Autoridades locales plantean posible solución a derrame de lixiviados

Mayo 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Autoridades locales plantean posible solución a derrame de lixiviados

Siete piscinas de lixiviados existen actualmente en el antiguo vertedero de Navarro.

Autoridades locales y regionales se desplazaron hasta el antiguo relleno sanitario para realizar un estudio de campo, luego que la Procuraduría emitió una alerta sobre el derrame de la piscina de lixiviados.

Un llamado de urgencia hicieron Planeación Municipal y la CVC tras su visita de este jueves al antiguo basuro de Navarro, para que se construya rápidamente una planta de tratamiento para los lixiviados o aguas contaminadas que salen de este botadero. Así lo aseguraron funcionarios de ambas dependencias, quienes visitaron Navarro luego de que el pasado miércoles la Procuraduría Ambiental alertara sobre posibles derrames de las piscinas de lixiviados, lo que podría generar una contaminación en el río Cauca.La subdirectora del Plan de Ordenamiento Territorial, Diana Muñoz Neira, dijo que “según los cálculos matemáticos realizados, prevemos que la piscina de contingencia número siete puede aguantar seis meses más, después de eso sí podríamos tener una complicación inmensa”. Añadió que la planta de tratamiento es un proyecto urgente que no se dejará morir y que se debe presionar en la gestión de los recursos necesarios para su viabilidad. Por su parte, el Comité Técnico de Emsirva señaló que las siete piscinas del sistema cuentan con la capacidad para el manejo adecuado de los líquidos.Jaime Artunduaga, coordinador técnico de esta entidad, también resaltó la necesidad latente de continuar con la aprobación del proyecto de la planta, que ya pasó la viabilidad técnica ante el Ministerio de Ambiente.“En este momento las piscinas 2 y 3, que fueron las primeras en habilitarse, están en un nivel del 90% y para evitar su derrame los líquidos están siendo recirculados a una piscina de contingencia con una capacidad de 45 mil metros cúbicos. Por ahora no hay peligro, pero estas aguas no han sido tratadas, sólo recirculadas permanentemente”, explicó Artunduaga.Ante tal panorama, la representante de Planeación Municipal anunció que se estudia la posibilidad técnica de construir un dique y ampliar a 2.50 metros más la capacidad de la piscina siete, para poder almacenar lixiviados por lo menos hasta junio de 2012. El presupuesto requerido para esta intervención estaría listo la próxima semana.“La responsabilidad en la ejecución de este proyecto no es sólo de la Alcaldía, sino también del Ministerio de Ambiente y del Fondo Nacional de Regalías, como quedó estipulado en el documento Conpes Río Cauca 3624 del 20 de noviembre del 2009”, aclaró la subdirectora Diana Muñoz.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad