“Bellas Artes ya sanó su déficit presupuestal”: Ramón Espinosa, rector de la institución

“Bellas Artes ya sanó su déficit presupuestal”: Ramón Espinosa, rector de la institución

Julio 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Johan Giraldo, reportero de El País
“Bellas Artes ya sanó su déficit presupuestal”: Ramón Espinosa, rector de la institución

Ramón Daniel Espinosa Rodríguez, rector Bellas Artes, Institución Universitaria del Valle.

El Instituto Departamental de Bellas Artes recibió la acreditación institucional de su programa de música. El rector de la entidad, Ramón Espinosa, explicó cuál es la actualidad de la institución y qué planes hay para el futuro.

Los momentos difíciles por los que el Instituto Departamental de Bellas Artes ha atravesado en los últimos años parecen cosa del pasado. Esto se debe a que esta institución superó los problemas financieros que la aquejaban durante la anterior administración.

El saneamiento en sus finanzas ha permitido que ahora la institución haya decidido realizar  una inversión millonaria a nivel de infraestructura física, con el fin de brindar más espacios a los estudiantes y proyectar aún más el Instituto Departamental de Bellas Artes.

Las buenas noticias para esta institución no paran ahí, ya que, hace pocos días, recibió la acreditación institucional de alta calidad en el programa de música.

El rector de la institución, Ramón Daniel Espinosa Rodríguez, habló sobre el proceso de acreditación, la inversión económica y la crisis financiera que afectó a estudiantes y profesores.

Recientemente el Ministerio de Educación entregó al Instituto Departamental de Bellas Artes  la acreditación institucional de alta calidad en el programa de Música, ¿qué representa este reconocimiento para la institución? 

Representa un reconocimiento importante para la institución, esto significa  que el programa que estamos ofreciendo está con los estándares de calidad exigidos por el Ministerio de Educación. Es también una de las formas de decirle al país  que la inversión que el Estado está haciendo es para una institución que tiene un programa con índice de calidad importante, con gran reconocimiento por sus productos artísticos, de formación, y que  la institucion paulatinamente ha ido creciendo en su desarrollo, en su proceso de docencia, investigación y proyección social.

¿Hace cuánto ha venido trabajando Bellas Artes para obtener esta certificación de alta calidad?

La institución ha venido trabajando desde hace doce años en torno a procesos de calidad, permanentemente ha generado una implementación de procesos de autoevaluación de programas y a nivel institucional. De esa forma, medimos los procesos y  planteamos planes de mejoramiento desde el punto de vista académico, de recursos, infraestructura y asimismo, procesos de actualización de los planes de estudio que se ofrecen para que den respuesta a las necesidades de hoy.

¿Cómo se verán beneficiados los estudiantes y el profesorado con esta acreditación?

Es un plus para seguir creciendo, pero también es la posibilidad de que la institución mejore mucho más. El hecho de obtener esta certificación de alta calidad genera un compromiso mayor para fortalecer aquellos aspectos que fueron demarcados positivos por los pares académicos, y aquellas recomendaciones poderlas fortalecer aún más. Con la evaluación, los pares académicos fueron muy exigentes en torno a sus factores de demanda y por supuesto decidieron que cumplimos con estos índices de calidad que exigen.

Una de las novedades que presenta Bellas Artes es que está invirtiendo en infraestructura física, ¿en qué va esto?

Tenemos un gran proyecto denominado Manzana de Bellas Artes, este consiste en que nosotros vamos a ampliar la infraestructura a toda una manzana con cuatro componentes importantes: el educativo, de emprendimiento, el comercial y de proyección social. El primer componente requiere más aulas inteligentes, talleres de producción, áreas de bienestar para los estudiantes. El segundo, es a nivel de empresa, donde aspiramos a tener un centro de producción audiovisual, con el que queremos incidir en el mejoramiento de la alta calidad de la enseñanza de las artes. Este centro de producción audivisual se convertirá en una oportunidad de brindar herramientas tecnológicas de altos estándares para oportunidades laborales y posicionar a la institución como un lugar innovador. 

Con el componente comercial, aspiramos a que esta Manzana de Bellas Artes sea un epicentro del conocimiento para todo el mundo. Queremos que investigadores, estudiantes, académicos, vean  este lugar como un espacio cultural y académico donde puedan comprar libros, visitar la biblioteca, además de conseguir insumos para el arte, para que se puedan adquirir.

Por último, el componente que también buscamos reforzar es la proyección social. Comenzamos con un mejoramiento enorme en nuestras salas, como la renovación de las salas Beethoven y Julio Valencia, brindaremos sillas especializadas para los músicos,  en fin, un aporte de mejoramiento tecnológico para la comunidad en general. Por esto y mucho más  queremos brindar espacios alternos para los estudiantes y ciudadanos, y que, además, esta Manzana de Bellas Artes sea parte del Plan de Desarrollo de Cali, que esté relacionada al Boulevard del Río, la Plazoleta Jairo Varela, el CAM, y que se incorpore a estas inversiones que ha hecho Cali.  

En años anteriores se conoció que la institución atrevesaba problemas financieros, ¿cómo se encuentra en la actualidad la economía de Bellas Artes?

La institución comenzó el año 2016 saneada financieramente. Aquel déficit presupuestal que tenía la institución ya ha sido superado. Esto gracias a aportes del departamento y por recursos propios que hemos conseguido. Es muy satisfactorio anunciar que en 2015  cerramos todo el déficit pendiente. Del mismo modo, este año comenzamos con un apoyo gubernamental, estableciendo contratos para todo el año, siempre de la mano con lo que la Gobernación debe aportar para la institución. Así, los docentes ya no tiene de qué preocuparse, cada quince días tienen su salario fijo, tanto el personal nombrado, como  los profesores hora cátedra y los grupos profesionales (la Banda Departamental y el grupo de títeres). Así las cosas, el mensaje para los estudiantes es que estén tranquilos, que la institución quiere es crecer académicamente con la meta de tener la más alta calidad en cada uno de los programas.

Incluso, este semestre tenemos proyectado entregar la solicitud del programa de Artes Plásticas al Consejo Nacional de Acreditación para obtener la certificación de alta calidad.

A propósito Bellas Artes  es una Institución Universitaria del Orden Departamental de  Valle del Cauca, creada mediante Ordenanza No. 08 de 1936 y nace como Conservatorio de Cali en 1932. Los beneficiarios  de esta institución son 13.804 personas a nivel departamental. Siendo el 78 % de ellas, de Cali. De estos 13.804  beneficiarios, el 92 %  pertenecen a estratos 1, 2 y 3.La inversión total que realizará  Bellas  Artes es de más de $10.000 millones. Comprará seis predios para ampliar su cobertura.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad