingeniero hidráulico de la Universidad Nacional, lo más desconcertante de esta situación es que el problema fue diagnosticado hace años y no se inician las soluciones. “Hoy, la situación sigue igual. La Nación y el Departamento ni siquiera tienen contemplado este proyecto, el reservorio es una solución temporal y la Alcaldía, al no controlar Emcali, se desentiende”, dice. Henao agregó que las soluciones para el problema del agua tienen que darse inmediatamente, abasteciéndose de fuentes cercanas a Cali, ya sea desde el Pacífico, el Alto Calima, o el norte del Cauca. “Debemos dejar de ser ‘caucadependientes’ porque el río esta presentando altos niveles de deterioro, una clara prueba de ello es que para tratar un metro cúbico de agua del río Cali se gastan $20, mientras el mismo volumen de agua del Cauca cuesta $60”.Según Emcali, durante el ultimo semestre del 2009 y todo el 2010 se registraron 50 episodios de turbiedad de agua en el río Cauca, por lo que fue necesario poner en operación el reservorio para que no se registraran cortes del vital líquido. En lo que va corrido del 2011 se han reportado dos episodios. “Es claro, el río Cauca es muy inestable en su calidad, sobretodo en épocas de invierno”, complementó Henao. Los ‘peros’ de PichindéEl principal inconveniente que esboza el nuevo gerente interventor de Emcali es que la represa de Pichindé representa una inversión muy alta que genera muy poca captación de agua. “Estamos hablando que Cali en el año 2025 necesitaría al menos 11 mil metros cúbicos de agua por segundo y Pichindé ofrecería sólo dos mil, por lo que no hacemos nada haciendo un gran reservorio si el caudal no es bueno”, explicó Tafur. El gerente de Emcali agregó que hace pocos días llegó el concepto de la CVC sobre el embalse de Pichindé, negando el permiso ambiental. Francisco Peralta, miembro de la Sociedad Colombiana de Ingenieros Civiles, sostuvo que el proyecto no garantizaría el suministro necesario de agua para Cali. “El costo del embalse estaría en US$160 millones, mientras que traer el agua del Sur de Cali, con caudales de captación superiores a los 8 mil litros de agua por segundo, podría costar hasta US$220 millones y resultaría una alternativa a largo plazo”, dijo.Las solucionesEmcali, en un plazo no mayor a dos meses, realizará un foro con sus ingenieros para tener una decisión definitiva sobre el tema, sin embargo, El País conoció que las propuesta que tienen más fuerza es surtirse de los ríos del sur de Cali.Entre las alternativas se encuentra tomar el agua del río Timba; de ese afluente hay tres estudios, el más viable, Cota del Timba 1044, con una inversión similar al embalse de Pichindé. “Este proyecto, a precios del año 2000, tenía un costo de US$153 millones, y nos daría mínimo seis mil metros cúbicos por segundo de agua, lo cual es una alternativa bien interesante”, señaló Tafur. Por su parte, el proyecto de las fuentes del Pacífico involucra a los ríos Grande, el Curumanyi y Naya. Esta iniciativa busca llevar el agua de estos afluentes a la parte alta de Pance para bombearla a Cali por gravedad. “Mi idea es dejar este proyecto del suministro de agua para Cali amarrado de tal manera que no se especule sobre el tema y no haya ninguna posibilidad de que estén buscando agua en otros lados, independiente del gerente o el alcalde de turno”, concluyó Tafur.El río Cauca se muereCali capta su agua de los ríos Cauca, Cali, Meléndez y de cinco pozos en Aguablanca, generando 11 mil litros por segundo. La ciudad demanda ocho mil litros por segundo. “Uno diría que el agua que produce Cali es suficiente, sin embargo, el problema es la contaminación en las fuentes, especialmente del río Cauca, el cual suministra el 70% del agua que consumen los caleños. Hace unos años se realizó un documento Conpes para su recuperación, pero no ha pasado nada”, señaló el ingeniero ambiental Pablo Sanabria.El profesional agregó que los niveles de deterioro ambiental del afluentes son enormes y se necesitaría 50 años para su recuperación.“Antes de llegar a Cali, el Cauca recibe carga contaminante de Popayán (que no tiene Ptar) siete minas de oro, algunas de las cuales utilizan mercurio y ocho areneras”, dijo.¿Por qué Cali tendrá problemas de agua? Deterioro progresivo de la calidad de agua de la principal fuente de abasto, el río Cauca. Falta de firmeza en los caudales de los ríos Cali y Meléndez, afluentes que suministran el 25% del agua a la ciudad. Gran demanda de las aguas del río Meléndez.Altos y progresivos costos de tratamiento y energía para bombeos. Toda el agua que se extrae del río Cauca es irrigada con sistema eléctricos que incrementan los costos.Vea tambiénDescargue en formato PDF la presentación del Proyecto de Regulación del Río Cali (Peso 1,53 MB)

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad