Bingo en Cali para recaudar fondos por los niños con cáncer

Abril 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Bingo en Cali para recaudar fondos por los niños con cáncer

Pregunte por el evento y las boletas ($25.000) en el 554 23 60 o 554 5546.

El evento será el jueves 30 de abril en el hotel Dann Cartlon, salón Ritz, a partir de las 8:00 p.m.

En la sede de la  Fundación la Divina Providencia, que queda  en el barrio San Fernando, viven 90 personas. La mitad, niños o adolescentes que están en tratamiento contra el cáncer, la otra mitad son sus acudientes. 

Se trata de familias de escasos recursos que se ven obligadas a venir a Cali para acceder a la atención médica y que provienen de otros municipios, incluso de zonas muy apartadas de Cauca, Nariño o Chocó.

Sostener esta obra no es sencillo. Allí los pacientes y sus familiares no solo tienen un techo, sino alimento y apoyo sicológico para enfrentar estas duras batallas.

Una de las herramientas de la fundación para garantizar su subsistencia es un bingo anual, que esta vez tendrá lugar el jueves 30 de abril.

Será el hotel Dann Cartlon, salón Ritz, a partir de las 8:00 p.m. 

El premio mayor será de un millón de pesos y habrá rifas de tabletas y televisores.

“Lo importante es que sepan que están aportando a una buena causa”, dijo Pilar Carbonel, directora de la Fundación, que en este momento tiene niños entre los 2 y l os 16 años. 

La señora Carbonel explica que este evento, además de ser importante para ayudar en el sostenimiento del hogar, será el punto de partida para un nuevo sueño: tener un hogar para niños trasplantados.

Por las delicadas condiciones en las que salen los niños que son sometidos a trasplante de médula ósea, requieren un espacio muy bien adecuado, donde puedan estar aislados y por ejemplo, contar con  filtros de aire. “Tener un espacio especial para que estos chicos se puedan recuperar bien y  así puedan regresar a sus lugares de origen sanos, es nuestro nuevo objetivo. Es un proyecto que estamos construyendo”, dijo la directora de la Fundación. 

Cristian Andrés Toconás, de 14 años, sería uno de esos pacientes especiales que disfrutaría de aquel espacio espacial. Fue trasplantado hace poco y en este momento se recupera satisfactoriamente en la Divina Providencia. 

Su mamá, Manuela Yatacué Calambás, dice que si no tuviera un hogar de paso como este, no habría sido posible pensar en la mejoría de su hijo

“Venimos de Toribío, en el Cauca. Imagínese tener que venir cada vez que necesitara ni niño un tratamiento o llevármelo ahora que está tan delicado. Su recuperación dependen del cuidado. Por eso, siempre estaré agradecida con lo que ellos hacen por nosotros”, dice.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad