Avalancha de pacientes ahoga sala de Urgencias del HUV

Avalancha de pacientes ahoga sala de Urgencias del HUV

Diciembre 01, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Avalancha de pacientes ahoga sala de Urgencias del HUV

Una tercera parte de los pacientes del HUV se encuentra en urgencias. En esta área hay 160 camillas, cuando se necesitan 220. También hay un déficit de 30 sillas de ruedas.

Camillas oxidadas, falta de insumos y sobrecupo son los problemas del día a día. SOS.

Ningún centro médico en el país recibe en su sala de urgencias un volumen de pacientes tan alto como el Hospital Universitario del Valle, HUV En el 2010 fueron 42.000 personas. En sus días más críticos pueden pasar por allí hasta 210 usuarios, cuando sólo existe capacidad para 160. El desbordamiento de la capacidad de esta área es tal que los pacientes se aglomeran en los pasillos para ser atendidos. El panorama se caracteriza por filas y filas de camillas entre las que no se pierde casi ningún espacio. “Hay un sobrecupo diario que ronda el 20%. Para no colapsar necesitamos dar cien salidas diarias, el resto de pacientes buscamos hospitalizarlos, pero no hay cama para tantos, por lo que un gran número de personas termina su recuperación en urgencias”, dice Maurix Rojas, director del área en el HUV.No cabe duda. Cuando se camina por los pasillos de la sala de urgencias del HUV es fácil darse cuenta que, como algunos lo definen, es un hospital de guerra. De cada diez camillas tres tienen colchonetas, almohadas y sábanas. “Llevo cerca de siete días en este lugar recuperándome de un accidente de tránsito y dormir en esta lata fría que tengo como camilla es una tortura. Tengo que quedarme por los exámenes y si me voy el Soat (seguro obligatorio de accidentes de tránsito) no me cubre los gastos médicos”, dice el paciente Juan Carlos Montealgre. Según datos del HUV, el 70% de las camillas de urgencias no están en condiciones adecuadas, algunas datan de hace 20 años y ni qué decir de las sillas de ruedas, las cuales son tan escasas que a la hora de transportar a los pacientes los enfermeros prefieren hacerlo en la misma camilla antes de emprender la odisea de encontrar alguna.“Con la campaña (ver subnota) buscamos brindar condiciones mínimas que garanticen la dignidad del paciente, pero también su intimidad, instrumentos como cortinas entre camillas para dar privacidad son elementos que necesitamos y no tenemos”, dijo Rojas.La hora del baño es quizá una de las más traumáticas en esta área. Las dos duchas son insuficientes y algunos pacientes prefieren madrugar a padecer los eternos turnos.La ausencia de habitaciones unipersonales con aislamiento respiratorio es otra de las falencias que tiene la sala de urgencias del HUV.“Sólo tenemos dos y los pacientes con enfermedades como tuberculosis no pueden ser aislados de manera adecuada. Los apartamos lo más posible de las otros internos del hospital pero no dejan de ser un peligro”, explicó Rojas. Según el médico, desde hace cinco años se viene presentando esta situación en la sala de urgencias y el personal médico se las ingenia para improvisar sobre las dificultades. “Hemos improvisado tanto que hemos llegado a los límites de la indigencia. A veces sortear todos los días estas dificultades se nos convierte en algo común y no nos damos cuenta del estado critico en que nos encontramos”, concluyó el director del urgencias del HUV.Campaña por urgencias del HUVCon el propósito de lograr aportes para la unidad de urgencias del Hospital Universitario, la Gobernación del Valle, directivas del centro hospitalario y algunos empresarios de Cali lanzaron la campaña Unetón por el HUV. “Esta iniciativa tiene como objetivo sensibilizar a la comunidad para lograr aportes solidarios en beneficio de la sala de urgencias de HUV, una de las áreas más deprimidas y con mayores necesidades”, dijo Jorge Isaac Fernández, director (e) del HUV. Esta actividad se desarrollará desde el 16 y hasta el 24 de diciembre y sólo recibirá donaciones en especie. El listado de los insumos más requeridos para la sala de urgencias se dará a conocer en los próximos días. Los promotores de la iniciativa aclararon que las donaciones no serán en dinero. “La recolección de aportes se realizará a través de diferentes vías que se estarán informando en los medio de comunicación, entre ellos el periódico El País”, comentó el gobernador del Valle del Cauca, Francisco José Lourido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad