Balance: deudas de las EPS, el saldo rojo del Hospital Universitario del Valle

Marzo 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Balance: deudas de las EPS, el saldo rojo del Hospital Universitario del Valle

Balance. 175.528 consultas especializadas, 71.182 consultas de Urgencias, 28.167 cirugías, 94.328 imágenes diagnósticas y 756.988 exámenes de laboratorio se realizaron en el 2012 en el Hospital Universitario del Valle, el más importante del suroccidente colombiano.

El HUV presentó un balance de gestión del 2012 en el que se reveló que con la intervención actual se logró el ahorro del $2000 millones mensuales pero, pese a los recortes y medidas adoptadas, los pasivos siguen en aumento por el no pago de las EPS.

Un sabor agridulce deja el balance del Hospital Universitario del Valle del último año, presentado ayer por el director (e) de la institución, Jaime Rubiano. Mientras se destacan aspectos positivos, tales como el ahorro de más de $2000 millones mensuales desde el mes de agosto por el recorte de gastos innecesarios, el balance financiero aún es negativo, ya que las EPS persisten en no cancelar sus deudas con la institución. “Hemos reducido mucho el costo de operación, hemos ahorrado en suministros e incluso hemos mejorado varios servicios, como el de Urgencias. El Hospital es viable financieramente, pero mientras no nos paguen, los pasivos siguen aumentado”, aseguró Rubiano. Marta Lucía Soto, representante de los usuarios ante la junta directiva del HUV, destacó como positivas las acciones en el área administrativa, porque se ha recuperado gran parte de la cartera, “pero no estoy de acuerdo con sacrificar a los empleados, pues se pasan a veces tres meses sin pagarles”. Alba Campaz, vocera de uno de los sindicatos del hospital, dijo que “ha habido roces porque él prioriza las alianzas público privadas. Poco a poco le hemos tenido que hacer entender los derechos sindicales”.Activos bajaron, pasivos subieron Del 2011 al 2012, los activos del HUV disminuyeron, de $458 mil millones a $435 mil millones (es decir, $23 mil millones menos). En contraste, los pasivos aumentaron de $128 mil millones a $153 mil millones ($24 mil millones más). De acuerdo con el director del HUV, Jaime Rubiano, hay dos factores principales que influyeron en esta situación. Primero, las EPS aún le adeudan al hospital cerca de $115 mil millones. Algunas de las entidades que más le deben al HUV están intervenidas y en proceso de liquidación, por lo que la cancelación de las deudas es más complicada. Es el caso de Calisalud (debe $8000 millones), Selvasalud ($12.670 millones), Salud Cóndor ($10.712 millones) y el ente Departamental del Cauca ($8000 millones). Nada más estas cuatro suman $39.381 millones en deudas. Segundo, la facturación de servicios del hospital disminuyó. De acuerdo con el balance presentado, en 2011 se facturó $183.470 millones, mientras que en 2012 se lograron $167.104 millones. Rubiano asegura que en esta baja influyeron, tanto la crisis al interior del hospital (la renuncia de la anterior directora, las protestas sindicales, la falta de medicamentos e insumos, etc.), como la homologación para los usuarios, que ahora les permite escoger la institución en la que quieren ser atendidos. “Con todos los inconvenientes, algunos prefirieron cambiar a otros centros”, dijo.Ahorro garantizó la operación De acuerdo con el director del HUV, Jaime Rubiano, al llegar encontraron sobrecostos en la compra de insumos hospitalarios y de alimentos, en la nómina de contratistas, en la gasolina y hasta en líneas de celulares. También había un “exceso de subdirecciones”, pues existían 25. Al llegar, Rubiano recortó todos estos gastos, pasando de una nómina de 1200 contratistas a una de 700, reduciendo las subdirecciones a solo trece y comprando los insumos hospitalarios de forma directa, al igual que los de la alimentación. También se redujo el número de líneas celulares. De agosto a noviembre, el recorte de gastos fue de $2800 millones mensuales. Hoy hechos algunos ajustes, el ahorro sostenido al mes es de unos $2000 millones.Se entregaron obras importantes La principal obra de adecuación física realizada este año fue la de la nueva Sala de Urgencias del HUV, que se inauguró el pasado 28 de febrero. En ella se invirtieron $1600 millones de la Estampilla Prohospitales. También se adecuó la infraestructura del servicio farmacéutico central, que costó $669 millones. De igual forma la sala de hospitalización de Ortopedia ($360 millones); también Imagenología, Consulta Externa y Urología ($1746 millones), entre otras. Otras construcciones entregadas fueron el tanque de almacenamiento de agua, por $1772 millones, al igual que la renovación de la cocina, por $324 millones. Se ha adelantado el 30 % de reforzamiento estructural antisísmico.Se estructuran proyectos a futuro Con la llegada de la nueva administración se creó un plan de desarrollo, ya que, según Rubiano, no existía. La meta es que para el 2015 el hospital haya recibido la acreditación de alta calidad y pueda resolver su crisis actual.Para este propósito, los frentes de trabajo son: fortalecer la relación académica con la del servicio (estrechar lazos con la Universidad del Valle); lograr la sostenibilidad financiera, saneando los pasivos mediante la producción de servicios propios del hospital; modernizar los procesos administrativos y tecnológicos (entre estos, sistematizar la facturación) y el último, finalmente, lograr la acreditación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad