Así mitigará Cali los efectos del cambio climático

Diciembre 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así mitigará Cali los efectos del cambio climático

Investigadores y autoridades ambientales formularon plan para evitar aumento de temperatura.

Recuperar los suelos degradados en los cerros, promover el uso de bicicletas, cambiar el alumbrado actual por uno más eficiente y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, son algunas de las apuestas que deberá concretar Cali en los próximos veinticuatro años para hacerle frente al cambio climático y minimizar sus efectos en los ecosistemas y la temperatura de la ciudad.   Lea también: Santos reiteró llamado a cambiar estrategia en la guerra contra las drogas. Así quedó consignado en el ‘Plan integral de adaptación y mitigación al cambio climático’ que construyeron para la capital del Valle del Cauca la CVC, el Dagma y el Centro Internacional de Agricultura Tropical, Ciat. Dicho documento contempla los lineamientos para evitar que la ciudad eleve su temperatura promedio en 1 grado centígrado, al 2040. Actualmente, la temperatura promedio de Cali es de 24 grados centígrados. Según las proyecciones climatológicas, entre 2020 y 2040 la ciudad registrará un aumento de temperatura que sería sectorizado. En el Oriente, donde el número de árboles y zonas verdes es más reducido, el incremento sería entre 0,8 y 1 grado centígrado; en el centro, la sensación de calor oscilaría entre 0,5 y 0,8 grados centígrados; y en el Oeste, la variación oscilaría entre 0,0 y 0,5 grados centígrados. “De cara al cambio climático, los aspectos que se deben reforzar son la gestión del riesgo, la preservación del recurso hídrico, la biodiversidad y servicios ecosistémicos. Estos sectores son claves en la adaptación al cambio climático en un futuro, porque lo que los ecosistemas nos pueden ayudar a acondicionarnos al clima y el agua se consolidará como un eje central de desarrollo humano y económico”, advirtió el investigador del Ciat, Julián Zambrano.  De acuerdo con el investigador del Ciat, entre las medidas que deben ser priorizadas por el Municipio para adaptarse al cambio climático, están la chatarrización de vehículos de carga y de pasajeros que tienen más de 20 años de operación; mejorar el nivel de información climática; promover la conservación de la biodiversidad en paisajes urbanos y rurales; y aumentar la sensibilización de la ciudadanía frente a los efectos del cambio climático. Dichas premisas, que según el plan integral de adaptación y mitigación al cambio climático, son prioritarias y deben implementarse a más tardar en cuatro años. Otras medidas que tienen prioridad media, como la generación de energías renovables y la reutilización de aguas lluvia en viviendas e industria, o la reubicación de asentamientos amenazados por movimientos en masa o inundaciones, se contemplan implementar en un rango de tiempo de cuatro a diez años. De otra parte, para el diagnóstico de la capacidad de respuesta de los centros de asistencia ante la demanda de servicios tras una emergencia, se estima un plazo de implementación de diez años. “Cada medida, de acuerdo a su complejidad y al proyecto, tiene un plazo de implementación diferente. La idea es desarrollar estos objetivos y evitar el aumento de la temperatura en la ciudad”, dijo Zambrano. Al respecto, Gisela Arizabaleta, del Área de Calidad del Aire del Dagma, indicó que a estos propósitos se suma el de reducir en un 20 % las emisiones generadas por el parque automotor de la ciudad, que es la principal fuente de gases de efecto invernadero y contaminantes criterio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad