Autoridades del Valle del Cauca, preocupadas por abandono de menores

Junio 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Autoridades del Valle del Cauca, preocupadas por abandono de menores

Cuidados. En el Hospital Universitario del Valle, las trabajadoras sociales se encargan del cuidado de los niños abandonados garantizándoles ropa y comida, mientras se surten los procesos de entrega al Icbf.

En el primer trimestre del año se reportaron 495 casos. El 80% de ellos son de Cali. Alerta.

Hay preocupación entre las organizaciones protectoras del menor por los altos índices de abandono de niños en el Valle del Cauca. De acuerdo con los reportes del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, durante el primer trimestre del 2012, al menos 495 niños fueron abandonados en la región. Las estadísticas de la entidad protectora del menor indican que del total de registro de abandonos en el Valle aproximadamente el 80% fueron casos reportados en Cali, es decir más de 390. De acuerdo con Jhon Arley Murillo, director de la entidad, además de los problemas económicos, los padres están dejando a sus hijos porque se consideran no aptos para asumir su rol.“Los mismos padres de familia están llevando a los hijos a las instalaciones del Icbf argumentando que no tienen las capacidades suficientes para hacerse cargo de la crianza de sus hijos”. Los casos de abandono siguen siendo recurrentes en hospitales, puestos de salud e iglesias. En el Hospital Universitario del Valle, por ejemplo, cada mes el 2% de la población infantil hospitalizada en la entidad es abandonada. Según cálculos del subdirector de Pediatría del HUV, Javier Torres, esto significa que en ese tiempo dos a cuatro niños son dejados a su suerte. Hay todo tipo de casos, como el de N.N. Gonzáles (como la bautizaron las enfermeras y trabajadoras sociales del hospital), una bebé que a sus cuatro días de nacida fue rechazada por su madre. Ella manifestó al personal médico que no quería quedarse con ella por no tener recursos económicos ni esposo. Otros bebés, como N.N Carvajal, se vuelven ‘huéspedes ilustres’ de la Sala de Cuidados Intensivos de Recién Nacidos, Cirena, del HUV. La pequeña, de 51 días de nacida y afectada por un síndrome de dificultad respiratoria, recibió sólo dos visitas por parte de su madre. A la progenitora, habitante del barrio Sucre, centro de Cali, le perdieron el rastro.Niños, reflejo de dolorEn el Hospital San Juan de Dios, del centro de Cali, este año diez recién nacidos quedaron desamparados por parte de sus progenitoras. El año pasado, 25 fueron abandonados.“Las mamás los dejan hospitalizados y no vuelven. En el peor de los casos, nos los dejan encima de las camillas”, explica Katherine Holguín, trabajadora social de dicho hospital, donde quienes abandonan más a sus hijos, según ella, son mujeres habitantes de la calle que a su vez son consumidoras de alucinógenos del sector de El Calvario.“Pero aquí también hay casos como el de personas con mejores condiciones de vida. Tuvimos un caso de una niña de 15 años que tuvo su bebé en una clínica del sur de Cali. Remitieron al niño aquí pero ni la mamá, ni los familiares aparecieron”, explicó Holguín.Otras de las situaciones de abandono, explica la trabajadora social, son los niños productos de violaciones. “Los niños son reflejos de dolor y reciben el rechazo de inmediato”, indicó, citando el caso de aquella joven que antes de entrar a la sala de partos pidió que no le mostraran al recién nacido.La pérdida de núcleos familiares y la maternidad a muy temprana edad son, según Edward Hernández, personero delegado oficina de menor de familia de la Personería de Cali, las razones por las cuales este fenómeno cada vez se vuelve más común.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad