Así será el recorte a la lista de los exentos de pico y placa

Octubre 02, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Felipe Salazar Gil | Reportero de El País
Así será el recorte a la lista de los exentos de pico y placa

El registro de exenciones se actualiza anualmente ante la Secretaría de Tránsito. Se estima que quedarán 10 ítems en la lista.

59.850 vehículos están exentos. Según la Alcaldía, muchos no lo ameritan. Se viene recorte a la lista.

Hoy, cuando el Concejo está ad portas de aprobar la tasa por congestión, que permitirá el cobro de $2,5 millones a quienes quieran circular en sus vehículos en día de pico y placa, la mirada está sobre la lista de exentos de la medida, que tiene que ser drásticamente depurada, según dijo el  alcalde Maurice Armitage hace cuatro meses. 

La esperanza de que gran parte de los  vehículos que queden por fuera de la lista sean los que ahora paguen por circular, es uno de los pilares de la  Secretaría de Tránsito para lograr el recaudo proyectado:  $38.000 millones anuales  que ayuden a garantizar la operación del MÍO.

Los exentos de pico y placa en Cali son 59.850 vehículos. De esta cifra, 6691 están inscritos en un listado de 19 ítems por los que se puede solicitar a la autoridad de tránsito que no le aplique la restricción. Aquí, por ejemplo, se cuentan  3991  vehículos de carga con capacidad mayor o igual a cinco toneladas, 1162 carros blindados y 451 automotores de funcionarios judiciales. Cada año se hace la convocatoria para que quienes consideren que están en esas categorías soliciten el beneficio. 

Otro grupo de exentos lo componen  47.029 vehículos  que hacen parte de seis grupos  que están excluidos del pico y placa en la misma formulación del decreto. 

Allí figuran, por ejemplo,  38.943 vinculados al transporte especial (conocidos comúnmente como ‘placas blancas’); 2760 carros oficiales, 2547 automotores de servicio público individual de carga, 918 buses del MÍO, entre otros.

Los restantes 6130 están en la lista como ‘indeterminados’, que son vehículos cuya propiedad está en vilo y, por ende, no hay a quién cobrar si se les pone una multa por medios electrónicos. Estos  automotores fueron vendidos  dejando el traspaso abierto. Luego de tres años en los que no hay claridad sobre el propietario del carro, entran en dicha denominación. 

En cuentas generales, cada día en el que se aplica el pico y placa 80.000 vehículos deben acogerse a esa medida y limitar su circulación. Mientras tanto, 59.850 automotores (de todas las placas) no se están afectando con dicha norma amparados por las exenciones.

[[nid:581865;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/10/tabla-pico-placa.jpg;left;{Gráfico: El País}]]

Desde hace cuatro meses la Secretaría de Tránsito asegura que adelanta  la  depuración de esta lista para reducir la cifra de automotores que ruedan por las vías y aliviar las congestiones. Asimismo, la ‘limpieza’ de los registros se anunció con el propósito de eliminar los vehículos que no ameritan estar ahí. El propio alcalde Armitage   denunció en mayo pasado que  funcionarios de esa dependencia estaban cobrando  un millón de pesos por colar vehículos en este listado, lo que calificó como una “sinvergüencería”. El Mandatario y el exsecretario de Tránsito, coronel Nelson Rincón, anunciaron investigaciones al respecto, pero aún no se conocen sus resultados. 

El recorte de esta lista, dice el secretario de Tránsito actual, Juan Carlos Orobio, ya está andando. De las 19 exenciones contempladas se pasará a menos de diez, asegura. 

“Si el Concejo aprueba la posibilidad de pagar por circular, los vehículos con blindaje nivel tres o superior salen de la lista de exenciones. Y si quieren rodar durante el pico y placa, tendrán  que pagar. Lo mismo sucederá con los vehículos que transportan alimentos perecederos, que tienen uso comercial y pueden pagar, por lo que se eliminarían del registro de exentos”, afirmó Orobio, quien no quiso adelantarse con el número de automotores que saldrán del beneficio. 

Sin embargo, el funcionario confirmó que las personas en condición de discapacidad, los altos mandos del poder judicial y quienes tienen esquemas de seguridad asignados por el Estado, no serán retirados.  

El alcalde Armitage advirtió que en el listado de carros exentos de pico y placa “quedarán los estrictamente necesarios” y que la próxima semana se reunirá con Orobio para revisar el avance de la depuración. 

El Secretario de Tránsito añadió que la cifra de quienes puedan circular en pico y placa con permiso  quedará en firme en  diciembre de este año, una vez se reformule el decreto para el 2017. En ese momento, si supera todos los pasos en el Concejo, también entraría a regir el cobro por congestión. 

El grupo más grande de vehículos a los que no les aplica el pico y placa es el de  transporte especial, por lo que la Secretaría de Tránsito les impondría la restricción a partir del 2017.

Ante esto, el presidente  ejecutivo de la Asociación Colombiana del Transporte Terrestre Automotor Especial, Acoltes, Lupoani Sánchez, dijo que “es muy grave que se quiera restringir la circulación de los vehículos especiales, porque se está desconociendo nuestra obligación de transportar a la población más sensible, como estudiantes, turistas, empleados y los usuarios no crónicos de servicios de salud. Esto va en contravía de la política de incentivar el servicio público y detener el uso del particular”.

Sánchez hizo hincapié en que “si nos aplican el pico y placa vamos a tener que salir a Buga, Palmira y Cartago a buscar más carros para cumplir con nuestros contratos, lo que va a ser contraproducente para el tráfico. Si en Cali hay 39.000 vehículos de transporte especial, tendremos que traer entre 7000 y 8000 más para atender la operación con los contratantes”.

Para el especialista en derecho de Tránsito, Víctor Hugo Vallejo, “el pico y placa no existe en Cali, porque si la medida aplica para 80.000 carros diarios y hay exentos casi 60.000, no se está haciendo nada y eso es evidente en la movilidad de la ciudad. La reforma de esas excepciones debe servir solo para funcionarios de alto nivel, que sean de dirección, mando y administración; los órganos de seguridad, como la Policía, Ejército, Fuerza Aérea y los autorizados para prestar servicios de salud. Los demás deben salir y empezar a pagar”.

Vallejo señaló que, en su concepto, en el libro de exentos solo deberían quedar registrados 2000 vehículos.

El concejal Fernando Tamayo advirtió que la depuración de esta lista es crucial para reducir los registros anormales pues, según él, un 60 % o más de los 59.850 vehículos exentos  habría pagado para  recibir el beneficio sin cumplir los requisitos. Dicha revisión, aseguró, ayudaría a incrementar el número de personas que pagarían la tasa por congestión.

Para la concejal María Grace Figueroa “que haya 6000 vehículos sin propietario  circulando sin pico y placa es una cifra que deja mucho qué decir de la corrupción en la Secretaría de Tránsito. Hoy no sabemos qué actividad desempeñan y se desconoce el impacto que pueden tener, por ejemplo, sobre el número de pasajeros del MÍO. El Secretario de Tránsito  está en mora de empezar a tomar decisiones en este tema, que se salió de las manos”.  

Según Orobio, de los 6130 vehículos registrados a persona indeterminada, 2000 están en proceso de cancelación de licencia de tránsito.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad