Caleños le regalaron una sonrisa a los niños de Potrero Grande

Diciembre 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

1800 niños y niñas de este sector recibieron los regalos donados por cientos de ciudadanos para la campaña ‘Un regalo para sonreír’.

[[nid:493690;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/12/regalo-navidad-papa-noel_0.jpg;full;{Muy emocionados y sorprendidos estuvieron los 1800 niños de Potrero Grande que recibieron un juguete este diciembre gracias a la campaña ‘Un regalo para sonreír’. Los rostros de los pequeños lo dicen todo.Johan Manuel Morales l El País}]]

“Estoy muy contenta por el regalo que recibí. No esperaba que el Niño Dios se acordara de mí”, exclamó sonriente María de los Ángeles Ocoró, una pequeña de cuatro años que este miércoles recibió una muñeca, suficiente para dibujar una sonrisa en su rostro.

Natalia Varela, de diez años, manifestó mientras abría emocionada su regalo, “estoy tan feliz. A veces uno piensa que no va a recibir nada en Navidad”.

“Todos los años quisiera recibir regalos como este”, comentó Valeria Balanta, de nueve años, quien recibió una muñeca barbie.    

Con una gran sonrisa mientras rasgaba el papel en el que venía envuelto  su detalle navideño, se encontraba Miguel Ángel Vásquez, de seis años: “¡Ay! ¡Miren! ¡Recibí un carrote! ¡Qué chévere!”.

Ellos hacen parte de los 1800 niños de Potrero Grande, en el oriente de Cali, que recibieron en la mañana de ayer un detalle que alegró su Navidad gracias a la campaña ‘Un regalo para sonreír’, que lideró El País, el Noticiero 90 Minutos, la Cruz Roja Seccional Valle, Blu Radio Cali y Almacenes La 14.

El epicento de la alegría fue la iglesia del barrio, espacio de paz en medio de la violencia y las difíciles condiciones sociales que allá se viven.

Ángela Mera, una madre cabeza de familia, que llevó a sus tres hijos para que recibieran su Niño Dios, comentó que “esta época es para estar en familia y ver a nuestros hijos muy alegres, a pesar de los problemas que se viven en el sector ellos siempre merecen felicidad”.

A su turno, Lina Fernández, madre de otro menor que recibió su obsequio navideño, manifestó que “muchas veces por las dificultades que todos pasamos en Potrero, no podemos darles una buena Navidad a nuestros niños, pero hoy están felices y es muy bonito verlos así en diciembre”.

Además de recibir sus obsequios navideños, los pequeños de Potrero Grande disfrutaron de un refrigerio durante la mañana de ayer en la parroquia del barrio.

John Denis, un joven líder de Potrero Grande, afirmó que actividades como la vivida ayer en su barrio dejan muchas cosas: “el agradecimiento a las personas que donaron regalos para los niños y ganas de seguir haciendo cosas buenas por el sector. Queremos impulsar una mejor imagen de Potrero. Somos más los buenos que los malos”.  

Los niños recibieron sus detalles de la mano de voluntarios de la Cruz Roja, algunos de ellos  disfrazados de Papá Noel y con trajes alusivos a la Navidad.  

La campaña ‘Un regalo para sonreír’ se realiza anualmente. Las oficinas de El País, los Almacenes La 14 y la Sede Principal de la Cruz Roja fueron los puntos de acopio para los detalles.

Valentina Bedoya, voluntaria de la Cruz Roja, comentó que  “ver a estos niños felices, que nos regalen una sonrisa o un abrazo cuando reciben sus regalos, son momentos que nos llenan de una satisfacción muy grande y que no cambiamos por nada en este mundo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad