Caleños que ensucien la ciudad serán castigados con multas

Marzo 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Caleños que ensucien la ciudad serán castigados con multas

Basuras. En algunos sectores del centro de Cali las empresas de aseo montan amplios operativos de limpieza para recoger los grandes volúmenes de desechos s y escombros que son arrojados diariamente por caleños poco cívicos.

Con el comparendo ambiental que se impondrá a partir del 15 de abril se espera poner a raya los malos hábitos de los caleños. La recolección de basuras le cuesta al municipio $10.000 millones al año.

Los alrededores de la galería Santa Elena permanecen con basura, a pesar de que 20 escobitas y dos camiones recogen permanentemente los desechos. Aquí, 30 toneladas de mugre brotan cada día.Según las tres empresas encargadas de recolectar los desperdicios de la ciudad, cerca de $4.000 millones se gastan cada año en recoger los residuos sólidos mal dispuestos por los caleños en separadores viales, parques y la misma calle. A esto se suman los $6.000 millones que emplea Emcali en limpiar todos los días 400 toneladas de basura y escombros de los canales de aguas lluvias. Es decir, un total de $10.000 millones al año. Ante dicha situación, el Dagma anunció que a partir del próximo 15 de abril aplicará el comparando ambiental a todos los ciudadanos que tengan malos comportamientos a ese nivel. Para algunos esto abre la posibilidad de cambiar la cultura de los caleños. Para otros esta será una apuesta que sólo el tiempo podrá evaluar.Malos comportamientos Según datos suministrados por las empresas de aseo de Cali, en la ciudad existen 137 puntos críticos de disposición clandestina de basuras, donde se compilán en promedio 650 toneladas de desechos cada semana.“El Calvario es uno de los sitios críticos, allí fluyen diez toneladas de basura, las cuales son recogidas día a día. Sin embargo, el caudal de desechos se vuelve a incrementar con el pasar de los minutos”, dijo Carlos Daniel Castellar, coordinador de relaciones con la comunidad de la empresa Ciudad Limpia. El vocero señaló que dos camiones, dos pequeños buldozer y al menos 20 hombres se encargan de que este sector de Cali no naufrague entre los desperdicios. “Sin embargo la situación es casi incontrolable”, dijo. Otro de los comportamientos poco cívicos de los caleños es arrojar escombros en separadores y zonas verdes. En total, 2.000 toneladas de residuos de construcción son vertidos en estos sectores. Limpiarlos cuesta $50 millones cada semana.Y el tema no termina allí. La empresa Ciudad Limpia aseguró que diariamente gasta $4 millones en asear diez parques del centro para despejarlos, principalmente de excrementos humanos.“Como no hay baños públicos, los cerca de 150 indigentes que viven en este sector hacen sus necesidades en zonas como el Parque de Los Estudiantes, los alrededores de iglesia La Ermita y las calles del centro”, declaró Jaime Duarte, director de operaciones de la empresa de aseo Ciudad Limpia.Según la Procuraduría Ambiental de Cali, la falta de control y cultura son los principales factores de la acumulación de basuras en la ciudad.“Hay que reconocer que con las nuevas empresas de aseo la situación ha mejorado. Sin embargo, Emsirva estuvo varios años huérfana y no desarrolló los programas de cultura ciudadana que ayudaran a mitigar el mal comportamiento de los caleños en su disposición de sólidos, ahora estamos padeciendo las consecuencias”, precisó Fernando García, ambientalista del grupo Tierra Verde.Los operadores de aseo de la ciudad coinciden en los señalamientos de la Procuraduría Ambiental. Sin embargo, enfatizan que el sector comercial es el que más contribuye en la disposición de basuras en sitios inadecuados. “En Santa Elena los carretilleros e indigentes que viven en la zona vierten en las esquinas desechos que ellos transportan por el pago de mil o dos mil pesos. Esta situación se genera porque los bodegueros y vendedores ambulantes les entregan sus residuos sólidos, impactando permanentemente los alrededores de la plaza de mercado”, dijo Jonh Freddy Bermúdez, gerente operativo de la Empresa Promoambiental, que se encarga de colectar la basura del Sur y Norte de Cali. Los altos niveles de contaminación de basuras en El Calvario, también son achacados a los comerciantes, por parte de los operadores de recolección de basuras. Edwin Giraldo, miembro de la junta directiva del Gremio de Comerciantes del Centro, Grecocentro, señaló que varios administradores de locales de esta zona les permiten a los habitantes de la calle llevarse material de reciclaje, el cual es dispuesto inadecuadamente. “Falta más ley, imponer multas. Las empresas de aseo recogen la basura a las 7:00 p.m. y 30 minutos después hay un montón de desechos”, dijo Giraldo. Ante tal panorama, el Departamento Administrativo de Gestión Ambiental de Cali, Dagma, anunció que mil personas, entre Policía Ambiental, guardas cívicos, agentes de Tránsito y sus propios funcionarios, aplicaran el comparendo ambiental. “Nos faltaban dientes a la hora de sancionar y con el comparendo ambiental esperamos tenerlos. Desde diciembre del año pasado hemos desarrollado una prueba piloto, donde hemos impuesto cerca de 250 sanciones pedagógicas y de esta manera ajustar el documento final”, expresó el sargento Angel Ñañez, comandante de la Policía Ambiental de Cali. Efraín Sierra, director del Dagma, explicó que el comparendo será aplicado en una primera etapa en zonas críticas de la ciudad y tendrá como sanciones desde talleres pedagógicos hasta multas por el orden de los $10 millones.“La demora en su aplicación se debe a que lo estamos blindando jurídicamente. También porque estamos sistematizando el proceso, ya que necesitamos un software que nos permita crear una gran base de datos de los ciudadanos infractores, para de esta manera sancionar de manera severa a los caleños reincidentes ”, concluyó Sierra.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad