Caleños reportan mejoría en problemas por exceso de ruido en barrios

Julio 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Caleños reportan mejoría en problemas por exceso de ruido en barrios

Los operativos de las secretarías de Gobierno y Tránsito, Dagma y Policía se realizan de jueves a sábado de forma prioritaria en cuatro puntos de la ciudad: Parque del Perro, Juanambú - Granada, El Peñón y la Carrera 66.

En sectores como Gran Limonar, San Fernando Viejo, El Peñón, Juanambú y Granada ya se reportan avances.

Los altos niveles de ruido y los problemas de convivencia entre vecinos y comerciantes de barrios como Gran Limonar,  San Fernando Viejo, El Peñón, Juanambú y Granada, parecen presentar una mejoría respecto a meses anteriores, cuando el alto volumen de los parlantes rara vez dejaba dormir a quienes no rumbeaban.  De acuerdo con residentes de esos sectores en los que se aplica de forma intensiva el programa ‘Cali vive la noche’, los operativos de control realizados por  Dagma, Policía, Secretaría de Gobierno y Tránsito, han puesto en cintura a los ruidosos.  Victoria Motoa, presidenta de la JAC de Gran Limonar, indicó que en el sector de la Carrera 66 entre Autopista Sur y la Avenida Pasoancho ha habido una mitigación “significativa” del ruido en los últimos cinco meses. Lea también: El exceso de ruido tiene 'de tropel' a muchos caleños “Ahora, más que los establecimientos, el impacto se genera por la gente que se queda en la calle o escucha música a todo volumen en los carros. La labor de las autoridades sí se está viendo, cada ocho días hay operativos y ya no se están viendo los remates masivos en el parque de la Carrera 67, que desvelaban a los vecinos hasta las 6:00 a.m. del otro día”, aseguró Motoa. No obstante, la líder barrial indicó que en las zonas verdes del sector persiste la presencia de parejas teniendo sexo en las noches. Lea también: las comunas 10 y 22, las más ruidosas de Cali. Por su parte, la presidenta de  la Junta de Acción Comunal del bario San Fernando Viejo, Catherine Dupriez, dijo que en los últimos meses los niveles de ruido emitidos por los establecimientos comerciales nocturnos presentes en el Parque del Perro han disminuido. “Hoy estamos mucho mejor que al principio del año, el barrio está más tranquilo y no hay tanto impacto ni conflicto entre los comerciantes y los vecinos. Ahora los negocios pequeños, que no estaban insonorizados, han mermado el volumen y respetan los horarios de cierre”. No obstante, Dupriez manifestó preocupación por la eventual implementación del programa ‘Cali 24 horas’, que busca reactivar los escenarios y actividades nocturnas en diferentes corredores de la ciudad, como el Parque del Perro. Lea también: ultimátum del alcalde Armitage: negocios ruidosos serán cerrados. “Necesitamos más claridad sobre esta campaña y que se discuta con la comunidad, porque de la mano de la promoción de la noche también tiene que llegar la garantía para los residentes y turistas, como mejores andenes, horarios definidos, actividades más allá de la rumba”, expresó la presidenta de la JAC de San Fernando Viejo. Luciana González, residente de Juanambú, indicó que “todavía hay negocios sobre la Avenida 9 Norte que siguen poniendo música a todo volumen, pero lo que más ruido genera son los clientes que salen de esos sitios a seguir la rumba en la calle. Hay días en los que llegan las 5:00 a.m. y no podemos dormir por la bulla que hace la gente”. Entre tanto, Carlos Hernández, líder del barrio El Peñón, señaló que más que un mejor comportamiento por parte de los establecimientos nocturnos, lo que se ve en ese sector de la Comuna 3 es más presencia de las autoridades. “Aunque en las últimas dos semanas no hemos tenido problemas de ruido en el barrio, el lío siempre ha estado con los clientes de una discoteca en la Carrera 2, quienes hacen escándalos y casan peleas a la madrugada en plena vía pública. Allí también se están quedando a tomar después del cierre de los bares y en las madrugadas se escucha ruido”, aseguró Hernández. Carlos Velasco, presidente de la Asociación de Establecimientos Nocturnos, Asonod, señaló que “los empresarios de la noche somos los que no tenemos derecho a acabar con los vecinos. Debemos cumplir con las nomas de convivencia sin dilaciones ni objeciones. Lo que no podemos hacer es obligar a la gente que está en la calle generando ruido, ahí tienen que actuar las autoridades y se sale de nuestras manos controlarlo. Este es un tema de cultura ciudadana”. Mónica Duque, líder del grupo de impactos comunitarios del Dagma, indicó que este año se han realizado un total de 554 operativos, el 50 % de ellos en las zonas priorizadas por la campaña ‘Cali vive la noche’. “Durante esos operativos decomisamos 11 equipos de sonido y amplificación y hemos puesto 79 medidas preventivas y 51 agravantes a los establecimientos que incumplieron con las recomendaciones que les hicimos para que mitigaran el impacto. Así mismo, se han hecho 15 tasaciones de multa, entre los $2 millones y $6 millones”, aseguró la funcionaria, quien dijo que este año no se han realizado cierres preventivos de negocios por exceder los topes de ruido. Duque añadió que “este año hemos intensificado las acciones en los barrios para minimizar el impacto por ruido y eso ha llevado a que los mismos establecimientos reconozcan que las cosas han cambiado e, incluso, varios han optado por cerrar sus puertas debido a toda la presión que las autoridades hemos ejercido en este tema”.  Nelson Delgado, jefe de Guardas de Tránsito, indicó que en los operativos de ‘Cali vive la noche’ se han inmovilizado 786 vehículos por infacciones como mal parqueo, transitar sin los documentos al día o porque los conductores manejan bajo la influencia del alcohol. “Desde hoy (ayer) se incrementarán  los operativos contra vehículos mal estacionados, especialmente en Granada y El Peñón, que son las zonas críticas. Para esto destinaremos 240 guardas”, aseguró Delgado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad