Así se reacomodó el mapa político de Cali tras las elecciones

Así se reacomodó el mapa político de Cali tras las elecciones

Noviembre 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley | Editora de Poder
Así se reacomodó el mapa político de Cali tras las elecciones

Liberalismo creció y desplazó al conservatismo como el mayor elector. Cambio Radical y José Luis Pérez consolidan su poder. Grupo de Dilian Francisca Toro, en la U, se afianzó.

Tres semanas después de las elecciones del 25 de octubre y ya con  resultados definitivos en Cali, los mismos muestran que  en  los partidos políticos, aunque hubo damnificados,  afianzaron su poder varias estructuras políticas  y sus jefes, entre ellos algunos de los que respaldaron al alcalde electo Maurice Armitage.   Lea también: Congestión en el 'pabellón de quemados' de Concejo y Asamblea

 Esas cifras también reflejaron cómo dos de los   partidos grandes sorprendieron y  se posicionaron dentro del nuevo mapa político local, uno más demostró su fuerza y otro perdió espacio. Mientras  una nueva colectividad, el Centro Democrático,  logró representación y  los pequeños -Alianza Verde, Polo y Mira- se mantuvieron con mucho esfuerzo.

Una de esas sorpresas  corrió por cuenta del  Partido Liberal que, pese  a que  perdió la Alcaldía  de Cali, fue el que más avanzó y  logró la mayor votación —116.052 sufragios frente a 50.737 del 2011— y de 2 concejales  pasó a 5.   

En los rojos, a nivel individual,  la más alta  votación la logró  un joven que incursiona en las lides políticas, Juan Pablo Rojas, hijo del concejal José Uriel Rojas, quien hace trabajo social en el Oriente. 

 La copiosa votación de Juan Pablo Rojas, quien  estuvo apoyado por sectores liberales del excongresista José Arlen Carvajal, la diputada Miriam Juri, amigos de Juan Fernando Reyes y de Nicolás Orejuela, lo tiene hoy en la puja por la Presidencia del Concejo para el 2016.

 Esos guarismos  también posicionan a la presidenta del Concejo,  Clementina Vélez, a quien muchos  liberales  daban como ‘quemada’,     y  no solo retuvo su curul sino que fue la segunda candidata más votada en la lista  y de paso  mejoró  sus registros, al pasar de  6.680 sufragios en el 2011  a 14.376.

Sobre el crecimiento  liberal, la copresidenta del Directorio Municipal, Clementina Vélez, asegura que  el partido sorprendió al constituirse en el mayor elector,  lo que  significa que institucionalmente,  los concejales,  deben ante todo trabajar a favor de  Cali.  

“El Concejo en abril recibe el proyecto del  Plan de Desarrollo del alcalde. Allí el partido debe tener un gran aporte con sus banderas sociales, pues  Armitage tiene un compromiso social con Cali”, dice.

La dirigente señala que en lo que tiene que ver con participación en el Gobierno local,  dado que  líderes liberales apoyaron a Armitage, el tema debe definirlo el alcalde electo, “pues no se sabe si su política será tener en cuenta a los partidos o a cada concejal”.

Por eso, añadió que como copresidenta del Directorio le pidió una cita a Armitage para una reunión sincera  con los  concejales liberales y llegar a puntos comunes sobre la ciudad y el partido.  

“En mi calidad de copresidenta del directorio haré todo lo posible para que el partido en el Concejo no esté dividido en 2, 3 o 4 sino que deben ser los 5, pues no debe haber nadie de primera, segunda o tercera categoría”, asevera.

El mapa  también deja  claro que el grupo político de la  gobernadora electa Dilian Francisca Toro sigue siendo el mayor elector en el Partido de la U en Cali, al conseguir pasar de 2  a 3 curules  en  el Concejo y  una de sus candidatas, Tania Fernández,  fue la  primera votación  en la lista  con 17.172 sufragios, lo que la posiciona   como la concejal más votada.

La U  logró mejorar sus cifras  al sacar 114.565 votos frente a  87.301  que tuvo  en los comicios del 2011, lo que le permitió alcanzar 5 curules en el Concejo -las 3 de Dilian, 1 del grupo del concejal José Fernando Gil,  y 1 del senador Roy Barreras.    La  U tenía 4 concejales.

 La otra sorpresa electoral   la  dio el Partido Cambio Radical, que se ubicó como la tercera votación local -97.039 sufragios-, que le dio  4 concejales.

 Esos resultados consolidan  al representante  José Luis Pérez como el mayor elector, al obtener 2 concejales, que sumados alcanzan más de 28.000 votos.  Pero este se apuntó una victoria más al ayudar a elegir  al tercer  alcalde de Cali en serie. Primero fue Jorge Iván Ospina, luego Rodrigo Guerrero y ahora Maurice Armitage.

  Los resultados de Pérez, según observadores, lo encaminan a ser el jefe de Cambio Radical en Cali y lo dejan a las puertas de aspirar en  la  próxima  elección legislativa al Senado. Además de ratificar su poder en la Administración local, que podría seguir intacto en el gobierno de Armitage.

Aunque  Pérez sostiene que él no se considera jefe de la colectividad, afirma que  en los últimos años pocos líderes, después de Dilian F. Toro, han escrito  en Cali la historia de tener dos concejales.

Insiste  que su éxito es   por ser acertado y visionario político. “Nuestro propósito ha sido trabajar en las elecciones y crecer con el concurso de la gente y hemos acertado con los últimos tres alcaldes”. 

 Sobre su poder en el actual Gobierno y el  que se avecina, se limita a decir que “el que gane siempre va a tener cercanía al Gobierno”,  pero aclara que no le ha pedido ningún puesto  a Armitage.

 

La puja liberal Al Partido Liberal le corresponde en  el 2016 la Presidencia en el Concejo, según se ha dicho hasta ahora en  las reuniones  que se han hecho para armar la coalición mayoritaria.   Pero el problema es que mientras el  liberal  Carlos Pinilla y otros concejales  asegura que el médico será el presidente del Concejo, Juan Pablo Rojas, el concejal  electo más votado en el partido también la quiere -quesería lo lógico, según miembros de esa colectividad,  pero las  mayorías momentáneas le ofrecen la Comisión de Presupuesto, sobre lo que el joven no ha tomado ninguna decisión.   “Yo quiero ser presidente, sí se da,  bien, pero no me voy a poner a pelear con nadie. Aún es muy temprano para decisiones.   Creo que eso se debe manejar dentro del partido. Esto se comienza a definir  cuando el alcalde electo también defina su gabinete”, explico, tras añadir que aquí se requiere el respaldo del alcalde  para tener ventaja porque si no otros  que conocen las cosas se llevan la Presidencia.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad