Bajo nivel que registra el río Cali es preocupante

Agosto 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Bajo nivel que registra el río Cali es preocupante

Así luce el río Cali ante la temporada de sequía.

Emcali está mermando la cantidad de agua que suministra por la noche. Los residentes de las zonas Norte y Oeste los más afectados.

El estado del río Cali, que surte de agua a 320.000 habitantes de la ciudad, es crítico. Esta situación está afectando el abastecimiento de esta comunidad, que reside principalmente  en sectores de las comunas 1, 2 y 19, en el norte y oeste de la capital del Valle.

Normalmente, explica Emcali, el río debe tener 1400 litros por segundo, para captar 1100 a través de la planta de tratamiento de San Antonio. Pero en este momento está presentando un nivel de 850 litros. 

Lo que revelan estas cifras se traduce en situaciones como la del barrio El Peñón. Carlos Andrés Hernández, de la Junta de Acción Comunal de este sector, dice que desde el pasado viernes, residentes y comerciantes están denunciando cortes inesperados en el suministro de agua. “Puede ser a cualquier hora y demoran de dos a tres horas. Esto ha sido desconcertante”. 

Lo han vivido también comensales de este sector, como Amanda Carrillo, quien dijo que el miércoles no tuvo ni cómo lavarse las manos en el restaurante donde se encontraba, por lo que, al menos por estos días, no volverá a almorzar en este tradicional vecindario. 

Jorge Fernando Villegas, de la JAC de Santa Mónica, dice que Emcali no les ha dado explicación alguna, pero sostiene que es un hecho que les están racionando el agua por la noche. 

“Emcali no tiene un departamento que le explique a la gente cuáles son los procedimientos que va a aplicar por la disminución del caudal del río. Uno ni se desespera porque ya estamos acostumbrados a esta ciudad, donde nos faltan al respeto”, precisó. 

A los cortes, Rosmayra Rosario Hernández, de la JAC de La Campiña, sumó la preocupación porque a su barrio le está llegando el agua muy turbia, “como con cloro”.  Tema en el que coincide el líder de la JAC de El Bosque, Francisco Prieto, quien dijo que en su caso el agua llega con tierra, oscura. Dijo que en su zona el agua se fue el pasado miércoles todo el día, llegó a las 10:00 p.m. y al rato se fue de nuevo, hasta las 5:00 a.m.

¿Qué está pasando?

Julián Lora, gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, explica, en palabras sencillas, que el río Cali no tiene agua. “Lo poco que podemos hacer es  que de las 11:00 p.m. a las 5:00 a.m.  estamos controlando la salida del agua de tal forma que el tubo no vaya lleno sino medio lleno y ese excedente lo estamos usando para almacenar en los tanques y poder al otro día prestar un servicio”.

Es por esto que, en las noches, muchas residencias tienen baja presión o les llega un hilo de agua. No obstante, muchos vecinos hablan de que nos les llega nada. 

Dice Lora que para prestar ese servicio, en los tanques del acueducto de San Antonio tienen que haber 40.000 metros cúbicos de agua almacenada, pero que muchas veces, como ayer, había solo 12.000. Han tenido días de 9000 metros cúbicos. 

Ante las quejas por los cortes repentinos a cualquier hora del día, el funcionario asegura eso depende del momento pico del consumo.

“En la mañana, en las primeras horas, entre el medio día y las 2:00 p.m., entre las 6:00 p.m. y las 8:00 p.m. es donde más consumo se presenta, son los picos. Si no hay agua y consumes más, más rápido se acaba, por eso hay que hacer un  uso racional. Lo poco y nada que hay, debemos saberlo usar”.

El Gerente de Acueducto y Alcantarillado dice que la esperanza está en que llueva en la zona de la cuenca del río Cali. Un aguacero semanal, dice, permitiría tener agua para el suministro.

Pero las previsiones respecto al comportamiento del clima no favorecen estas expectativas.

Harold González, coordinador del grupo de Hidroclimatología de la CVC, afirma que dentro de lo que se tiene proyectado, las condiciones climáticas se mantendrán como están, con altas temperaturas y escasas lluvias. 

Explica que la temporada normal del verano se ve intensificada por el Fenómeno del Niño, que ya pasó de estado débil a moderado. 

Septiembre, dice, es usualmente un mes de transición entre la temporada seca y la de precipitaciones, que comienza en octubre. Pero dadas las condiciones, las lluvias continuarán siendo deficitarias. Añadió que la situación crítica  por caudales afecta a las 47 cuencas del Valle del Cauca.

¿Qué sucede con el río Cali?

Carlos Andrés Hernández, de El Peñón, entiende que lo que está pasando ahora tiene que ver con la sequía del río. Pero se pregunta por las situación de la cuenca, la minería ilegal y la deforestación. “Están talando los árboles que permiten que se produzca el agua. El cuidado de esta cuenca debe ser un tema prioritario”, manifiesta. 

María del Mar Mozo, directora del Dagma, dice que lo que está pasando “realmente se debe al cambio climático, a la falta de lluvias. Tenemos la disminución de las precipitaciones por el Fenómeno de El Niño, lo que acentúa el problema”.  No obstante, reconoció que este río tiene algunos problemas de vertimientos y dijo que, aunque la entidad trabaja en su cuidado, su jurisdicción es solo en el área urbana.

Voceros de la CVC indicaron que, sin desconocer la incidencia de factores como la minería, la cuenca del río Cali es la de mejor cobertura  y reforestación de la  ciudad, porque gran parte de la misma se encuentra en zona de protección de los Farallones.

 De acuerdo con el Estudio de Caracterización de Bosques Naturales y Zonificación de Tierras Forestales de la CVC, esta es la única cuenca del departamento catalogada con más del 40 % en bosques es la del río Cali, en nivel aceptable.

Le siguen las cuencas de los ríos Bugalagrande, Garrapatas y Timba. Añadieron que esta cuenca es muy corta y de cauce pequeño, por lo que evidentemente depende mucho de los aportes de las aguas lluvias. Además, dicen que siete de los ocho meses que van del año han sido deficitarios en precipitaciones, lo que tiene sus efectos sobre el estado del río y su cantidad de agua.

Sigue el lío en la ladera 

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad