Así fue la odisea de ocho mineros que estuvieron atrapados bajo tierra

Así fue la odisea de ocho mineros que estuvieron atrapados bajo tierra

Mayo 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción

Un derrumbe de tierra los dejó atrapados durante ocho horas en la mina de Loma Gorda. No hubo víctimas fatales. Según el alcalde Jorge Iván Ospina, esa mina de carbón opera de forma legal desde hace 40 años.

Ocho horas de intensos trabajos para remover un derrumbe de nueve metros de longitud, fueron necesarios para rescatar los ochos mineros que quedaron atrapados ayer en un socavón de la mina de carbón Loma Gorda, en la vereda Los Limones, corregimiento La Castilla, zona rural del oriente de Cali.Hacia las 8:30 a.m. de ayer un alud de tierra taponó la mina de carbón. Dentro de ella algunos mineros que estaban en lo más profundo del socavón seguían punteando el cerro desconociendo que estaban atrapados. “Al principio no nos dimos cuenta porque estábamos a 250 metros de distancia del derrumbe, los compañeros que se encontraban cerca fueron los que nos contaron, inmediatamente dejamos de trabajar para ahorrar el oxígeno”, narró Julio César Sánchez, uno de los rescatados.Sólo les quedaba esperar ayuda. Desconocían qué tan grande era el derrumbe y no tenían ventilación ni comida. En esa situación algunos optaron por buscar salidas alternas. Pero este socavón sólo tiene un camino de entrada y de salida.“Les dije a mis compañeros: mientras más nos asaremos peor, hay que estar tranquilos para conservar oxígeno. Sólo tenemos el aire de los pulmones”, comentó Jairo Ocoró Campo, de 54 años, el más veterano de los mineros. Afuera de la mina, cerca de 120 rescatistas, ocho ambulancias, un campamento de la Cruz Roja con ocho camas, familiares y hasta el propio Alcalde se encontraban buscando la manera de sacarlos. El reloj marcaba las 10:30 a.m. “De un momento a otro escuchamos la planta que suministra el aire y rompimos el tubo para pegarnos de él. A esa hora nos dimos cuenta que nos estaban buscando por que se escuchaba golpear”, agregó. Al otro lado del alud, los rescatistas, con una barra de metal, perforaron el derrumbe. Por el foramen fue introducido un tubo de al menos 10 metros que fue el canal de comunicación a través del cual los mineros dieron a conocer que estaban vivos y uno a uno gritaron sus nombres. “Ya con el oxígeno, nosotros también trabajábamos de nuestro lado. Los que estábamos tranquilos controlábamos a los otros. Sobre las 2:00 de la tarde vimos una luz y nos dimos cuenta que pronto saldríamos”. Afuera, a las 2:25 p.m., todos esperaban en silencio la salida de los mineros. Ya se había escurrido a través del túnel que venían en camino. No hubo aplausos, ni jubilo. Sólo el abrazo desesperado de los familiares ansiosos rompió el frío silencio del rescate.Los trabajos para extraer con vida a estos hombres se realizaron en dos grupos de siete personas y uno de cinco, que se relevaron cada tres horas.Según el alcalde Jorge Iván Ospina, esa mina de carbón opera de forma legal desde hace 40 años, cuenta con título minero y también es vigilada por Ingeominas y la CVC. “La mina seguirá operando según lo determinen las autoridades pertinentes. Sin embargo, Ingeominas realizará una investigación para determinar si el socavón cumple con todas las normas de seguridad y determinar qué fue los que pasó y por qué el derrumbe”, dijo Eliana Salamanca, secretaria de Gobierno de la capital del Valle del Cauca.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad