Autoridades determinan que escombros no podrán salir de Cali

Junio 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Las alarmas se encendieron cuando el Dagma informara que existen once escombreras en orillas del río Cauca.

Retenes a la entrada de Palmira y Candelaria empezarán a operar con el fin de limitar la salida de escombros de Cali hacia municipios aledaños, donde se han detectado sitios de disposición de desechos sólidos en las riberas del río Cauca.Esa es la determinación a la que llegó la mesa interinstitucional que conformaron las secretarías de Gobierno y Tránsito de Cali, Candelaria y Palmira, la Policía, la CVC y el Dagma. Las alarmas se encendieron cuando esta semana la autoridad ambiental del Valle del Cauca informara que existen once escombreras en orillas del río Cauca. De estos sitios de disposición ilegal, al menos siete se encuentran ubicados en Cali.Durante los operativos que han adelantado la CVC, la Sijin y la Unidad de Delitos Ambientales de la Fiscalía, se decomisó una volqueta y se detuvo a su operador, se han expedido siete resoluciones de suspensión de la actividad de disposición de escombros y se iniciaron dos trámites sancionatorios con noticia judicial. Esperanza Cruz, directora territorial Suroriente de la CVC, indicó que “los esfuerzos que ha hecho la Corporación, a través de medidas preventivas y procesos sancionatorios, no son suficientes para abordar un tema tan complejo como es el de la disposición de escombros”.De igual forma, la funcionaria aseguró que en este tema hay que “exigir que Cali maneje sus escombros con su propio sitio de disposición, en su territorio y que no convierta a los municipios vecinos en su escombrera”.El ingeniero ambiental de la CVC, Hernando Devia, afirma que “estas escombreras reducen y alteran la capacidad hidráulica del río, lo que hace que la velocidad del afluente cambie, se haga más profundo y presente mayor erosión lateral, lo que puede poner en riesgo de colapsar las estructuras de control de inundaciones, como el Jarillón del río Cauca”. Asimismo, la disposición de escombros en las orillas del afluente altera las condiciones fisicoquímicas del agua.Según la Personería de Cali, el río Cauca, que abastece de agua al 77 % de los habitantes de la capital del Valle, registra altos niveles de contaminación “por materia orgánica, sólidos y presencia de sustancias tóxicas, incluyendo altas concentraciones de compuestos químicos y materiales pesados”.Cabe recordar que respecto a la escombrera de Cali, la directora del Dagma, Martha Landazábal, le aseguró a El País el pasado 20 de abril que “ya gestionamos recursos para la compra del lote para hacer una estación. La idea es que de aquí a diciembre esté trabajando”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad