Así será el Corredor Verde que conectará a Yumbo, Cali y Jamundí

Junio 16, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | Reportero de El País

Se trata de la obra más importante de la última década, según expertos. Un eje que integrará transporte masivo, peatones y espacio público. El proyecto está en diseño y se incluye en el POT.

En unos años, tal vez cinco o diez, si todo marcha bien, los caleños podrán moverse por un corredor verde de 16 kilómetros que atraviese la ciudad entre Yumbo y Jamundí. Seguramente en un bus eléctrico, en un tranvía o un tren ligero. O podrán hacerlo en bicicleta en una ciclorruta llena de oxígeno, bordeada de vegetación. O podrán caminar por senderos peatonales, tal vez ir a un teatro en las bodegas del ferrocarril o a un concierto en donde estuvo la Licorera del Valle.A lo mejor podrá parquear su carro y caminar por lo que hoy es la galería Santa Elena, convertida para entonces en un espacio público seguro para el esparcimiento. O ir a alguna de las dos estaciones que habrá en los extremos del Corredor a tomarse un café antes de salir de la ciudad en un tren de cercanías. Lo mejor de todo es que podrán hacerlo en Cali sin necesidad de ir a París, Madrid o Nueva York, porque alguien se soñó que ese lujo también nos lo podríamos dar aquí.El Corredor Verde no es una autopista de cemento como la Bicentenario que se proyectó alguna vez: una mole de cemento con peajes y solo para los carros particulares. Ni es una especie de muro urbano que parte la ciudad en dos (los del oriente y los del occidente) como dicen que habría ocurrido con aquella.León Darío Espinoza, director del POT (Plan de Ordenamiento Territorial, el documento donde debe quedar este proyecto para que sea posible hacerlo), explica que se llama Corredor Verde porque es un cambio conceptual frente a lo que es una autopista. Se trata de aprovechar todo el corredor férreo de 100 metros de ancho y 16 kilómetros de largo que tiene Cali casi en línea recta a lo largo de la Avenida 4 Norte, las calles 25 y 26 y la Avenida Simón Bolívar, para hacer una ‘autopista verde’. Es decir, un espacio urbano único, que integrará un transporte masivo amigable con el ambiente, es decir, que no contamine. Y que tendrá vegetación y espacios urbanos adonde pueda llegar la gente de uno y otro lado del corredor.Por ahora, el Corredor Verde no está diseñado, porque es necesario realizar los estudios técnicos para definir qué tipo de transporte masivo se puede hacer allí, ya que esto determinará el resto de la obra. Su gerencia está a cargo del ex viceministro de Transporte, Felipe Targa, quien trabaja en la modelación y gestión del proyecto. El alcalde Rodrigo Guerrero indicó que “el Banco Mundial anunció US$500.000 para financiar los estudios de la zona de la galería Santa Elena (el área más complicada del corredor), mientras que el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) está aportando otros recursos para hacer el estudio de movilidad en ese corredor entre Palmira, Jamundí y Yumbo”.Guerrero precisó que se analizará el flujo de pasajeros, los costos y qué alternativa de transporte es mejor, si buses eléctricos o tranvía. Sin embargo, el Gobierno le está apostando a que sea un transporte con buses eléctricos para que se puedan eliminar totalmente las emisiones contaminantes por combustible.Dependiendo de lo que diga el estudio se podrá establecer el valor del proyecto y la fuente de financiación, ya que hay entidades que financian transportes masivos no contaminantes. Pero podía ser a través del Banco Mundial, el Fondo Monetario, el Banco Interamericano de Desarrollo, los llamados ‘bonos verdes’ o recursos nacionales. Esteban Piedrahíta, asesor de Planeación Estratégica de la Alcaldía, indicó que el Banco Mundial dispuso recursos del orden de US$150 millones para Colombia, de los cuales Cali aspira a US$100 millones para destinarlos a proyectos como el ‘Corredor Verde’, porque contempla implementar nuevas tecnologías de transporte.Lourdes Salamanca, del observatorio de la Cámara de la Infraestructura en el Valle, señala que el proyecto “es bueno, tiene que hacerse, la ciudad lo necesita, pero hay que mirar el tema de la reubicación de la población que ha invadido esos predios y el manejo que se le va a dar al paso por la galería Santa Elena”.El urbanista Carlos González calificó este proyecto como el “más relevante de la última década en la movilidad y el urbanismo de la ciudad de Cali”.“El Corredor Verde es una apuesta de ciudad en la cual el céntrico eje de movilidad norte-sur, donde aún yace parte de la infraestructura del otrora Ferrocarril del Pacífico, es entendido como un gran espacio público que debe ser para el disfrute de los ciudadanos”, anotó González.Por eso, además de un “sueño atravesado por un río”, Cali ahora quiere ser un sueño atravesado por un Corredor Verde.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad