Así se capacitan los jóvenes sordos de Cali para hacer empresa

Junio 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Melissa Hinestrosa Lozano Estudiante de la Universidad Autónoma | Especial para El País
Así se capacitan los jóvenes sordos de Cali para hacer empresa

Desde 2012, en el proyecto ‘Tejiendo sueños’ han participado alrededor de 60 estudiantes de terapia ocupacional de la Universidad del Valle y cerca de 20 jóvenes sordos de Cali, quienes se han capacitado para emprender diferentes ideas de negocio.

A través del proyecto ‘Tejiendo sueños’, de la profesora de Univalle Ana Milena Galarza, los jóvenes sordos de Cali se capacitan para hacer empresa. Ejemplo de inclusión.

Todo comenzó en 2012, cuando a la profesora Ana Milena Galarza se le ocurrió una idea: que los jóvenes sordos de Cali tuvieran la oportunidad de capacitarse para, o bien hacer empresa, o bien ser incluidos en el mercado laboral. Y sí, a veces pasa: la idea se hizo realidad.  El proyecto de la profe Galarza se llama ‘Tejiendo sueños’ y decenas de jovencitos sordos  ya están tejiendo los suyos.  La iniciativa cuenta con el apoyo de la Universidad del Valle (Ana Milena trabaja allí)  y  de la Asociación de Sordos del Valle, ‘Asorval’, que también  busca que las personas con discapacidad auditiva sean incluidas en el mundo laboral por medio del emprendimiento.  Todo funciona así: Ana Milena,  con sus estudiantes de terapia ocupacional de la Universidad, realiza primero una especie de evaluación de los jóvenes sordos con el objetivo de descubrir sus habilidades e intereses. También trabaja con sus familias para que, una vez los muchachos decidan qué quieren hacer, los apoyen.  Entonces, por ejemplo, algunos inician  un  negocio de manillas, o de elaboración de trenzas, o también una venta de comestibles. De paso, comprueban que pese a su discapacidad  es posible ser parte del mundo, ser parte de la sociedad,  no hay razón alguna para aislarse. Brandon, 20 años,  precisamente, es uno de los integrantes  más antiguos de 'Tejiendo sueños'. Con su compañera Angie han iniciado una venta de obleas. Ambos sueñan con tener una empresa, ser independientes, porque entre otras cosas piensan también en que papá y mamá, algún día, no van a estar.  Jorge Luis,  18 años, por su parte, se dedica al diseño y la producción de manillas. Las vende a $3000 y su meta es convertirse en empresario. Ya son varios los clientes a los que podría llamar “fieles”.   Y es que,   de a poco, los productos de los integrantes de ‘Tejiendo sueños’ se están dando a conocer en la ciudad.  En la sede de Univalle del barrio San Fernando,  los muchachos realizaron un ‘show delirante’, por ejemplo.  Al tiempo que se presentaba el grupo infantil ‘Salserines Latin Show’, (subcampeones mundiales de salsa en dos ocasiones), los jóvenes  de ‘Tejiendo sueños’ exhibían las manillas, vendían  las obleas y hubo quienes en cambio se dedicaron a coordinar la logística de la actividad.  En la sede Meléndez de la Universidad, además, participaron en una coreografía de baile dirigida por uno de los integrantes de la comunidad sorda de Cali, quien cuenta incluso con su propia academia de baile. Actualmente, por cierto,  ‘Tejiendo sueños’ está integrado por diez jóvenes sordos, todos con diferentes proyectos de emprendimiento ya en marcha.   La docente Yolanda Murillo, quien también apoya la iniciativa, habla de ello con entusiasmo. El proyecto, más allá de las oportunidades que le está abriendo a las personas en condición de discapacidad, dice, también está tumbando las barreras entre los sordos  y quienes no lo son. Al  relacionarse unos y otros con la excusa de comprar o vender, se comprueba  que finalmente no somos tan distintos.   Sin embargo ‘Tejiendo sueños’ enfrenta un obstáculo: su financiación. De hecho se busca un patrocinador que respalde el proyecto para seguir tumbando barreras, para que los sueños  de los jóvenes sordos   se cumplan. A veces pasa.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad