Caleños se quejan por deterioro en las estaciones del MÍO

Abril 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Terminal Cañaveralejo no tiene agua y las puertas de algunas estaciones están averiadas. Panorama.

[[nid:411880;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/04/deterioro-estaciones.jpg;full;{En algunas estaciones los baños no funcionan. En la estación Universidades reclaman la instalación de baterías sanitarias. Foto: Jorge Orozco | El País}]]

Puertas que mantienen abiertas, validadores sin funcionar (lo que  causa congestión de usuarios en las horas pico), baños fuera de servicio y terminales sin agua, hacen parte del deterioro que muestran algunas estaciones del MÍO. Lea también: Saldrá a licitación proyecto para mejoras en estaciones del MÍO de la Calle 5

Juliana Aristizábal, una usuaria que aborda su ruta en la terminal Cañaveralejo, dice no entender cómo allí funcionan solamente dos de los cinco validadores (donde se pone la tarjeta para pasar) que hay.  

“Esto está así hace más de diez meses y nadie hace nada. Yo pensé que el aumento en la tarifa iba a servir para arreglar esto”, dijo Aristizábal.

Actualmente en esta terminal no hay agua y, por ende, los baños están fuera de servicio. Por lo tanto, el acceso a esta parte de la estación está restringido. 

En los orinales de los hombres hay señales que no permiten su uso y a la entrada del baño de mujeres hay dos tarros de basura, impidiendo el paso.

 José Libardo López, usuario de la Fan page de El País, aseguró que “en Cañaveralejo los baños públicos llevan 8 meses sin funcionar y no hay quien los haga arreglar. ¿Serán de tecnología espacial y no hay un plomero que los arregle?”

Por su parte, Martín Díaz, otro lector de Elpais.com.co  dijo que “las estaciones de la troncal de Aguablanca están en un pésimo estado. En la estación Troncal Unida las puertas están dañadas y la estación se vuelve un chiquero, no me imagino cómo será Julio Rincón en unos meses”.

En la terminal Andrés Sanín, el baño adecuado para los conductores de los buses está dañado. 

“Esto está así hace años. Mire, yo ando con una bolsa plástica para orinar cuando el bus está vacío, porque los turnos son de cuatro y seis horas y no hay persona que aguante todo ese tiempo sin ir al baño”, dice el conductor de uno de los buses del MÍO.

El chofer de un articulado aseguró que “en Universidades ni siquiera hay baño y uno no se puede bajar a orinar en un árbol, porque la gente toma fotos y las sube a las redes sociales. En un centro comercial que queda allí, si nos ven con el uniforme de conductor, no  nos dejan entrar”.

 Jorge Vélez, presidente de la Liga de Estudiantes Usuarios del MÍO, indicó que en lo que va del 2015 ha recibido 120 solicitudes para instalar baños en la estación Universidades.

“Es increíble que en esta estación no haya condiciones básicas para que los usuarios utilicen el sistema. En enero le propuse al presidente de Metrocali que pusiera baños portátiles, pero su respuesta fue que como esta es una estación de trasbordo, no eran necesarios y que habrá  baños en la Terminal del Sur, cuando la construyan”, dijo Vélez.

El daño que dejó sin agua la terminal Cañaveralejo está siendo revisado por Metrocali para ver a quién le corresponde el arreglo. Si fue un acto vandálico, la Utr&t tendría que hacerse cargo.

No obstante, Francisco Ortiz, director de Infraestructura de Metrocali, señaló que el funcionamiento de los baños solo corresponde a su empresa “si el daño  es una humedad, una tubería o el enchape, pero la Utr&t (operador que se encarga del recaudo y de las estaciones) se debe hacer cargo cuando hay casos de vandalismo”.

 Ortiz hizo énfasis en que los validadores, los torniquetes y las pantallas “son responsabilidad de la Utr&t. Ellos se encargan de comprar, instalar y hacerles mantenimiento a estos elementos”. El funcionario explicó que los daños en las puertas de vidrio obedecen, en algunos casos, a desgaste natural; pero dijo que la mayoría de estos daños se dan porque los usuarios retienen las puertas mientras esperan los buses y les queman el motor. 

[[nid:411882;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/04/puertas-mio.jpg;full;{Los daños en las puertas son comunes en casi todas las estaciones de la Calle Quinta y muchos evasores suelen ingresar al Sistema por ellas. Foto: Jorge Orozco | El País}]]

 

“Ya instalamos 14 motores nuevos en algunas estaciones, pero en los próximos días sacaremos una licitación para el mantenimiento de todas las puertas y otras adecuaciones del sistema”, dijo Ortíz.

De otra parte, Beatriz Hoyos, vocera de la Utr&t, esgrimió que “nosotros somos quienes administramos las estaciones, pero los recursos para los arreglos salen de los fondos del sistema, que son traspasados por Metrocali. Ellos nos tienen que dar el dinero para realizar las obras y eso no ha sucedido”.

$1400 millones destinará Metrocali para el arreglo de las puertas de vidrio de las estaciones, la adquisición de nuevas estructuras y el arreglo de las losas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad