Así vivieron los caleños la jornada de la fiesta futbolera en el estadio Pascual Guerrero

Así vivieron los caleños la jornada de la fiesta futbolera en el estadio Pascual Guerrero

Julio 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Dos horas antes del partido, en las afueras del Pascual, se veía miles de personas con la camiseta de Colombia, pero otros le agregaban color a la fiesta con pelucas, maquillaje en el rostro y hasta comparsas con disfraces.

Los primeros ganadores del Mundial Sub - 20 en Cali fueron los caleños. El estadio Pascual Guerrero se encuentra a esta hora totalmente lleno y al interior se vive un ambiente de fiesta.Dos horas antes del partido entre Nueva Zelanda y Camerún (1-1), en las afueras del Pascual se veían miles de personas con la camiseta de la Selección Colombia, pero otros les agregaban color a la fiesta con pelucas, maquillaje en el rostro y hasta comparsas con disfraces.Como es lógico, muchos se perdieron y se confundieron al momento de buscar la entrada, ya que el Pascual Guerrero está totalmente renovado. Sillas en todas las tribunas, ninguna reja que divida la cancha de los aficionados y un césped digno de cualquier estadio de Europa, complementaban la nueva cara del 'sanfernandino'.Aunque el partido comenzó puntual, a las 5:00 p.m, los aficionados no se hicieron esperar con la famosa ola. Las tribunas se llenaron con los flash de las fotos e inundaron los oídos con pitos similares a las vuvuzelas que se hicieron tan famosas en el mundial de Sudáfrica 2010. La secretaria de Gobierno Municipal, Eliana Salamanca, destacó el comportamiento de los caleños y aseguró que hasta el momento no se han presentado riñas, ni otros problemas de seguridad. Aunque se han decomiso licores, ya que algunas personas trataron de vender bebidas embriagantes en la entrada del estadio. "La organización fue muy buena, la gente llegó temprano, aunque hubo congestión en el lado occidental. Como las sillas están numeradas, mucha gente no sabía dónde ubicarse, el llamado es para que la gente llegue temprano", manifestó la funcionaria. Para el segundo partido, el ambiente se elevó con la presentación del equipo uruguayo, quienes, al igual que Camerún, jugaron de locales. Sin embargo, la llegada de la lluvia y el regular partido que desplegaron los jugadores en el terreno de juego enfriaron un poco el ambiente.Cuando estaba más bajo el ambiente, llegó la noticia del gol en Bogotá de la selección francesa, lo que terminó de bajar el ánimo de los aficionados caleños. Sin embargo, 15 minutos después, se prendió la fiesta con el gol de James Rodríguez que le dio el empate al onceno local. En el Pascual Guerrero se cantó el gol a todo pulmón y de nuevo apareció la ola y el grito de ¡Colombia! ¡Colombia! retumbó en todo el barrio San Fernando.Al final del regular partido que entregaron las dos selecciones favoritas del grupo de Cali, se sumó un intento de gresca que generó el abucheo de los pocos espectadores que se quedaron a ver el final del partido.En la próxima fecha Camerún jugará ante Portugal, mientras Uruguay enfrentará a Nueva Zelanda. Se espera una fiesta igual o mejor que la de hoyPara mejorarEn las afueras del estadio Pascual Guerrero, sin embargo, hubo desorden en los tornos de entrada. Las largas filas y la nueva distribución del escenario confundieron a los aficionados e incluso a las mismas autoridades.Así mismo, las filas para los puestos de comida duraban hasta 20 minutos y en algunas tribunas la comida escaseó.El público se comportó a la altura de un torneo de esta envergadura, aunque hubo algunos asistentes que estaba pisando la silletería del estadio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad