Así va la intervención que busca recuperar la Carrera 4 con Calle 5

Así va la intervención que busca recuperar la Carrera 4 con Calle 5

Junio 23, 2017 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País 
Intervención vial norte

La intervención en el brazo izquierdo de este puente vehicular y peatonal (junto a la sede de Camacol Valle) inició el mes pasado y se proyecta que se extienda por tres meses. Allí se instalarán losas en cemento, se construirán macetas y se sembrarán plantas ornamentales y habrá ciclorruta.

Bernadro Peña / El País

Convertir el puente de la Carrera 4 con Calle 5 en un lugar de estancia y que, al mismo tiempo, facilite la conexión entre quienes caminan entre el centro de la ciudad y barrios como San Antonio y El Peñón, es el propósito de la intervención que actualmente se realiza en uno de los brazos de este viaducto para evitar que continúe siendo un foco de basuras, inseguridad y abandono.

La obra, que está a cargo del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, pretende recuperar el espacio público del costado izquierdo del puente (hacia la sede Camacol Valle) desde la Carrera 4 hasta la Carrera 1. Allí se instalarán losas estampadas en concreto, materas que sirvan para confinar plantas ornamentales y al mismo tiempo funcionen como bancas. También habrá espacio para una ciclorruta.

“La recuperación paisajística de este espacio es necesaria para hacer corregir el crecimiento vegetal que se está dando en el sector y que puede ocasionar daños estructurales al puente. Por eso se planteó un cambio para que, además, se continúe con la arquitectura del bulevar del río Cali y la gente sienta la confianza para, si va desde La Ermita hacia El Peñón, subir hacia el puente y llegar al destino; y que quienes van desde el oeste hacia el bulevar puedan utilizar el puente. Así el circuito es completo y cada vez más gente se apropia de este espacio”, explicó Edwin Escobar, ingeniero civil del grupo de Ecourbanismo del Dagma.

Estos trabajos, que iniciaron en mayo y se ejecutarán durante tres meses, están a cargo de Henry Arce Aragón y tienen un costo de $165 millones.

Según explicó Escobar, los trabajos están ejecutándose para que posteriormente se integren a la red de ciclorrutas que se pretende construir sobre la Carrera 4 entre calles 5 y 25.

Cabe recordar que en este punto se piensa redistribuir la sección vehicular para generar espacio para quienes utilicen la bicicleta como medio de transporte o recreación. Dicha infraestructura debe tener un mínimo de 1,20 metros de ancho en cada sentido vial y tener una distancia mínima de 60 centímetros de la franja vehicular o de amoblamiento.

“Esta intervención que se está haciendo va a ayudar a que los ciclistas se integren de Sur a Norte sin inconvenientes y de forma mucho más segura de lo que actualmente lo hacen. Aparte de esto, los trayectos se hacen por medio de un espacio más agradable”, apuntó el ingeniero civil.

Esta obra busca dar continuidad a los trabajos de recuperación de este espacio público y que se terminaron en diciembre del año pasado. En ese entonces se realizó la rehabilitación del costado derecho del puente (hacia el barrio La Merced), donde se hicieron rampas de acceso para las personas con movilidad reducida, se instalaron materas y se dio espacio para una ciclorruta que conecta con el carril Solo Bici que se habilitó sobre el bulevar del río Cali.

Lea también: Las seis obras con las que se buscará descongestionar el norte de Cali

En esos trabajos también se incluyó el embellecimiento del puente de la Carrera 4 con Calle 5, donde se construyeron materas y bancas para los transeúntes, además de una pérgola.

Mariana Cuesta, residente del barrio El Peñón, se mostró a favor de la intervención en este punto de la Carrera 4 con Calle 5 y dijo que “esa es una zona roja, porque en las noches es tan sola que uno no se anima a cruzarla. Si hay una adecuación, esto ayuda a que más gente utilice el espacio y no haya tanta inseguridad”.

Entre tanto, Julián Cuevas, habitante del barrio San Antonio, dijo que “la obra que hicieron el año pasado en ese puente es inútil porque nadie la utiliza. Allí es imposible quedarse un rato porque la pérgola que construyeron no es funcional, no permite resguardarse del sol o la lluvia. Invertir en ese espacio es botar la plata”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad