Así será la salida de los buses tradicionales de Cali para darle paso al MÍO

Así será la salida de los buses tradicionales de Cali para darle paso al MÍO

Febrero 27, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Así será la salida de los buses tradicionales de Cali para darle paso al MÍO

Actualmente hay 25 rutas del transporte público tradicional que tienen permiso para prestar servicio. En junio, 18 de ellas ya no podrán transitar más.

Entre marzo y junio saldrán unos 1100 buses del colectivo. Conozca sobre los nuevos buses naranjas que entran al sistema de transporte masivo de la capital del Valle del Cauca.

Ya hay un plan de trabajo para llevar a cabo la salida definitiva de los últimos 1460 buses del transporte tradicional que aún circulan por las vías caleñas. Se trata de un cronograma, aprobado por el Ministerio de Transporte, que consta de varios indicadores para la salida gradual de los vehículos.Precisamente, uno de los requisitos que exige la Nación para el desembolso de un crédito por $90.000 millones que servirá de alivio a la crisis que enfrentan los operadores del MÍO (dueños de la flota del masivo) es que se agilice la salida de los buses. De los 1460 vehículos que siguen circulando hoy, 425 lo estarían haciendo sin tarjeta de operación vigente, por lo que en próximos días se intensificarán los operativos para retirarlos, indicó María del Pilar Rodríguez, presidenta de Metrocali.De los otros 1035 que aún tienen permiso para circular, 718 serán retirados gradualmente entre marzo y junio (lo que equivale a la cancelación de 18 rutas más).Simultáneamente y para garantizar el servicio, recordó Rodríguez, se fortalecerá el servicio de alimentadores del MÍO con 239 buses del colectivo tradicional que serán pintados de naranja.Los restantes 317 buses saldrían entre junio y septiembre, con la entrada de algunas rutas del masivo en zona de ladera. Con este proceso se espera que el MÍO llegue a movilizar 800.000 pasajeros diarios (hoy se mueven entre 450.000 y 500.000). Paralelo a este proceso se seguirá llevando a cabo la compra de vehículos a dueños de buses tradicionales. Miguel Ángel Victoria, vocero de los transportadores tradicionales, señaló que lo importante es que el viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñán, será garante del proceso. “Desde la última cancelación de rutas aún hay 260 buses que no han comprado los operadores. No nos oponemos al desarrollo de la ciudad, pero queremos una salida digna y que se retomen las negociaciones”, afirmó. Sebastián Nieto, gerente de Unimetro (una de las empresas operadoras), dijo que todo depende de cómo avance la estrategia. “De eso dependen las finanzas de las empresas operadoras que venimos invirtiendo más de $6000 millones mensuales para financiar el déficit de la operación”, dijo. Señaló que en la medida en que la situación mejore, Unimetro reactivará la compra de vehículos. “Estamos por recibir un crédito de $10.000 millones destinado a esto. Llevamos dos meses con las negociaciones suspendidas, porque nos vimos en la obligación de decidir si cubríamos el déficit de la operación o comprábamos vehículos para desintegrar”. Eduardo Bellini, presidente de Blanco y Negro Masivo, dijo que esta empresa no ha suspendido la compra de buses. “Estamos prestos a negociar, lo que pasa es que el proceso no ha tenido el ritmo que quisiéramos, porque las expectativas de los transportadores frente al valor de los buses han crecido”, señaló.Buses naranjas reforzarán MÍOEntre marzo y abril entrarán al MÍO 87 buses del transporte tradicional que serán adecuados para funcionar y pintados de color naranja. Estos vehículos no tendrán lector de tarjeta, sino que los usuarios podrán montarse en ellos sin pagar, para llegar a una de las estaciones principales (Andrés Sanín, Cañaveralejo y Universidades), en donde pasarán su tarjeta o comprarán un pasaje e ingresarán al sistema.La idea es que ciertas rutas que hoy ya existen funcionen con estos buses naranjas, de tal forma que los buses verdes con los que venían operando pasen a reforzar otros trayectos. Las rutas que operarán con estos vehículos y que llegan a Andrés Sanín serán la A44B, la A45A (nueva), la A46 y la A53. Otras, que recorren sectores como Siloé y Los Chorros y llegan a la estación Cañaveralejo, funcionarán también con estos buses, al igual que la del corregimiento El Hormiguero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad