‘Boom’ urbanístico preocupa a los habitantes de Normandía

‘Boom’ urbanístico preocupa a los habitantes de Normandía

Julio 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
‘Boom’ urbanístico preocupa a los habitantes de Normandía

Varios proyectos habitacionales tienen obras en marcha en la loma de Normandía.

Cerca de 700 apartamentos nuevos que traerían 1.300 vehículos ponen en riesgo la movilidad en el sector.

La carrera por el urbanismo empieza a amenazar a Normandía, un sector exclusivo del oeste de Cali que no sabe de dónde van a salir vías y servicios públicos para tanta gente.Los vecinos están preocupados porque actualmente se están promocionando cinco proyectos urbanísticos en el sector para construir 656 apartamentos. Ellos estiman que eso traería 1.300 nuevos vehículos en una zona que sólo tiene una vía de acceso y de salida, lo cual complicaría la movilidad del barrio y de todo el oeste.Farouk Kattan, miembro de la junta comunal, señala que “no se pueden dar permisos para construir más edificios que van a llevar más carros sin ampliar las vías, porque se produciría un fenómeno similar al de Santa Rita y Santa Teresita”.La asociación de vecinos de Normandía advirtió que lo que hay allí es un desarrollo de unos 700 apartamentos a los que se añaden otros 500 que se construyen en el Aguacatal, lo cual significa más vehículos que van a desembocar al puente de la Portada al Mar donde se produce un embudo vehicular en horas pico.Aída de Estela, líder comunitaria del oeste, sostiene que “el sector, que tiene buen aire y buen vecindario, es muy apetecido por los grandes constructores y Planeación Municipal y Emcali están encantados de darles los permisos”.Otra inquietud es la disponibilidad de servicios públicos para los nuevos desarrollos. La asociación de Normandía advierte que hay problemas porque los apartamentos que están más arriba de la loma no disponían de agua suficiente y tenían que ser surtidos con carrotanques.Hace quince años los constructores se comprometieron a hacer tanques y bombas para garantizar el suministro del agua, pero ese proyecto quedó inconcluso, advirtieron los afectados.Emilio Corrales, ingeniero de Acueducto de Emcali, explicó que la zona sí tiene posibilidad de acoger más usuarios de acueducto porque hay dos tanques de almacenamiento y una estación de bombeo para llevar el líquido hasta arriba. No obstante el tanque 1 hecho por constructores privados no ha sido recibido por Emcali en un 100%, mientras el tanque 2 no se ha acondicionado y le falta terminar la conducción y las redes de distribución. Además, aún no existe infraestructura de acueducto del tanque 1 al 2, confirmó el técnico.Como si fuera poco hay unos sectores de desarrollo incompleto o invasiones en el cerro que no han sido regularizadas y pueden llegar a afectar los sistemas. Eso constituye una demanda de agua que no está considerada en un 100%, pero que de todas maneras toma el líquido ilegalmente, lo que termina afectando el suministro para las viviendas de Normandía.Kattan apuntó que por ahora “no se conoce cómo abastecerán la gente de servicios porque no se ven redes nuevas de acueducto y alcantarillado y tampoco hay certeza de cómo se dispondría el agua residual allí, distinto a tirarla al río”.El ingeniero Corrales indicó que todo eso se va resolviendo “en la medida que Planeación aprueba los proyectos a los constructores y haya nuevas definiciones urbanísticas en la zona”.Emcali precisó que el hecho de que haya más o menos viviendas incide en los colectores residuales, y estos están considerados en el colector de la margen izquierda del río Cali y no tienen problema. Y las aguas lluvias llegan al río Cali por la quebrada ‘El buen vivir’.En cambio lo que sí puede perjudicar es la modificación que se haga en el uso del suelo. La actividad humana al igual que la deforestación de la cuenca de los cerros pueden cambiar el caudal de la quebrada que atraviesa el sector y producir inundaciones, advirtió el Dagma.De hecho, el cambio del cauce de la quebrada por parte de un constructor para hacer un edificio obligó a esa entidad a suspender temporalmente las obras mientras se corregía la anomalía.Para los vecinos de Normandía es cuestionable que se esté permitiendo la acelerada urbanización de la zona por las autoridades municipales y sostuvieron que el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, restringió las construcciones allí a un máximo de cinco pisos.María Fernanda Penilla, subdirectora de Ordenamiento Urbanístico, sostuvo que la autorización para hacer torres de doce pisos como se están haciendo la dio un subdirector del POT hace unos años. Con base en ese concepto las curadurías urbanas estarían aprobando licencias para los nuevos proyectos.No obstante, dijo que su dependencia sólo ha autorizado ventas de apartamentos a un proyecto, Sierra de Normandía. Los demás aún no tienen permiso de venta y Penilla estima que de pronto tampoco licencia de construcción porque si no, ya estuvieran vendiendo.La funcionaria dio a conocer que requirió a la constructora Índico, originaria de Medellín, porque estaba construyendo una torre adicional a las cuatro que había presentado en su proyecto inicial. La obra del edifico adicional fue suspendida.Finalmente, en lo que coinciden vecinos del oeste y constructores es en que se debe ajustar el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, para que hayan normas claras que garanticen un desarrollo organizado de la ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad