Buscan soluciones al 'dolor de cabeza' de la acumulación de escombros en Cali

Buscan soluciones al 'dolor de cabeza' de la acumulación de escombros en Cali

Junio 11, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
escombros

La Policía ha realizado 17 capturas y ha impuesto 60 comparendos este año por disposición indebida de escombros.

José Luis Guzmán / El País

Los caleños producen en escombros cada mes el equivalente a llenar por completo la Plaza de Toros de Cañaveralejo, y la cantidad parece aumentar cada año. El problema, según la comunidad y las mismas autoridades, es la recolección de estos residuos, que en un 25% son arrojados ilegalmente a las calles.

Buscando un alivio al problema de recolección, el Dagma y la Unidad Especial de Servicios Públicos de la Alcaldía (Uaesp) planean iniciar la construcción en el 2018 del Parque Ambiental y Tecnológico de Navarro, en cuya primera fase estaría la estación de transferencia de residuos sólidos, anteriormente ubicada en la Carrera 50 con Autopista Simón Bolívar. Este proyecto facilitaría el descargue para los carretilleros, quienes representan una de las vías más comunes de los caleños para deshacerse de residuos sólidos domiciliarios.

Sin embargo, a partir de un sondeo realizado en la página de Facebook de El País, los usuarios manifestaron que muchos ciudadanos siguen arrojando sus escombros de manera irregular en parques y vías , en vez de entregarlos a los operadores de aseo.

Según el Dagma, al menos 700 toneladas de escombros son abandonadas de manera ilegal diariamente en la ciudad. La situación, además de deteriorar el espacio público, se convierte en foco de inseguridad, y se suma a los elementos que provocan la mayoría de las inundaciones.

“Aunque las empresas de aseo prestan el servicio por recolección, este es un proceso demorado y poco eficiente. Por eso muchos recurren a los carretilleros, que normalmente depositan los escombros en espacios no permitidos y a futuro generan problemas de salubridad, higiene, y taponamiento de canales residuales”, dice David Alexánder Pino, usuario de Facebook.

escombros escombreras

Varias vías del sector Los Robles, al oriente de la ciudad, permanecen normalmente con acumulación de escombros y residuos sólidos domiciliarios.

José Luis Guzmán / El País

De acuerdo con este ciudadano se encuentra Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión de Riesgo de Cali, quien afirma que cada día se retiran de los sumideros un promedio de 111 toneladas de residuos sólidos, gran parte de ellos escombros mal depositados.

El funcionario subraya que es en la temporada de lluvias cuando los ciudadanos comprenden los perjuicios producto del manejo inadecuado de estos residuos.

Para la usuaria Diana Murillo, “falta conciencia y educación por parte de los habitantes. También faltan avisos donde se lean las multas y sanciones, control de las autoridades y más acción de las empresas de limpieza”.

Murillo señala el cruce de la Calle 52 entre Carreras 5 y 1 como uno de los puntos de acumulación irregular de escombros. Otros usuarios también ubicaron otras ‘escombreras’ ilegales en barrios como Mojica, Versalles, Las Orquídeas y Belalcázar.

Por su parte, Diego Benavides, coordinador del Grupo de Residuos Sólidos del Dagma, señala que en la ciudad existen 138 puntos críticos de arrojo ilegal de residuos sólidos, y ocho de los sectores más afectados se encuentran en el oriente.

Reemplazo a la estación de La 50

El Parque Ambiental y Tecnológico de Navarro, que iniciará su construcción en 2018, servirá como estación provisional de descarga de escombros, a donde los recicladores pequeños podrán depositar legalmente los residuos domiciliarios.

El proyecto de Navarro reemplazará a la antigua ‘escombrera’ de la Autopista Simón Bolívar con Carrera 50, clausurada en 2016 por estar ubicada en el primer tramo del proyecto de rehabilitación del jarillón del río Cauca.

¿Y después de la escombrera?

Otro asunto que inquieta a algunos usuarios es la utilidad final de las 2500 toneladas de escombros que deja diariamente la ciudad, pues actualmente estos residuos sólo sirven para rellenar fosas de antiguas ladrilleras en Candelaria, o para acumularse en Puerto Tejada.

“En muchos países tienen programas para reciclar los escombros, debería haber mínimo dos lugares de estos en Cali”, propone Cristian Caicedo.

Parte de los escombros de Cali son llevados a Candelaria, donde se usan para rellenar antiguas fosas de ladrilleras. Otra parte, de las cons- tructoras, va a Puerto Tejada.

En la misma línea se encuentra Luis Fernando Zapata, coordinador de Residuos de construcción y demolición de la Uaesp, quien afirma que en el Parque Ambiental y Tecnológico de Navarro se iniciarán proyectos de reciclaje de estos elementos, aunque advierte que su mezcla con otros desperdicios dificulta la selección.

El ingeniero Alejandro Salazar, docente de la Universidad del Cauca, asegura que los escombros pueden ser transformados en obras de bien público, y cita los ejemplos del Jarillón del río Lili, hecho en su totalidad con escombros reciclados, o la Ciudadela Nashira, en El Bolo, Palmira, construida a partir de estos residuos y habitado por 48 familias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad