Bancos de sangre de Cali lanzan nuevo SOS

Septiembre 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Cynthia Rankin | Especial para Elpais.com.co

Banco móvil del HUV adelanta campaña en la Universidad del Valle para aumentar sus reservas. Cruz Roja y Valle del Lili alertan por déficit de sangre. Conozca los mitos y verdades a la hora de donar.

Los tres principales bancos de sangre de la ciudad hicieron un nuevo llamado a los caleños para que se acerquen a donar, pues sus reservas aún son insuficientes y no alcanzan a atender las necesidades de cientos de pacientes que pasan por la red hospitalaria de la ciudad actualmente en crisis. 

Se trata de los bancos del Hospital Universitario del Valle, HUV, Cruz Roja y Fundación Valle del Lili. 

Hace aproximadamente dos semanas, el banco de sangre del HUV volvió a abrir sus puertas luego de permanecer casi un mes cerrado, pues no contaba con los insumos básicos para recolectar la sangre.

Gracias a diferentes campañas de sensibilización, a las que se han sumado las redes sociales para pedir donaciones de este recurso vital, el hospital comienza a llenar sus reservas lentamente. 

"El banco viene recaudando al menos 60 unidades diarias en el puesto fijo que está ubicado en el hospital", afirma Grace Abadía, coordinadora de promoción del banco del HUV.

En condiciones normales, el HUV necesita alrededor de 1300 unidades de sangre cada mes para atender entre 800 y 1200 pacientes.

Aunque no se tiene una cifra exacta del uso de este recurso, el hospital atiende procedimientos de alta complejidad, partos y otro tipo de tratamientos que lo requieren a diario. 

Esta semana, de 8:00 a. m. a 4:00 p. m., la unidad móvil del banco de sangre del HUV realiza una campaña de donación en la Universidad de Valle, sede Meléndez, con la cual busca que tanto la comunidad estudiantil como los caleños se acerquen a donar.

En comparación con campañas anteriores, ha habido gran afluencia de estudiantes que esperan en una fila su turno para dar su granito de arena. 

El pasado lunes, sólo entre las 11:00 a.m. y 12 del medio día por lo menos 100 personas, entre alumnos y docentes, se acercaron a la unidad móvil.   

La solidaridad tocó los corazones de varios jóvenes, quienes a pesar de que la universidad se encuentra en paro se acercaron al edificio de administración de la institución para regalar por primera vez 450 ml de sangre (el equivalente a menos de la mitad de una bolsa de leche). 

Este es el caso de Laura Vargas, una estudiante de Economía; y Nicolás García, de Ingeniería Electrónica, quienes se arriegaron a donar sangre pese a que antes no les había interesado atender un llamado similar. 

Con esta iniciativa, el banco de sangre del HUV espera recoger aproximadamente 1.000 unidades al final de la semana para el uso único y exclusivo de sus pacientes.

Todo parece ir por buen camino ya que hasta este miércoles en la mañana y de acuerdo con las declaraciones de Armando Cortés, director del banco de sangre del hospital, "se han recaudado hasta el momento alrededor de 500 unidades". 

[[nid:468513;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/09/donacion-de-sangre-huv-interna.jpg;left;{Univalle se une por el HUV, cientos de estudiantes se han acercado a las instalaciones de la universidad para mostrar su solidaridad frente a la crisis del hospital. Foto: Bernardo Peña | El País}]]Una nueva esperanza 

Con la reapertura del banco, el hospital ha logrado mejorar la condición de sus pacientes. Este es el caso de Johan Sebastián, quien a sus 10 años padece una aplasia medular, enfermedad que se caracteriza por la desaparición de las células encargadas de la producción de sangre en la médula ósea. Hace casi un mes su estado de salud estaba deteriorado pues el hospital no contaba con sangre ni con plaquetas para transfundirlo.

Sin embargo, dice su madre Rosmira Palco que desde que el banco de sangre volvió a funcionar a su hijo se le han venido haciendo las transfusiones a tiempo y esto se ve reflejado en el semblante del pequeño, "ya se ve con más ánimo". 

Los otros hemocentros

Por déficit de sangre también sufre la Cruz Roja, que necesita a diario un promedio de 120 a 140 unidades para repartirlas en los diferentes hospitales y clínicas de la ciudad tales como: Nuestra Señora de los Remedios, Dime, Farallones, Versalles, Occidente, Amiga, Colombia y Palmira Real.

Pero, pese a los llamados a donar, esta organización sólo logra reunir cada día entre 60 y 80 unidades de sangre. Actualmente y según Carlos Bernal, jefe de prensa de la seccional Cali, "alrededor de 10 personas acuden a diario a nuestra sede en San Fernando para donaciones".   

La Cruz Roja realiza campañas en Cali y otros municipios del Valle como Yumbo, Caicedonia, Santander y Andalucia, para aumentar sus reservas.

La misma contingencia atraviesa el banco de sangre de la Fundación Valle del Lili, pues es una clínica de quinto nivel de la ciudad que realiza cirugías y procedimientos de gran envergadura que requieren este recurso vital. Es el caso de trasplantes, cirugías de alto riesgo, tratamientos a pacientes con cáncer o con anemia, entre otros.

"Son pocas las personas que acuden a donar pero a diario se realiza un gran número de transfusiones", dice Diana Rodríguez, analista de comunicaciones del banco de sangre. 

La fundación requiere un stock entre 50 y 60 unidades a diario, pero no alcanza esa cifra y esta situación la pone en alerta si se tiene en cuenta que su banco de sangre es autosuficiente, es decir que no recibe donaciones de terceros. 

Por medio de campañas y de programas educativos la clínica busca crear entre sus usuarios el hábito de donar. La analista de comunicaciones del banco de sangre de la fundación Valle del Lili recuerda que los hombres pueden donar cada tres meses y las mujeres cada cuatro. 

Mitos frente a la donación

Muchas personas piensan o les han dicho que si donan sangre pueden aumentar o bajar de peso, también creen que las jeringas y el material que se usa es empleado con varios pacientes; otros por el contrario temen que por regalar su sangre pueden sufrir de anemia. Y algunos afirman que por estar tatuados nunca más podrán donar sangre. 

No obstante, son tan solo mitos. Si usted dona sangre no tendrá problemas con su peso, el material utilizado en la extracción es para un solo paciente y después de usado se desecha; tampoco padecerá alguna enfermedad y si tiene un tatuaje tiene que esperar un año después de habérselo realizado para donar.

Por lo general, indica Grace Abadía, coordinadora de promoción del banco de sangre del hospital departamental, muchas personas solo acuden a una donación cuando se trata de algún familiar y por eso es difícil tener reservas para enfrentar alguna contingencia.

A esto se suma, que quienes se acercan a donar tienen en su mayoría un tipo de sangre O+ o A+, siendo los factores negativos A-, O-, B- los más escasos. 

Requisitos para una donación exitosa

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad