Así funcionaba clínica clandestina cerrada en el sur de Cali

Noviembre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Dentro de los procedimientos ofertados estaban liposucción, realce de glúteos, rinoplastia, botox, papada y rejuvenecimiento facial. Investigan quién es el dueño del negocio y por qué operaban en una peluquería.

[[nid:486308;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/11/dasdsdsd-734.jpg;full;{Unidades de la Sijín y funcionarios de la Secretaría de Salud de Cali, Dian e Invima encontraron en este lugar recipientes con almacenamientos irregulares de fluidos corporales, y medicamentos no autorizados para venta libre. Entre dos y tres millones costaba una liposucción en este lugar del barrio Ciudad Jardín, ubicado en la Calle 13A con Carrera 100, en el sur de Cali.Fotografías: Cristhian Zúñiga y José Luis Guzmán | El País}]]Una serie de irregularidades encontraron las autoridades durante una inspección a una clínica clandestina que tenía como fachada una peluquería en el sur de Cali. 

Durante la visita se encontraron 17 dispositivos médicos, bloques de grasa congelada, fluidos corporales y varias bolsas con residuos de sangre, almacenados de manera inadecuada. 

Explican las autoridades que las operaciones de estética se llevaban a cabo en el segundo piso de un local comercial autorizado para ser una peluquería y no una clínica de estética, en el barrio Ciudad Jardín. 

"Los pacientes que llegaban a realizarse los procedimientos lo hacían por recomendación de pacientes que ya habían pasado por el quirófano de esta sala de estética", dice una fuente de la Sijín durante la visita al lugar. 

Entre dos y tres millones de pesos costaba practicarse una liposucción en la clínica clandestina que fue cerrada por la Sijín y la Secretaría de Salud Pública de Cali este jueves, casi la mitad de los valores que se manejan en diferentes centros de estética de la ciudad. 

Los otros procedimientos ofertados en un volante conocido por Elpaís.com.co eran mamoplastia, realce de glúteos, rinoplastia, botox, papada, rejuvenecimiento facial y de párpados y lipectomía.

Al lugar se accedía por un portón ubicado al lado de la peluquería, donde estaba la recepción, una sala de espera y una escalera para acceder al segundo piso donde se realizaban los procedimientos. 

[[nid:486282;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/11/sala-cirugia-interna.jpg;left;{Esta era, al parecer, la sala de cirugía donde se operaban a las pacientes. Cortesía Policía Nacional}]]

Ya en el sitio, dice la fuente, se encontró un espacio dividido en varias secciones que incluye dos cuartos de recuperación; un quirófano; sala de limpieza, desinfección y esterilización; y dos cuartos de masajes posquirúrgicos. 

"Llama la atención los dos cuartos de recuperación, cada uno era amplio y tenían una cama al servicio, presuntamente, para pacientes que venían de otras ciudades y debían hacer la recuperación allí", afirma la autoridad. 

Explican que durante la inspección al inmueble, realizada este jueves a las 9:30 a.m., encontraron un sin número de medicamentos que son de uso exclusivo para profesionales de medicina por su condición de analgésicos y reanimatorios. 

En la lista de lo hallado figuran: Adrenalina, Dipirona, Lidocaína, Midazolam, Epinefrina, Clindamicina y Atropina. También se encontraron aparatos para signos vitales, vacunterapia, limpieza facial, reanimación, electrobisturi y gimnasia pasiva. 

Igualmente, fue encontrada contabilidad del negocio pero no historias clínicas de los pacientes, certificaciones médicas para funcionar ni diplomas. 

En el primer piso, al fondo de la sala de la peluquería, se encontró una piscina, la cual se cree que era utilizada para sesiones de terapia de los pacientes.

"Cuando llegamos no encontramos a ninguna persona practicando los procedimientos quirúrgicos al igual que no hubo evidencia de pacientes en el lugar, estaba vacío", dice la Sijín. 

Este viernes se trasladaron al lugar funcionarios de la Dian para levantar un acta de registro de los equipos médicos que se encontraron y determinar si estos ingresaron al país de manera legal o no. 

De igual manera, el Invima acompaña las labores de registro con la verificación de los medicamentos encontrados con el fin de saber cuáles estaban siendo usados sin autorización. 

"Esperamos que el dueño del inmueble aparezca para que le explique a las autoridades por qué una clínica de estética estaba operando en el inmueble con registro ante Cámara de Comercio como peluquería", afirma la fuente. 

Las autoridades hablaron con la administradora de la peluquería, quien dice no saber de quién es el negocio de estética que opera en el segundo piso de la vivienda de fachada café. 

Queda por establecer, según dijo la fuente, quién es el dueño del negocio de estética y conocer si las personas que practicaban las cirugías tenían o no certificación profesional para las actividades de estética. 

Con esta clínica clandestina ya son dos las cerradas este año en Cali, la primera fue en el barrio Ciudad 2000, en operativos adelantados por la Secretaría de Salud del Valle. En el 2014 no hubo cierres. 

La Sijín tiene en curso tres investigaciones por denuncias recibidas de la comunidad sobre las llamadas clínicas de 'garaje'. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad