Aún no hay acuerdo con transportadores sobre salida de buses tradicionales en Cali

Aún no hay acuerdo con transportadores sobre salida de buses tradicionales en Cali

Septiembre 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Las diferencias entre lo que piden los transportadores y la oferta que realizan los operadores no permitió la negociación, que había sido programada para este jueves.

Luego de quince días de negociaciones entre los transportadores, los operadores del MÍO (propietario de los buses) y el Gobierno local aún no existen acuerdos sobre el monto que recibirán los dueños de los buses del sistema tradicional para que estos vehículos abandonen el servicio.De acuerdo con Alexis Guevara, presidente de la Asociación de Transportadores de Cali, lo que operadores ofrecen sigue siendo muy bajo, teniendo en cuenta que ellos se van a quedar con la casi totalidad del negocio en la ciudad.Como se recordará, el MÍO tendrá una cobertura del 97%. El 3% restante, que corresponde a las rutas de ladera, se seguirá prestando con buses y camperos.“Nosotros hemos cedido a nuestras pretensiones, pero los operadores no hacen una mejor oferta. Realmente está muy complicado llegar a un acuerdo”, señaló Guevara.María del Pilar Rodríguez, presidenta de Metrocali, informó que las pretensiones de los buses del sistema colectivo (tradicional) oscilan entre los $300 y $1.300 millones. Esta cifra contempla el valor de los vehículos según las tablas de Fasecolda (gremio de las aseguradoras que fijan un precio para los carros usados), la compra de la tarjeta de operación y una indemnización por salir del negocio antes de cumplirse los 20 años de vida útil de los buses, tiempo de servicio que permite el Ministerio de Transporte.“Nosotros bajamos nuestras aspiraciones y estamos pidiendo $120 millones por la tarjeta de operación y el valor del bus según la tabla de Fasecolda”, aseguró Guevara. Eso significaría que por un bus, dependiendo el modelo, se pagarían entre $150 y $200 millones.Miguel Ángel Victoria, presidente de la Asociación de Pequeños Transportadores de Cali, explicó que las propuestas de los operadores son irrisorias y que mientras el Gobierno insista en la salida total de los buses, será muy difícil que los del Masivo mejoren la oferta a los pequeños propietarios de buses.“Proponemos que el sistema colectivo y el masivo se integren. No hay necesidad de sacar todos los buses”, afirmó Victoria.El gerente de GIT Masivo (uno de los operadores del MÍO), César Vergara, dijo que los operadores pagarán $30 millones por la tarjeta de operación y lo que valga el bus en las tablas de Fasecolda. “Ni un peso más pensamos dar”, recalcó.La reunión del jueves se suspendió luego de dos horas, debido a que la marcha que fue convocada por la CUT contemplaba pasar por las instalaciones de Metrocali.“La Policía no consideró prudente que siguieramos en el edificio, debido a que podrían presentarse disturbios. Nos pidió que evacuáramos y eso fue lo que se hizo”, indicó la Presidenta de Metrocali.Según la funcionaria, la cita quedó pospuesta para este viernes a las 9:00 a.m. Pero los transportadores dijeron que no asistirán y que se solicitó que esta se haga el martes próximo.La Alcaldía dijo que el 1 de octubre se harán los operativos para los buses que tienen la tarjeta de operación cancelada y que debían salir el 1 de septiembre.“Daremos cumplimiento al plan de reestructuración del sistema convencional de transporte. Los buses se van”, agregó la señora Rodríguez.Posible politización“El proceso de diálogos se ha entorpecido porque adquirió un tinte político. ¿Cómo es posible que se presente Patricia Molina, concejal del Polo Democrático? El control político lo puede hacer el Concejo, pero lo que no está bien es que se irrumpa en una reunión de esta naturaleza”, dijo el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero. El Alcalde dijo que llevaban más de cinco reuniones y que los acuerdos se echaron atrás luego de este hecho. Frente a las declaraciones del alcalde, la concejala Patricia Molina dijo que ella no irrumpió en la reunión. “Yo fui invitada por los transportadores. Además, no tuve ninguna injerencia en el diálogo entre operadores y transportadores”. Según la cabildante, ella sólo habló con funcionarios de Metrocali cuando la reunión fue levantada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad