Caos en cruce de la Calle 16 por obras y convergencia vehicular

Caos en cruce de la Calle 16 por obras y convergencia vehicular

Agosto 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de Cali Sur
Caos en cruce de la Calle 16 por obras y convergencia vehicular

Las obras que se llevan a cabo en la Calle 16 han contribuido a aumentar la congestión vehicular en el sector.

El caos y el incesante sonido de los pitos son los ‘dueños’ de la entrada a Cali por la Carrera 100, donde converge el flujo vehicular que viene del sur del país y del norte de la ciudad.

El caos y el incesante sonido de los pitos son los ‘dueños’ de la entrada a Cali por la Carrera 100, debido al monumental trancón que suele formarse en el cruce con la Calle 16, frente a la Estación Universidades del MÍO. Ya son ‘pan de cada día’ las largas filas de carros y motos que se aglutinan esperando el cambio de semáforo, las cuales, sobre todo en las horas ‘pico’, alcanzan a darle la vuelta al Centro Comercial Jardín Plaza. Como se sabe, en ese sector converge el flujo vehicular que viene del sur del país y el transporte particular y público que viene del Norte y bordea la Avenida Simón Bolívar para buscar los colegios y las universidades ubicadas en esa zona de la ciudad.Y a ello se suman los carros que se tienen que desviar debido a las obras que se ejecutan en la Calle 16 con carreras 98 y 100.Cali Sur constató que las autoridades de Tránsito están presentes en el lugar, pero que no logran disminuir la congestión que se registra en el mencionado cruce. “Los guardas se dedican es a perseguir a los piratas”, afirmó un vendedor ambulante localizado en el sector. Adalbert Clavijo, coordinador de agentes de la Secretaría de Tránsito, aseguró que en el lugar se encuentran ubicados cuatro agentes. “Independientemente de la regulación del flujo vehicular, no se puede dejar de lado el control al transporte pirata, hay que hacer las dos cosas”, explicó.Entre tanto, un cartel ubicado en las rejas del centro comercial indican que restan 20 días para la culminación de los trabajos en la Calle 16, como una manera de aliviar a las víctimas del tráfico pesado, muchos de los cuales son también sus clientes.Por su parte algunos conductores de servicio público dijeron que en las horas pico la vía se vuelve intransitable. “Por la mañana todo el mundo va a estudiar y a trabajar y esto se pone imposible”, sostuvo un taxista que circulaba por los alrededores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad