Caleño desarrolla un velocípedo de madera para el desarrollo de los niños

Noviembre 01, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Caleño desarrolla un velocípedo de madera para el desarrollo de los niños

El ingeniero Rafael Llanos ideó el velocípedo de madera para niños y empezó a fabricar prototipos en un taller de San Fernando. Aunque se inventaron en el Siglo XIX hoy circulan con tecnología del Siglo XXI.

El ingeniero Rafael Llanos ideó el velocípedo de madera para niños y empezó a fabricar prototipos en un taller de San Fernando. Aunque se inventaron en el Siglo XIX hoy circulan con tecnología del Siglo XXIVelocípedos de madera, sin pedales, como fueron los primeros que se inventaron en el Siglo XIX, pero con tecnología del Siglo XXI y hechos para el desarrollo humano, sólo para niños de tres a cinco años y con sentido ecológico.Ese es el aporte de un ‘Caleño de calidad’ para la naciente generación. La curiosidad se le despertó al ver un modelo artesanal en Alemania. Le consiguió uno a su nieto Benjamín y notó que llamaba la atención donde iba. Entonces decidió estudiar el modelo de velocípedo artesanal, para proponer un nuevo prototipo, más acorde con las necesidades del niño y su seguridad al montarlo. Y más amable con el entorno.Gracias a su experiencia como ingeniero logró diseñar en Autocad un modelo mejorado, más aerodinámico y compatible con los niños. Mientras los rines alemanes son macizos los de aquí son en radios gruesos de madera. El tenedor es más ergonómico y optimiza los cortes porque de una sola pieza salen las dos partes del tenedor. No desperdicia madera.Llanos habló con Jorge Muñoz, un nariñense maestro de obra con quien ha trabajado en proyectos de ingeniería y lo invitó a asociarse en este nuevo proyecto. “Yo pongo los materiales y él la mano de obra. Abrieron un taller donde trabajan dos hijos de Jorge torneando las piezas de los velocípedos.Hizo modelos que envió a México donde consiguió distribuidor. La transportadora TCC vio el velocídpedo en uno de sus envíos y le encargo la fabricación de una cantidad para regalos infantiles.Pero Llanos dice que “he mentalizado este proyecto no pensando en hacerme rico, sino pensando en los niños a partir de mi nieto Benajmín a quien vi disfrutando hasta la saciedad el velocípedo”.Su modelo de su velocípedo se llama Benjamín, como su nieto. Y espera que, como a él, este juguete le sirva también a muchos niños.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad