Bajar el volumen, la lección que no aprenden los caleños

Julio 14, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Ruido en Cali reporta Dagma

Comparativo. En el primer semestre del 2016 se recibieron 757 Peticiones, Quejas y Reclamos a nivel general, mientras que para este año, en el mismo periodo, fueron 522, lo que indica una reducción en 235 PQR presentadas por la comunidad.

Foto: especial para El País

En el primer semestre del presente año, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, recibió 522 Peticiones, Quejas y Reclamos (PQR). De ese total, 476 corresponden a reclamos por emisiones de ruido. Es por eso que la denuncia que más genera impacto ambiental es el ‘bullicio’. Esto representado en un 81 %.

Lea también: Intensifican los operativos contra expendio de licor fraudulento en Cali.

Las comunas donde más se presentan este tipo de quejas son la 2, 3, 17 y 19. “Los lugares de donde provienen las denuncias históricamente siempre han sido los mismos, pues los establecimientos que más generan ruido son los de expendio de licor, los nocturnos o como mejor los conocemos ‘la zona rosa’; por lo general han estado ubicados siempre ahí”, aseguró Mónica Duque Acevedo, líder del grupo de Gestión de la Calidad Acústica Ambiental del Dagma.

La Avenida Sexta, el Peñón, la Loma de la Cruz y la Carrera 66, son algunos de los sitios de más impacto ambiental que se ubican en dichas comunas. “Los locales nocturnos generan ruido, pero no podemos dejar a un lado las vías, esas causan bulla y en eso no se fijan. No deberían permitir vehículos grandes en esta zona”, afirmó César Calle, presidente de la Junta de Acción Comunal de Granada.

Por su parte, el presidente de la JAC del Peñón, Juan Carlos López, aseguró que “el año pasado fuimos uno de los barrios más ruidosos. Esto es espantoso. Los 2015 habitantes que vivimos en esta zona estamos inconformes, necesitamos mayor presencia de operativos del Dagma”.

El ruido, por ser el tipo de impacto más denunciado por la comunidad caleña, ha sido sometido a diferentes operativos en horario nocturno. En lo que va del año se han realizado 346 con el fin de reducirlo.

Le puede interesar: Allanan bodega con mercancía de contrabando en el centro de Cali.

“Realizamos vigilancia y control en establecimientos de servicios o de comercio los días jueves, viernes y sábado. Siempre estamos en toda la ciudad, pero tratamos de enfocarnos en las comunas que más presentan peticiones. El personal técnico revisa qué está alterando la dinámica del sector”, dijo Duque.

Los recorridos se realizan hasta el cierre de los establecimientos de comercio, es decir, 3:00 a.m. o 4:00 a.m. Las mediciones se hacen a través de un sonómetro y el ruido se calcula por medio de decibeles.

“No hay un estandar de decibel unificado, de acuerdo a la zona se tiene un nivel por cumplir. Depende mucho de la catalogación”, afirmó Duque.

Gracias a estos operativos se han impuesto 23 medidas preventivas, de las cuales 20 consistieron en la suspensión de la actividad comercial y uso de equipos de amplificación de sonido, dos decomisos de cabinas de sonido y una amonestación escrita.

Las Peticiones, Quejas y Reclamos se pueden hacer por medio del correo eléctronico contactenos@cali.gov.co, la línea 195 de la Alcaldía de Cali o la ventanilla única del Dagma, que se ubica en el primer piso de la entidad.

“A pesar de todo, Cali ha avanzado mucho más de lo que nosotros hemos avanzado en 20 años. Lo más importante es hacer un trabajo de verificación y control con la comunidad. Ha sido sorprendente para mí”, relató Antonio Marzzano, jefe de la Unidad Acústica Ambiental SEREMI de Salud Región Metropolitana de Chile.

En un sondeo realizado a través de Facebook, usuarios como Andy García y Alexa Mora, están de acuerdo en que el hecho que más se genera ruido es el alto volumen de la música de sus vecinos. Por otra parte, Adriana Montiel, recomienda llamar a la Policía cada vez que se sienta molesto.

Top 5: ‘generadores de ruido’

Las principales fuentes generadoras de ruido, de acuerdo a las denuncias presentadas por la comunidad, están en el siguiente orden:

  1. Barras, estancos o discotecas. Es decir, cualquier establecimiento que presta servicio de expendio y consumo de licor.
  2. Centros religiosos. Pueden ser iglesias o centros de culto. En estos establecimientos, en muchas ocasiones, se emite un alto ruido debido a los cantos. 
  3. Empresas y fábricas. Muchas de ellas tienen elementos o equipos técnicos que generan sonidos fuertes.
  4. Restaurantes y sitios de comida rápida. En algunos, por ejemplo, colocan música o los mismos aparatos de preparación de comida emiten ruido.
  5. Cerrajerías, talleres de carros o ebanisterías.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad