Caleña enseña a cocinar a través de un blog

default: Caleña enseña a cocinar a través de un blog

Gracias a su sitio, cada semana brinda una receta de la cocina suramericana y del Caribe en español y además la replica en inglés en el portal www.latingrannyseasonings.com

Caleña enseña a cocinar a través de un blog

Febrero 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Por: Claudia Liliana Bedoya
Caleña enseña a cocinar a través de un blog

De joven, no quería aprender a cocinar, no le veía la importancia, y hoy creo que todo lo que uno pone en el cuerpo muy joven, va a impactarle toda la vida.

Gracias a su sitio, cada semana brinda una receta de la cocina suramericana y del Caribe en español y además la replica en inglés en el portal www.latingrannyseasonings.com

El sabor del arroz con coco y la textura de la melcocha están intactas en su memoria, igual que los recuerdos de su niñez en su casa del Barrio Tequendama en donde su madre y sus tías montaban fogón junto a la piscina para batir un delicioso manjarblanco.Marleny Franco, una caleña residente en Nueva Jersey, confiesa que no es la mejor cocinera del mundo, pero hoy a través de su blog www.lasazondeabuela.com se ha convertido en la nueva celebridad de la cocina latina. Gracias a su sitio, cada semana brinda una receta de la cocina suramericana y del Caribe en español y además la replica en inglés en el portal www.latingrannyseasonings.comGran parte de sus recetas hacen parte de un compedio de 200 que ha recogido del saber de su madre, su abuela y por supuesto de su experiencia en la cocina, pues ella, como cualquier persona, disfruta cocinar para sus seres queridos, de ahí que en su blog siempre deje clara su condición: "No soy cocinera profesional solo me gusta cocinar y comer bien". Marleny, una especialista en horticultura pero que desde hace una década está dedicada al diseño de jardines, recuerda que aprendió a cocinar a la fuerza a los 16 años, justo cuando le dieron permiso de tener un novio. "Aunque vivíamos en Estados Unidos, mi madre seguía las costumbres de Colombia, era bien tradicional y me decía Si tiene la edad para tener novio, tiene que aprender a cocinar", cuenta. Un día, cuando recibió la visita de su novio, que luego se convirtió en su esposo, sus padres la encargaron de la cocina. Su reto era hacer de comer para sus hermanos y para su pretendiente. "Lo primero que me imaginé fue hacer arroz con fríjoles. Cuando terminé de preparar y apenas lo probaron, todos dijeron: 'Vamos a ordenar pizza' y lo botaron todo a la basura. La pena que me dio fue increíble. Mi novio era un dominicano y ese día sólo atinó a decir Oh Dios mío, esto sí que es terrible. Tengo que enseñarte a cocinar".Con la lección aprendida, a punta de bochorno, Marleny empezó a interesarse por la cocina, a tomar nota de las recetas de su madre y de su abuela, y a interesarse por platos que a ella le seducían como el tamal tolimense o el viudo de pescado. Vegetariana, alérgica al ají o todo lo que tenga picante, Marleny cuenta que la idea de escribir un libro con recetas tradicionales empezó cuando muchos latinos residentes en Estados Unidos llamaban a su mamá a pedirle orientaciones sobre una receta en particular. "Había una necesidad de salvar esas recetas de mi madre, ella tenía muchas escritas a mano y tenía que aprovechar que aún la tenía a mi lado al igual que a mi abuela para preguntar y verificar detalles, de lo contrario todo su saber se perdería". Se dio a la tarea de digitalizar todo, de mantenerlas en su computador y el año pasado lanzó su edición digital para kindle en inglés y español. Al ver la acogida y que muchas recetas podían tener variaciones, se animó a crear el blog.Aprovechó su receso laboral y en noviembre empezó la labor de enriquecer su blog www.lasazondeabuela.com, tarea que realiza una vez por semana y cuyas actualizaciones son notificadas a quienes inscriben su cuenta de correo.Además de poner la receta con ingredientes y el paso a paso de la preparación, Marleny ya ha pensado en incluir videos para ilustrar recetas como la de una empanada, "que a veces se torna difícil de explicar con palabras". Y aunque aspira a que su libro un día sea impreso, explica que ella no quiere dar cátedra de cocina. "No trato de educar a los que ya saben cocinar. Sino de enseñarle a las nuevas generaciones cómo obtener ese sabor propio de madres y abuelas".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad