Botar un papel a la calle le puede salir caro

Botar un papel a la calle le puede salir caro

Marzo 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

No recoger las heces fecales que su mascota dejó en el parque del barrio o lavar el carro y otros objetos en el espacio público son situaciones que suelen pasar desapercibidas, pero que muy pronto pueden salir costosas.

No recoger las heces fecales que su mascota dejó en el parque del barrio o lavar el carro y otros objetos en el espacio público son situaciones que suelen pasar desapercibidas, pero que muy pronto pueden salir costosas. Desde abril, autoridades como el Dagma, de la Policía Ambiental, de Secretaría de Gobierno Municipal y los guardas cívicos serán los encargados de sancionar con un comparendo ambiental a cualquier ciudadano o empresa que cometa alguna de las 19 infracciones contra el medio ambiente, la salud y el espacio público de Cali.Dependiendo de la gravedad de la infracción, los comparendos oscilan entre 0,5 y 20 salarios mínimos mensuales, pero también incluyen medidas pedagógicas y trabajo social.Al respecto, el director del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, Efraín Sierra Delgadillo, explicó que la medida busca controlar comportamientos que están impactando negativamente a la ciudad.“Un ciudadano que tire un perro muerto a la calle o una empresa que disponga basuras en las vías públicas, no sólo constituye un problema de ornato, sino de contaminación y afectación de la salud pública”, aclaró Sierra.Además, durante este mes se revisarán los acuerdos y decretos que podrían darle investidura a cerca de mil personas que estarían en disposición de aplicar el comparendo. Guardas cívicos y auxiliares de la Policía Ambiental harían parte de este grupo.Ángel Ñáñez, sargento primero de la Policía Ambiental, explicó que las personas que se resistan a recibir la sanción pueden ser llevadas a una estación de policía con el propósito de ser identificadas plenamente. “En un caso como este, preocupa el rol de los guardas cívicos, que ante la ejecución de este procedimiento pueden ser agredidos por personas que no respetan ninguna clase de autoridad”, añadió el sargento Ñáñez.Meses atrás se aplicaron 300 comparendos, dentro de un proceso piloto de la medida. Los ciudadanos sancionados recibieron capacitaciones pedagógicas.Por su parte, Ángela Chala Arango, administradora del medio ambiente y los recursos naturales, aplaude la iniciativa. “Lamentablemente necesitamos que nos cobren para dejar de contaminar. Espero que los recursos recaudados sean para la recuperación de zonas verdes”, complementó.Según el Dagma, el Parque del Perro, el centro de Cali y el Parque del Ingenio son los lugares donde más infracciones ambientales se producen.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad