Aumenta el bicitaxismo en las calles de Valle del Lili en el sur de Cali

default: Aumenta el bicitaxismo en las calles de Valle del Lili en el sur de Cali

Hace más de cuatro años rodaban cerca a los supermercados más pequeños del barrio; y hace un poco más de tres, pasaron a concentrarse en la Carrera 98, justo a un lado de un gran supermercado del sector.

Aumenta el bicitaxismo en las calles de Valle del Lili en el sur de Cali

Mayo 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Aumenta el  bicitaxismo en las calles de Valle del Lili en el sur de Cali

Los bicitaxis se organizan en fila al lado de la entrada de este supermercado en Valle del Lili. Estos vehículos, diferenciados por color, son de diferentes empresas.

Hace más de cuatro años rodaban cerca a los supermercados más pequeños del barrio; y hace un poco más de tres, pasaron a concentrarse en la Carrera 98, justo a un lado de un gran supermercado del sector.

De lunes a domingo se observan a más de diez  bicitaxistas recorriendo  las transitadas vías del Valle del Lili, punto en el que  toma cada vez más fuerza este servicio. Cuando empezó eran tres bicitaxis y ahora se puede ver una fila con hasta 18 de ellos. Lea también: Bicitaxis en Cali, entre “transporte ecológico” e ilegalidad

 Hace más de cuatro años rodaban cerca a los  supermercados más pequeños de El Caney y el Valle del Lili;  y hace un poco más de  tres,  pasaron a concentrarse en la Carrera 98, justo a un lado de un gran supermercado del sector.

 Alberto es uno de los  que realiza esta labor. “Al quedar sin empleo, vi en esta actividad una oportunidad  y desde entonces trabajo así”.  Él todos los días  se dedica  a pedalear logrando hasta 40 carreras. “Cuando empecé creí no poder. Mi  día inicia desde temprano,  porque  el MÍO no llega a todos lados,  así que la gente nos necesita”.

Las tarifas varían dependiendo de la distancia a la que vayan las personas. “Normalmente son $2000, pero  si quieren que los llevemos a otros barrios, se cobra entre  $3000 y 3500”, explica Alberto.

Otros trabajadores del sector aseguran que este servicio podría considerarse ‘turístico y ecológico’. Y afirman  que cuentan con el apoyo de cierta parte de la comunidad, usualmente las mujeres.

Estas bicicletas cuentan con una cabina que incluye la  silla en la que se ubican las personas y  a esa estructura  se une  la ‘bici’.  De acuerdo con los bicitaxistas, cada coche tiene la  capacidad para dos  adultos y dos niños pequeños.

Pero esto ha generado quejas. Por ejemplo, Jennifer, habitante del Valle del Lili, los considera  un gran peligro. “Puede pasar algo ahí, eso  no tiene  nada de seguridad. Aparte, los he visto discutir agresivamente por pasajeros”.

Otro caso es el de Henry Navarrete, que comenta como “algunos se atraviesan sin ninguna precaución, ya en dos situaciones  por poco y se ocasiona un accidente grave”.

Este ‘ecotransporte’ al que varios caleños recurren, todavía hace parte de la ilegalidad, y según el abogado, Víctor Hugo Vallejo, especialista en derecho de Tránsito, de no haber regulación, Cali tendría serios problemas de movilidad y seguridad. 

“La bicicleta no es un medio de transporte colectivo, sino un vehículo de deporte individual, eso es  extremadamente peligroso y  en el momento en el que ocurran grandes accidentes no habrá quien responda”,  dijo Vallejo.

El País se comunicó con la Secretaría de  Tránsito para conocer la opinión sobre  el bicitaxismo, pero    no quisieron referirse al tema. 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad